Es la clave según economista de Deloitte, Tamara Schandy

"Abordar desequilibrios para mantener crecimiento"

En un contexto de enlentecimiento de la economía, el gobierno deberá abordar y mejorar desequilibrios macroeconómicos y sentar así las bases del crecimiento futuro, según la consultora Deloitte. Para eso, hay dos hitos claves en el corto plazo: el Presupuesto Nacional y las pautas para los Consejos de Salarios.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Tamara Schandy, economista de Deloitte. Foto: Ariel Colmegna

La economista de Deloitte, Tamara Schandy, señaló ayer durante el seminario "El sector arrocero uruguayo. Desafíos para la competitividad", realizado en la Cámara Mercantil que Uruguay se desacopló de la región en los últimos años con un fuerte crecimiento de su economía, pero no era esperable que mantuviera un ritmo de expansión del entorno del 6% anual. Por eso ahora, la clave será transitar por una desaceleración suave y poder estabilizar el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) entre 3% y 3,5% en el mediano y largo plazo.

"El país tuvo un excelente performance en calidad de crecimiento de empleo, equidad, reducción de la pobreza. Excelente período en términos de incremento de salario real, en los ingresos de los hogares, aumento del gasto público en áreas consideradas prioritarias para el gobierno. Pero, también hubo en este periodo inflación relativamente alta y persistentemente fuera de la meta oficial, deterioro de la competitividad, cierta resignación del equilibrio fiscal, son elementos que se tornan particularmente relevantes", dijo Schandy.

Por eso, para la economista "parece imperativo abordar esos desequilibrios macroeconómicos para asentar bases de crecimientos futuros".

En ese aspecto, señaló dos hechos como hitos claves a lo largo de este año y definitorios en el escenario macroeconómico: el Presupuesto y las pautas de negociación para los Consejos de Salarios.

Además, Schandy previó un rebalanceo de la política económica. "Se va a ver cierta moderación fiscal y salarial y que en definitiva va a ser un rebalanceo no exento de costos, pero que parecen moderados si sientan las bases para retomar tasas de crecimiento más fuertes en años siguientes", añadió.

Explicó que el tipo de cambio va a seguir en aumento (ver aparte) y eso debería generar una paulatina corrección de los costos en dólares, pero con una inflación todavía alta y presiones salariales también relevantes. "Estamos previendo un proceso gradual que no es una perspectiva de mejora inmediata en los niveles de rentabilidad del sector exportador", dijo.

Sostuvo que las primeras señales dadas por el gobierno en materia de moderación fueron acertadas, pero "la velocidad en la que podamos procesar el ajuste de precios relativos va a depender de cómo sea la evolución de la política económica, fiscal, salarial y monetaria".

El dólar a más de $ 30 en 2016.

Schandy señaló que Deloitte entiende que el país se va a abaratar en dólares con un tipo de cambio al alza. Indicó que la proyección es que la moneda estadounidense se ubique "en un número por arriba de los $ 30 para el final del año que viene". Además, dijo que la previsión para Brasil es que quizás haya una devaluación adicional del real.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)