Devaluación, ¿sí o no? ¿Salida gradual o abrupta del cepo cambiario?

El ajuste de Argentina tras la elección aun con varias dudas

Argentina devaluará luego de las elecciones? Es incierto. Todos los economistas coinciden en que el país vecino deberá hacer un fuerte ajuste en sus políticas y en su tipo de cambio, pero no está claro cuándo ni de qué manera se producirá.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El candidato a presidente, la presidenta y el candidato a vice en un acto previo a elección.

Según el economista de Deloitte Pablo Rosselli, Argentina tiene "una política expansiva insostenible", está "muy cara" y eso hace prever que "en 2016 va a ser ineludible una corrección cambiaria". "En Argentina se va a dar una suba significativa del dólar el año próximo", remarcó.

El economista Pablo Moya de Oikos dijo a El País que "como necesitarla, Argentina necesita una devaluación porque existe una fuerte disparidad de precios interna que requiere que lo refleje el tipo de cambio; es algo que van a tener que hacer".

"Pero no creo que ninguno de los candidatos que tiene posibilidad real de acceder a la presidencia vaya a hacer un cambio muy abrupto en las condiciones macro. Por lo pronto no está previsto que vaya a haberlo en el primer año". Actualmente el oficialista Daniel Scioli (Frente para la Victoria) lidera en las encuestas, seguido por el candidato del PRO y jefe de gobierno de Buenos Aires, Mauricio Macri y en tercer lugar aparece el exjefe de Gabinete del oficialismo, Sergio Massa del opositor Frente Renovador.

"Massa y Macri irían a una mayor devaluación, pero no en el primer año de gobierno", acotó Moya.

Alfonso Capurro de CPA Ferrere consideró en la última reunión con clientes que el deterioro de las cuentas públicas en Argentina y los precios en dólares preparan el terreno para un "inevitable ajuste de precios relativos una vez que asuma el nuevo gobierno". En ese sentido estimó que Argentina procesará un ajuste del tipo de cambio real luego de las elecciones.

Por su parte, Ignacio Munyo dijo días atrás que "Argentina tiene las reservas contadas para llegar al 10 de diciembre (fecha en que asumirá el nuevo presidente) cuando se dice que se acaba la última". Pese a ello la confianza del consumidor argentino está en un nivel "altísimo" y la perspectiva es positiva porque "se espera que sea quien sea el que asuma el gobierno va a ser mejor" que el actual de Cristina Fernández, dijo Munyo.

El presidente del Banco Central, Mario Bergara, ha puesto paños fríos a las inquietudes al respecto. A su juicio, si Argentina aplica una devaluación y eso hace que el dólar oficial se acerque a la cotización del dólar blue el impacto en Uruguay será nulo. Esto es debido a que desde que el dólar blue pasó a ser referencia en el mercado argentino, las operaciones de los cambios en Uruguay se comenzaron a hacer según esa referencia.

Las señales.

Los tres candidatos mejor posicionados para las elecciones presidenciales del 25 de octubre en Argentina, coinciden en que habrá que aplicar fuertes correcciones al actual esquema económico.

No obstante, entre las similitudes, asoma una divergencia no menor en torno a cuál será la vía elegida para corregir el atraso del valor del dólar y, sobre todo, en qué tiempos se llevará a cabo ese ajuste.

Scioli expresó el 14 de octubre en un almuerzo con empresarios que "las soluciones no vienen vía una megadevaluación. La clave es la inversión, no el ajuste".

Hay que "lograr más competitividad no vía mega devaluaciones sino vía eficiencia en la economía", dijo en otra instancia el candidato a La Nación.

La oposición no opina lo mismo. En un debate organizado por el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de Buenos Aires, Carlos Melconian, economista de Macri, expresó: "Se trata de ser normales. Tener un tipo de cambio flotante, que valga lo que el mercado diga y gastar lo que se tiene. Además, habrá una agenda fiscal vinculada a lo tarifario y algo con el cepo".

El economista asesor de Massa y expresidente del Banco Central, Martín Redrado, por su parte dijo: "Como hay miedo a flotar, debe ser gradual y mirando la estabilidad financiera, que en la Argentina es muy sólida".

Cepo cambiario.

Más allá de una devaluación o no, también hay dudas sobre qué ocurrirá con el cepo cambiario. Los asesores económicos de los tres candidatos a las elecciones dieron pistas de que el camino es diferente. Desde las filas de Scioli, el asesor Miguel Bein dijo a La Nación: "En realidad es un control de capitales. Hay restricciones y limitaciones... diría que es un cepo bastante liviano. En el arranque, el próximo gobierno va a mantener los controles de capitales, porque levantarlos significaría una devaluación muy brusca del peso que va a destruir el salario de toda la población".

El asesor de Macri, Alfonso Prat-Gay, dijo que "el cepo al dólar es el problema más fácil de todos. Planteamos abrir el cepo para que vengan los dólares que tendrían que haber venido. Esos dólares son los dólares comerciales. Desde que hay cepo han caído las exportaciones, están fundidas las economías regionales. Hay que promover al sector que genera las divisas para que las generen. Tan sencillo como eso".

En tanto, Ricardo Delgado, asesor de Massa, indicó que "el cepo lo vamos a eliminar en un programa a 100 días que tenga como objetivo bajar la inflación, sobre todo liberando dólares rápidamente a aquellos importadores que producen en la Argentina, a las pequeñas y medianas empresas que necesitan del exterior para importar y producir en la Argentina". PRODUCCIÓN EN BUENOS AIRES: GUSTAVO STOK

Scioli: Batakis en economía.

Si vence en las elecciones, Scioli anticipó que Silvina Batakis será la ministra de Economía. Batakis ocupa ese cargo en la provincia de Buenos Aires. Partidaria de las correcciones graduales, dijo hace unos días que "todos los países administran sus reservas y el tipo de cambio porque ninguno rifa reservas". El eje de la discusión pasa más por los tiempos para corregir los desequilibrios que por el rumbo. "Habrá dos cuestiones en debate. En el plano económico, si habrá políticas de gradualismo o de shock. En lo político, cuanta más necesidad de shock haya, será necesaria más espalda para administrar el conflicto, y la pregunta es si con la próxima composición que tendrá el Congreso, eso lo podrá hacer otro que no sea el peronismo oficialista", dijo a El País el analista Carlos Fara.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)