SEGURIDAD SOCIAL BAJO LA LUPA

Alientan discusión sobre edad exigida para jubilarse

Representante de los jubilados en el BPS hizo el planteo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La mayor esperanza de vida desafía a la seguridad social. Foto: A.Colmegna

Entre el 23 y el 30 de abril se celebra en Uruguay la Semana de la Seguridad Social. En este marco, se organizaron varias actividades para abordar diferentes aristas de este tema. Una de ellas se realizó ayer en la sede central del Ministerio de Trabajo (MTSS). "El futuro de la seguridad social ante los nuevos desafíos que se plantean: nuevas tecnologías en el mundo del trabajo, nuevas modalidades de trabajo y envejecimiento demográfico, entre otros" era el —extenso— nombre con el que se convocó al evento en el que, entre otros, se hizo alusión más de una vez al envejecimiento que experimenta el país y los desafíos que ello provoca.

La primera mesa la integraron tres de los directores del Banco de Previsión Social (BPS). El representante de los pasivos en el directorio, Sixto Amaro, planteó que el envejecimiento que enfrenta Uruguay es consecuencia de la baja natalidad que posee (un promedio de 1,8 hijos por mujer según los datos del Instituto Nacional de Estadística) pero "especialmente" se debe al incremento de la esperanza de vida de la población. En promedio, los hombres uruguayos viven 74 años y las mujeres 80 años.

"Es uno de los índices que muestra la real calidad de vida de los uruguayos", dijo Amaro.

En este escenario, el representante de los jubilados en el BPS dijo que están "dispuestos" a discutir cuántos años debe tener una persona para poder retirarse. Actualmente, se requieren como mínimo 60 años de edad y 30 años de trabajo para ambos sexos.

"Si hay que discutir en función de la situación demográfica que vive el país la edad para jubilarse, estamos dispuestos a discutirlo cuando nos convoquen", insistió Amaro.

Pero agregó rápidamente que no estará sobre la mesa solo este factor sino que se tendrá que analizar "todo el nuevo diseño de la seguridad social".

En este sentido, mencionó la anunciada reforma de la Caja Militar, cuyo déficit proyecta-do para este año asciende a US$ 450 millones. A la interna del Frente Amplio han surgido diferencias sobre cómo encarar este tema.

"Hay que terminar con los privilegios que tiene un sector de este país que nos llevan a todos a perder cada tres años más de US$ 1.200 millones. ¿Hasta cuándo?", se preguntó el representante de los jubilados.

Amaro dijo también que todos los sistemas de seguridad social son "dinámicos en el tiempo" y que deben ir "adaptándose" a condiciones "cambiantes". Asimismo, agregó que el "futuro" de la financiación de la seguridad social también debe ser objeto de estudio. "Y vaya si tendrá que ver en este mundo que aún desconocemos en lo que hace a las nuevas tecnologías", sostuvo.

Por su parte, la directora representante de las empresas en el directorio del BPS, Elvira Domínguez, dijo a El País que tiempo atrás habían manejado la posibilidad de aumentar la cantidad de años que se exigen para jubilarse, pero que no debería ser una medida aislada.

Receta.

A su turno, el presidente del BPS, Heber Galli, también se refirió al envejecimiento de la población uruguaya. "Lo hemos dicho muchas veces y lo vamos a seguir diciendo: encarar el tema del envejecimiento hablando solamente con la receta del aumento de la edad no lleva a ningún lado", sostuvo el jerarca.

En tanto, el representante de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Pablo Casalí, coincidió en esta visión: "el problema del envejecimiento no es un problema donde todo se focalice en si aumentamos o no la edad de jubilación". En cambio, agregó, se debe trabajar para asegurar la "sostenibilidad" de los sistemas de seguridad social.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)