Para privados, no se sabe si su interés es para sumar o para trancar negociación

Acuerdo Mercosur-UE: hay dudas sobre Argentina

El Mercosur y la Unión Europea (UE) se comprometieron a intercambiar las ofertas de productos que ambos bloques podrán intercambiar con desgravación arancelaria. La lista incluye más de 10.000 productos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Nin Novoa y ptrps diplomáticos con la comisaria europea de comercio, Anna Malmström. Foto: AFP

En Uruguay, hay dudas sobre la postura asumida por Argentina, ya que no saben si su participación en las negociaciones es para sumar hacia un acuerdo o por el contrario trabar el diálogo.

El canciller Rodolfo Nin Novoa informó ayer que en los contactos realizados en Bruselas se llegó al compromiso de que en el último trimestre del año, el Mercosur y la UE logren intercambiar ofertas de bienes y procesos de desgravación arancelaria. A su vez, señaló que la lista de intercambio que se negocia comprende más de 10.000 productos.

"Soy optimista en cuanto al resultado final, los cuatro países estamos en la misma sintonía", dijo Nin al portal de Presidencia y añadió que "nadie espera que esto finalizará en 2015".

El canciller indicó que Uruguay es el país que tiene una oferta de productos "mejor preparada". Está integrada de seis canastas con algunos productos que se desgravarán en forma inmediata y otros a los cuatro, ocho, 10, 12 y 15 años.

"Estamos listos para presentarlas, sin perjuicio que tenemos dos o tres meses para armar nuestros equipos técnicos y preparar la presentación de ofertas", sostuvo Nin. "El promedio general del Mercosur es que el 82% de los productos quedarían pasibles de un acuerdo de comercio", agregó. El mayor interés de Uruguay es lograr el ingreso a Europa de carne vacuna, ovina, aviar, cereales y lácteos.

Luego del encuentro que representantes de ambos bloques mantuvieron el jueves, el ministro de Exteriores de Brasil, Mauro Vieira, señaló que "los dos bloques están decididos a seguir la negociación. Habrá negociaciones técnicas para cumplir todos los pasos necesarios. La oferta tendrá lugar en el último trimestre del año".

Para intentar destrabar las bloqueadas negociaciones en el capítulo comercial del acuerdo de asociación que negocian la UE y el Mercosur, la comisaria Europea de Comercio, Anna Cecilia Malmström se reunió con los ministros de Brasil, Argentina, Paraguay, Uruguay y Venezuela, aunque este último país aún no participa de las negociaciones con la UE.

Luego de varios cabildeos quedó definida la participación de Argentina y por tanto la inclusión de sus productos dentro de la oferta del Mercosur. A fines de mayo, Nin Novoa había expresado que el acuerdo con la UE podría firmarse "a distintas velocidades", ante la renuencia del gobierno de Cristina Fernández de participar en la negociación.

Sin embargo, el 1° de este mes, el canciller en Bélgica, Walter Cancela, desestimó la posibilidad de las dos velocidades y afirmó que el convenio comercial sería entre los cuatro países del Mercosur y la UE.

"El acuerdo es entre los cuatro (socios del Mercosur), no por separado, porque la UE tiene mandato para negociar con el Mercosur no con los gobiernos de Uruguay, Argentina, Brasil o Paraguay", afirmó el embajador. Los dichos molestaron al presidente Tabaré Vázquez y a Nin por entender que no contribuían a las estrategias que el país llevaría a la reunión del jueves. Finalmente, quedó establecida la participación de Argentina en las negociaciones y en la presentación de las ofertas. Pero esa participación genera dudas en los empresarios locales.

Dudas.

El presidente de la Eurocámara de Uruguay y de la Cámara de Comercio e Industria Uruguayo - Alemana, Paul Riezler, señaló a El País que la postura de Argentina en las negociaciones sigue siendo una incógnita.

"Estamos de acuerdo con que Argentina participe si eso acelera los procesos para la firma de un acuerdo. Si la presencia de Argentina lo único que hace es enlentecer las negociaciones, soy partidario de avanzar sin Argentina", afirmó Riezler.

La duda se sostiene en la real voluntad de negociar que tiene Argentina: si es auténtica o por el contrario asumirá una posición de dilatar el proceso de diálogo. Para el intercambio de ofertas se manejan dos lotes de productos, uno por cada bloque. "La propuesta de Brasil, Paraguay y Uruguay estaba bastante cerca de lo que pretendía Europa; el que tenía una objeción enorme y una extensa lista de productos era Argentina", expresó Riezler.

Entonces, la incógnita es si Argentina depuso su postura negativa o participa de la negociación incluyendo una gran lista de productos, que muchos no sean aceptados por la UE y eso vuelva a dilatar las negociaciones. "Ahora, cuando Argentina dijo que quiere participar hay que lograr rápidamente negociar para que la cantidad de productos que estén fuera del acuerdo sea la mínima posible y en el último trimestre presentar una oferta por el lado del Mercosur con la mínima cantidad de excepciones posible", dijo el empresario.

En otros ámbitos también se entiende que ante la proximidad de las elecciones en el país vecino, el gobierno argentino no está en condiciones de avanzar en el acuerdo comercial con el bloque europeo, hecho al que se venía negando en los últimos años. La negociación del Mercosur con la UE ya lleva 20 años y tuvo diferentes etapas de contactos frustrados, fracaso en las negociaciones y diferencias entre los propios países miembros del Mercosur. (CON INFORMACIÓN DE EFE)

Convenio de cooperación.

El miércoles Nin Novoa, junto al comisario europeo para Cooperación Internacional y Desarrollo, Neven Mimica, firmaron en la sede del Consejo Europeo un memorándum de entendimiento en materia de cooperación triangular. Uruguay es el primer país con el cual la Unión Europea (UE) firma un memorándum de estas características. El jerarca resaltó que Uruguay pasó de ser receptor a donante de cooperación. "Este memorándum, de alguna manera, es facilitar la aplicación de actividades de cooperación realizadas en forma conjunta entre Unión Europa y Uruguay para que intervenga otro país, porque Uruguay ha perdido su calidad de país receptor de cooperación y paso a ser un país donante", dijo Nin Novoa al portal de Presidencia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)