SEBASTIÁN GALIANI

"Si Macri es reelecto, hay que llevar el déficit a 0%"

Este Licenciado en Economía por la Universidad de Buenos Aires y Doctor en Economía por la Universidad de Oxford se sumó a las filas del gobierno de Mauricio Macri el pasado enero. Ocupa la Secretaría de Política Económica del

Sebastián Galiani. Foto: El País
Sebastián Galiani. Foto: El País

—¿Costó mucho trabajo llegar al anuncio de la reforma tributaria la semana pasada?

—Sí, desde que llegamos al ministerio, a principios de enero. Estuvimos trabajando en todo un plan fiscal que implica la ley de responsabilidad fiscal, que es un acuerdo al que llegamos con las provincias para mantener el gasto público en términos constantes, lo cual es lo que además nos permite con el crecimiento de la economía, que da más recursos, seguir bajando el déficit y también bajar impuestos. Y en ese contexto nos parece que no solo es importante bajar impuestos sino tener mejores impuestos. Muchas veces lo que es distorsivo es el tipo de impuestos que tenés, y ahí nos focalizamos en una reforma que tiene cuatro grandes lineamientos. Uno es fomentar la inversión y el empleo privado. Para eso mejoramos los incentivos a invertir y bajamos el costo impositivo laboral de contratar trabajadores. Después avanzamos en componentes de equidad en el sistema, donde había ingresos que no eran gravados, mientras que los ingresos al trabajo sí lo eran. Y por último normalizamos bastante toda la imposición de impuestos internos, que no tenían mucha lógica. Eso en términos de los impuestos nacionales.

—¿Han proyectado cómo impactaría en la inversión?

—Lo que hicimos fue trabajar con una universidad, la Universidad Argentina de la Empresa, en un modelo de equilibrio general recursivo que tienen. En ese modelo simulamos nuestra reforma por cinco años, y nos dice que la economía va a crecer 0,5% más por año que lo que crecería sin la reforma.

—¿Y qué pasará con la recaudación impositiva?

—Así como la reforma baja en 1,5% la presión tributaria, si funciona como esperamos y baja la evasión y además se da este crecimiento que predice el modelo, nos devuelve 1,2% de ese 1,5%. Con lo cual si bien no se financia en un 100%, se financia en una buena proporción.

—En el anuncio se hizo hincapié en dos objetivos: bajar el déficit y la presión impositiva. ¿Cuán importante es para que el crecimiento de los últimos trimestres sea sostenible?

—Es fundamental. Reducir el déficit es una condición sine qua non para mantener la estabilidad y poder crecer. Dijimos que este año vamos a tener 4,2%, el año que viene 3,2%, el otro año 2,2%, y después, si el presidente Macri es reelecto, tenemos que seguir bajando el déficit y llevarlo a 0%. Eso nos garantiza que no vamos a perder la solvencia como país, y que el Banco Central pueda continuar con su programa de baja de inflación y que eso va a ser sostenible, porque vamos a ir eliminando ese déficit fiscal. Y además que la tasa de interés va a seguir bajando y eso va a fomentar la inversión.

—¿Local y extranjera?

—Sí, también esperamos que la inversión extranjera directa, que en Argentina todavía tiene niveles bajos, crezca fuerte, por los avances hacia la consolidación fiscal, pero también por las reformas impositivas que hicimos, que apuntan a atraer inversión.

—¿Cuáles son las expectativas que tienen una vez el proyecto llegue al Congreso?

—Que va a tener el apoyo que han expresado distintos actores sociales, y que tenga un tratamiento bastante rápido.

—¿Hay aspectos que no serían negociables?

—Creemos que cada componente implica una mejora. Hay una mejora que es el componente empleo e inversión. Es crucial fomentar el empleo y la inversión en Argentina, porque si no crecemos y no aumentamos el empleo no vamos a reducir la pobreza y además no podemos resolver los otros problemas que tenemos. El componente de introducirle más equidad al sistema también nos parece importante, creo que hace a la legitimidad de un sistema tributario, hace al financiamiento, y no veo que haya sectores que se opongan a tener un sistema tributario más equitativo. Y la cuestión sobre el ordenamiento interno nos parece que hace a un sistema tributario mucho mejor, que tiene su lógica, que trae beneficios sobre la población, y tenemos expectativa también que sea aprobado.

—Por el lado laboral, ¿se puede esperar una reforma a la brasilera?

—No. Primero porque las realidades de donde parten los países son distintas, por lo cual tampoco tiene sentido para Uruguay pensar que podría tener una reforma a la brasilera, dado que no tiene la misma legislación para empezar. La reforma laboral tiene dos componentes que el gobierno del presidente Macri viene implementando desde el comienzo: bajar el nivel de juicios laborales que hay en el sistema, y los acuerdos de productividad a nivel de sector. Y un tercer componente importante es el tributario.

—¿Debería ayudar a bajar el 40% de informalismo que tiene Argentina?

—Sí, junto con otro componente del paquete laboral que es un blanqueo hacia atrás de las situaciones de informali-dad que necesitan ser regularizadas.

— ¿Y el casi 30% de pobreza?

—La reforma apunta a bajar la pobreza, porque al estimular el empleo y la inversión está estimulando el crecimiento, lo cual redunda en mayores salarios, más empleos, menor pobreza. Y como además la baja del costo laboral está sesgada hacia los trabajadores menos calificados, va a mejorar la distribución de los salarios, que también va a tener su contribución en la pobreza.

—¿Cómo ve las negociaciones Mercosur Unión Europea?

—Hay un cronograma que continúa con dos reuniones más importantes este año. Esperamos que haya avances. No me animo a decir una fecha, pero para nosotros es muy importante avanzar en una integración desde el Mercosur al mundo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)