UN RECLAMO QUE GANÓ LA AGENDA

AFAP: "Cincuentones" deben poder decidir desafiliación

De habilitarse no será una “opción masiva”, según el presidente de Anafap.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Cincuentones" perjudicados en su jubilación han hecho varias manifestaciones. Foto: archivo El País

Los fondos previsionales no están para que se decida su destino políticamente" sino que deben ser los trabajadores los que resuelvan acerca del dinero que ahorraron. Esa es la premisa fundamental que defiende el presidente de la Asociación Nacional de AFAP (Anafap) —que nuclea a las tres administradoras privadas (Sura, Unión Capital e Integración)— Sebastián Peaguda, ante los crecientes reclamos de una solución para el grupo de "cincuentones" perjudicados en su jubilación.

Siguiendo esa línea, Anafap respalda la búsqueda de una solución para este colectivo de trabajadores que eran menores de 40 años en 1996 y fueron obligados a sumarse al régimen mixto —ahorro individual en las AFAP y sistema solidario en el Banco de Previsión Social (BPS)— por su nivel salarial. Su problema es que al momento del retiro se encuentran con una jubilación inferior a la que percibirían en el régimen anterior (hasta 35% en algunos casos según cálculos del Pit-Cnt).

En diálogo con El País, Peaguda aclaró que "no es toda la población mayor de 50 años el público afectado" y que se "incorporó un desvío informacional" en ese sentido para "generar angustia en cierta parte de la población que no sufrirá ningún efecto" en sus pasividades.

Además, sostuvo el colectivo perjudicado "es afectado por un tema de diseño de la ley" que creó el sistema mixto de seguridad social. "No le reconocen los aportes" por encima de la primera franja anteriores a 1996 y por ello acceden a una menor pasividad, añadió el titular de Anafap.

En busca de una solución días atrás la representación de los trabajadores en el BPS presentó un anteproyecto para permitir que los mayores de 50 años puedan desafiliarse de las AFAP y jubilarse por el régimen de transición —anterior al sistema mixto creado en 1996.

"No puedo decir cuál es el mejor proyecto ni la mejor solución. Pero sí señalar que lo que no debería hacerse es tomar una decisión independientemente del parecer de cada persona, porque lo que acumuló individualmente (con sus aportes en la AFAP) es su patrimonio", manifestó Peaguda.

La propuesta de los trabajadores incluye un período de dos años para que el afiliado pueda asesorarse (un año en el caso de los mayores de 60 años) y luego cuenta con 90 días para decidir si continúa afiliado a la AFAP y se jubila por el régimen mixto, o hace uso de la opción que prevé la ley para desafiliarse con carácter irrevocable y jubilarse por el régimen de transición (que regía antes de 1996). En el caso de la desafiliación, el dinero acumulado por el trabajador en la cuenta de ahorro individual volverá al BPS.

De acuerdo con proyecciones hechas el año pasado por el BPS, la solución propuesta por la representación de los trabajadores tendría un costo anual de US$ 121 millones en un escenario de mínima (con 22.860 desafiliados de las AFAP) y de US$ 186 millones en una estimación máxima (con 41.163 desafiliados).

Peaguda recordó que la desafiliación "no fue una opción masiva" cuando se habilitó para quienes tenían 40 años o más en 1996 y optaron por aportar a una AFAP sin estar obligados —rigió por dos años desde febrero de 2014 y unas 2.700 personas eligieron salirse—, por lo que tampoco esperan una gran fuga de clientes ahora de habilitarse la opción.

Consultado sobre si el escenario de máxima proyectado por el BPS tendría algún efecto sobre los fondos que administran, indicó que está el dinero para responder ante esa eventualidad y transferirlo al BPS porque mayormente forma parte de inversiones de corto plazo.

"Lo que tiene que prevalecer en el imaginario colectivo no es que la plata va al BPS, sino que ese dinero se destinará según entienda conveniente la persona y defender eso es nuestro deber como fiduciario (encargado y administrador de los fondos previsionales)", subrayó.

Por otra parte, Peaguda se refirió al debate originado sobre la conveniencia de las AFAP tras el episodio de los cincuentones: "Se habla como si fuera perjudicial la capitalización individual y estoy convencido que es positiva porque genera una mejor jubilación que la que se podría aspirar en un régimen como el anterior. Las cuentas del BPS (perdió US$ 440 millones en 2016 y US$ 390 millones en 2015) dejan claro que no sería lo mejor continuar un sistema así en el largo plazo".

Agregó que los sistemas previsionales "no son estáticos y presentan desafíos constantes", que se irán incrementando si se profundiza en los años la tendencia de una mayor expectativa de vida y menor natalidad".

Crear tercer fondo y una renta programada.

La Anafap comenzará estudios sobre la conveniencia de habilitar un tercer fondo de ahorro previsional que permita invertir el dinero en instrumentos de mayor riesgo en busca de más rentabilidad. Esto sería una opción más ventajosa para los afiliados de entre 20 y 40 años, porque son quienes tendrán mayor tiempo para rentabilizar sus ahorros, explicó Peaguda.

Actualmente existen el subfondo de acumulación (que contiene los ahorros de los trabajadores menores de 55 años) y el subfondo de retiro (con el dinero de los afiliados mayores de 55 años y que invierte en valores de menor plazo y riesgo), y Anafap evaluará solicitar al Banco Central (BCU) —regulador del sistema de AFAP— la creación de un tercer fondo de acuerdo a lo que resulte de los análisis internos. Si esto se concreta será el cliente el que decida en qué fondo prefiere estar.

Asimismo, Peaguda comentó que uno de los cambios en la regulación que pretenden las AFAP privadas es que se habilite la opción de una renta programada, esto es que al momento del retiro laboral el trabajador pueda elegir "entre una renta vitalicia que le dará un monto lineal durante toda la jubilación o si prefiere un pasaje más programado con diferentes opciones". Como ejemplo, mencionó que si alguien tiene una tasa de reemplazo del 50% (porcentaje del sueldo que recibirá como jubilado) pueda optar por recibir 70% los primeros años y luego 30%.

Respecto a los cambios regulatorios que publicó este año el BCU que varían los criterios de cálculo de la renta vitalicia (jubilación que pagan las aseguradoras en base al dinero ahorrado en las AFAP), el presidente de Anafap indicó que "son adecuados para promover un ámbito competitivo" en busca del retorno de las firmas privadas ya que actualmente solo el Banco de Seguros del Estado (BSE) participa del negocio. "En el corto plazo el cálculo da que podrían mejorar" las pasividades con estos cambios, concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)