Habrá desinversiones y despidos; reducirá negocios en América

Abengoa analiza reducir su tamaño para enfrentar crisis

La empresa española Abengoa, especializada en energías renovables, trabaja en un plan de viabilidad destinado a impedir su quiebra, buscando generar una nueva compañía más pequeña y menos endeudada.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La "nueva Abengoa" reduciría en un 60% su facturación. Foto: AFP

El consejo de administración de la firma se reunió ayer a la tarde para examinar este plan elaborado por la dirección, según una fuente cercana al tema. Si es aprobado, será enviado a los bancos, fondos de inversión y proveedores de Abengoa.

Antiguo buque insignia de la economía verde en España, Abengoa lucha contra reloj por evitar la quiebra, que sería una de la mayores de la historia del país.

La empresa, que arrastra una pesada deuda de cerca de 9.000 millones de euros, se declaró en preconcurso de acreedores el 25 de noviembre, lo que le dio un plazo hasta el 28 de marzo para lograr un acuerdo con sus financiadores.

Sus principales bancos y el público Instituto de Crédito Oficial (ICO) le dieron unas semanas más de respiro hace un mes, al aportar 106 millones de euros para pagar los salarios de diciembre. Pero exigen que el grupo reduzca su deuda y su tamaño.

Según la prensa española, la "nueva Abengoa" reduciría en un 60% su facturación, que en 2014 fue de 7.000 millones de euros, y a la mitad su resultado bruto de explotación (1.400 millones de euros en 2014).

Para ello, el grupo considera la posibilidad de realizar desinversiones por 1.500 millones de euros, pero conservando su ingeniería y su conocimiento, afirmó el rotativo Expansión.

Se trataría de inmuebles, parques de paneles solares, desaladoras o de sus actividades en biocarburantes. A su vez, la reducción de tamaño supondrá despidos. Abengoa empleaba 28.700 personas a finales de septiembre.

Los países más afectados serían Brasil, Costa Rica y Turquía, según la prensa. Abengoa realiza un 87% de su volumen de negocios fuera de España y está muy presente en el continente americano.

Hace algunas semanas, se conoció que la firma española analizaba vender un parque eólico en Uruguay, en una operación de desinversión global por la crisis financiera. Actualmente, Abengoa es propietaria del parque eólico Cuchilla del Peralta I a través de Palmatir S.A. en Tacuarembó y del proyecto Talas del Maciel II a través de Cadonal S.A. en Flores.

La subsidiaria uruguaya de la empresa, la constructora Teyma, garantizó en diciembre la continuidad de todas sus obras en una reunión con jerarcas del gobierno.

En Brasil, donde Abengoa construye líneas de transmisión eléctrica, ha suspendido varios proyectos. En cambio, no se tocará la filial estadounidense Abengoa Yield, recientemente rebautizada Atlantica, que abrió una central solar gigante en Arizona.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)