ECONOMÍA MUNDIAL

Las "amenazas" al crecimiento económico global que ve el BCE

Mayor desacelere de China y el Brexit son algunas de ellas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El Banco Central Europeo sigue reclamando esfuerzos a España. Foto: AFP

El crecimiento económico mundial probablemente se acelerará el próximo año, pero esa perspectiva podría verse amenazada particularmente por grandes economías emergentes, como China, y la decisión de Reino Unido de abandonar la Unión Europea, dijo ayer el Banco Central Europeo (BCE).

El crecimiento global continuará, pero la recuperación será gradual y desigual, cargada de incertidumbre, incluso cuando se espera que Estados Unidos, la mayor economía del mundo, se recupere, dijo el BCE en su boletín económico.

"Un riesgo clave a la baja es una mayor desaceleración en mercados emergentes, incluyendo a China", dijo.

"Un endurecimiento de las condiciones financieras y un incremento de la incertidumbre política podría exacerbar los desequilibrios macroeconómicos existentes, disminuyendo la confianza y resultando en una fuerte e inesperada ralentización", agregó.

El boletín fue ampliamente consistente con las proyecciones presentadas en la reunión de septiembre del BCE.

"La incertidumbre política que rodea la transición económica en China podría llevar a un incremento de la volatilidad financiera global", dijo el BCE.

"Se espera que el énfasis continuado en reequilibrar la economía, incluidas las reducciones de la sobrecapacidad de algunas industrias pesadas y las acciones para lidiar con los préstamos morosos, que resulte en un declive en el ritmo de crecimiento económico", añadió.

Aunque el "Brexit" hasta ahora ha tenido un impacto limitado y algunos analistas han revisado sus previsiones pesimistas, el BCE advirtió que lo peor podría no haber acabado.

Empleo.

En tanto, el empleo en la zona euro está creciendo más rápido de lo esperado y la tendencia podría continuar, pero con un costo para la productividad y posiblemente para el crecimiento económico a largo plazo, según una investigación del Banco Central Europeo divulgada el miércoles.

El empleo en proporción al crecimiento del PIB está incrementándose tan rápido, o incluso más, que antes de la crisis de deuda de 2007, sobre todo en países como Alemania y España, donde la reforma del mercado laboral ha aumentado la flexibilidad, mostró el estudio.

Con la tasa de desempleo de la zona euro aún en torno a un 10% y el desempleo juvenil por encima del 20%, a las autoridades les preocupa que una gran parte de una generación pueda quedar fuera del mercado laboral en forma permanente, un costoso legado de la crisis que pesa sobre las arcas fiscales y que podría tardar décadas en resolverse.

El estudio del BCE indica ahora que los países están logrando que la gente vuelva a trabajar más rápido de lo esperado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)