VENTAJAS Y DESVENTAJAS

Vuelve la especulación con divisas regionales y el dólar

Hay condiciones para el carry trade aunque es más riesgoso, dicen analistas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El real se valorizó 25% frente al dólar este año. Foto: Reuters

La baja del dólar a nivel regional abre una oportunidad de ganar dinero mediante la especulación pura con monedas: el carry trade. En Uruguay, eso puede reforzar la apreciación del peso.

El carry trade consiste en aprovechar las diferencias en las tasas de interés de una moneda y otra. Es decir, el inversor pide un crédito en una moneda con tasa de interés baja (el dólar por ejemplo) y lo invierte en otra con una tasa de interés alta (el real brasileño por ejemplo). Al término del plazo de la operación, el inversor recibirá el dinero que colocó más la tasa de interés, pasará por el mercado de cambios para convertirlo a la divisa en que contrató el crédito y pagará ese préstamo y la tasa. La diferencia entre el interés recibido (mayor) y el pagado (menor) es la ganancia que le queda.

Parece no muy complicado, pero hay un factor adicional que hace que esta operativa sea muy riesgosa: la variación de precio de las monedas. En el ejemplo utilizado, si el dólar se fortalece frente al real durante el tiempo de la inversión, al final de la misma puede que el inversor termine perdiendo. Aunque, si pasa al revés (el dólar en Brasil baja durante el período) ganará más.

En Uruguay, el dólar cerró agosto con el sexto mes consecutivo de caída y en el acumulado del año bajó 3,67%.

La gerente senior de Asesoramiento Económico Financiero de Deloitte, Florencia Carriquiry, dijo a El País que "el cambio en el contexto internacional (marcado por una modificación notoria en las expectativas de tasas en el mundo desarrollado) ha alentando el retorno de capitales a las economías emergentes y, en algunos casos, con tasas de interés en moneda doméstica relativamente altas (como es el caso también de Uruguay, incluso pese a cierto descenso reciente) es claro que hemos vuelto a ver condiciones propicias para el carry trade, reforzando las presiones de apreciación de nuestra moneda (frente al dólar)".

La tasa de interés en Estados Unidos está en 0,25%-0,5% y en Uruguay la call interbancaria (que sirve de referencia para otras) operó el viernes en 7,5%.

En tanto, el gerente senior del Departamento de Economía de CPA Ferrere, Alfonso Capurro, dijo a El País que "a corto plazo puede haber jugadores con apetito por riesgo dispuestos a hacer carry trade. Para un local puede tener sentido (dependiendo del destino de los fondos), pero para un no residente. Hay riesgos que hacen que el negocio de carry trade sea muy distinto al del 2012-13", cuando las condiciones eran más propicias que ahora.

Esos riesgos, según Capurro, pasan porque "los mercados financieros están calmos, pero algún evento externo podría disparar una corrección del dólar a nivel internacional. Por ejemplo, una decisión de la Fed de subir las tasas, una agudización de la crisis bancaria en Italia, algún problema en un mercado emergente muy fragilizado (por ejemplo un retroceso en Brasil)". A eso se suma que "los fundamentos macro de Uruguay (y de los emergentes en general) no son tan sólidos como antes: menos crecimiento, mayor desbalance fiscal y precios de exportación más bajos", agregó.

Por eso, "si bien las condiciones recientes pueden llegar a favorecer operaciones de carry trade", como "Uruguay está caro en dólares" (en comparación con otros mercados) y "tiene que abaratarse, es decir, el tipo de cambio real tiene que depreciarse, implica que hacer operaciones de carry trade para especular a corto plazo encierra riesgos", afirmó Capurro.

De todas maneras, "algún agente puede pensar que las condiciones globales se van a mantener por unos meses y que la depreciación del tipo de cambio real se va a ver postergada. En ese caso tiene sentido asumir el riesgo", agregó.

¿Hay en Uruguay en este momento operaciones de este tipo? El gerente de Mercados Globales de HSBC Uruguay, Enrique Goyetche, dijo a El País que en esa institución no se están viendo operaciones de carry trade.

"Pero eso no quiere decir que no las haya. Lo que hemos visto últimamente es algo de salida de inversores extranjeros (fundamentalmente de títulos globales), pero puede que haya otra institución que tenga clientes que lo estén haciendo", añadió.

Para Goyetche, "el mercado está como que tiene impulsos, son negocios puntuales, no hay un flujo continuo. Pero es la característica del mercado uruguayo que es chico". A pesar de que puedan subir las tasas de la Fed, "no veo que el dólar vaya a tener una subida muy importante", añadió.

Es que las monedas latinoamericanas probablemente seguirán un curso relativamente firme a medida que los inversores buscan aprovechar sus tasas de interés altas, contrarrestando el impacto de un potencial ajuste monetario en Estados Unidos, mostró un sondeo de Reuters.

Por ejemplo, la mediana de las estimaciones a un año para el real brasileño entre 19 estrategas cambiarios, apuntó a 3,45 por dólar, 1,4% más fuerte que en el panorama de agosto. El Banco Central de Brasil mantuvo el pasado miércoles su tasa de interés sin cambios por novena ocasión seguida en 14,25%. "Hoy es muy caro apostar contra el real y va a seguir siendo caro en 2017. El carry del real es extremadamente atractivo para cualquier inversor extranjero", dijo Gabriel Gersztein de BNP Paribas a Reuters. Más de la mitad de los encuestados por Reuters dijeron que veían los riesgos inclinados hacia un fortalecimiento del real, incluso a pesar de que los inversores en fondos redujeron sus posiciones largas al mínimo en siete meses.

En Colombia, Chile y Perú

Una larga serie de alzas de tasas de interés por parte del banco central de Colombia este año (actualmente está en 7,75%) también hizo al peso colombiano más rentable para los inversores internacionales.

La moneda, que además se ha beneficiado de una recuperación de los precios del crudo, acumula un alza de 6,7% en lo que va de 2016. Sin embargo, "el tema de la Fed volvió a poner nerviosa a la gente, ya vemos a los extranjeros mucho menos activos en el mercado en el segundo semestre, porque de alguna manera se debería consolidar en lo que resta del año la expectativa de un aumento de la tasa de la Reserva Federal", dijo Camilo Pérez, de Banco de Bogotá. A su vez, el peso chileno y el sol peruano también tuvieron mejoras en sus panoramas a un año. [REUTERS]

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)