Terminó un año de récords para ese mercado bursátil

Wall Street encara el 2015 con miedos y varias esperanzas

Wall Street se enfrenta a 2015 con varios miedos y varias esperanzas, tras cerrar otro año de récords y tendencia ascendente ensombrecido por una última sesión de notables pérdidas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Un operador en Wall Street. Foto: EFE

Entre los objetivos a corto plazo, el Dow Jones tiene, por supuesto, recuperar la barrera de los 18.000 puntos. No parece difícil. Lo consiguió a primera hora de la última sesión, pero luego la situación dio la vuelta y acabó perdiendo 160 puntos.

¿Conseguirá en 2015 los 19.000 puntos o incluso los 20.000 puntos? Este año superó dos barreras psicológicas: la de los 17.000 y los 18.000.

En 2015 también se intentará que el invierno, que todavía no ha pegado fuerte en Estados Unidos, no sea tan económicamente catastrófico como en 2014, cuando tras "el año de los récords", se tardaron meses en romper el hielo, nunca mejor dicho, de las plusmarcas.

En tanto, el selectivo S&P 500, con los 2.000 puntos conquistados en 2014 tendrá menos cifras redondas a mano, todo lo contrario que el Nasdaq.

Tras 15 años en el ostracismo, viendo cómo los otros dos índices ampliaban sus máximos históricos, el S&P 500 aspira a acercarse a aquel hito del "boom de las.com" que le llevó por encima de los 5.000 puntos en el año 2000, antes de que reventara la burbuja de los negocios online. En el 2014 este índice llegó a estar a menos de 10 puntos de la barrera, pero no consiguió traspasarla, aunque fue el índice que más creció en 2014.

Por otra parte, en los próximos meses, los operadores de bolsa tendrán que templar los nervios ante las nuevas medidas de la Reserva Federal de Estados Unidos.

Después de haber tenido reacciones casi esquizofrénicas ante el recorte del estímulo monetario mensual, el último resquicio de proteccionismo afecta a los tipos de interés, congelados desde 2008 y que, ya se sabe, volverán a por sus fueros en 2015, más pronto que tarde.

Y, desde luego, el petróleo intentará recuperar sus precios tras la crisis de exceso de oferta que los ha reducido a la mitad en solo cinco meses. El petróleo de Texas (WTI), llegó a marcar más de US$ 106 el barril en junio y despidió el año a poco más de US$ 53. El mango de la sartén, no obstante, lo tiene la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que de momento se ha resistido a tomar medida al respecto.

Y no se puede pedir que el contexto internacional se pliegue a las leyes del mercado, pero Wall Street también pide para 2015 un año menos convulso que 2014, donde se arrastró el conflicto entre Ucrania y Rusia iniciado en 2013.

Además, el mundo se conmocionó con el terrorismo del Estado Islámico (EI) y la herida entre Palestina e Israel siguió supurando.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)