Oposición insiste en que hay un ajuste fiscal disimulado

Ancap anuncia nueva baja de tarifa para abril

Pese al anuncio de que las tarifas de los combustibles podrían volver a bajar en abril, que hizo ayer el presidente de Ancap, José Coya, la oposición no quedó conforme con el resultado fiscal de ese organismo y denunció la existencia de un ajuste fiscal disimulado.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El ministro Kreimerman expuso ante la comisión permanente por las tarifas. Foto: F. Flores

Esa fue la conclusión del llamado a sala en la Comisión Permanente al ministro de Industria, Roberto Kreimerman, por el diputado nacionalista Pablo Abdala sobre el aumento de tarifas de UTE y la rebaja de los combustibles de Ancap.

Abdala cuestionó el estado de las cuentas públicas, y afirmó que con la -a su juicio- exigua rebaja de los combustibles y el elevado aumento de la tarifa eléctrica, “el gobierno vio una oportunidad para corregir el déficit”. Abdala sostuvo que las gestiones de Raúl Sendic en Ancap y de Carolina Cosse en Antel explican los problemas fiscales que arrastra la mayoría de las empresas públicas. Recordó que eso mismo afirmaron el vicepresidente Danilo Astori y el futuro director de la OPP, Álvaro García, en relación con la necesidad de invertir adecuadamente.

“El gobierno hizo con las tarifas públicas un ajuste fiscal, guste o no guste”, dijo Abdala.

Para Abdala, la rebaja de los combustibles el 7 de enero fue “avara, exigua, testimonial y simbólica porque no tiene equivalencia con la cotización del petróleo y la del dólar, que son los valores de referencia”. Cuando se dio la rebaja “el precio del crudo había caído a la mitad. Una caída histórica, un derrumbe”, sostuvo.

En enero las naftas bajaron 3% y el gasoil 5,5%, en cambio UTE aumentó 6,9% promedio.

Kreimerman destacó el aumento de las inversiones y la transformación productiva en materia energética. “Tenemos energía. No dependemos ahora de cuánto llueve o de los precios petroleros. La idea fue diversificar las fuentes”, subrayó.

A su vez, Coya anunció que en abril habrá una nueva rebaja de los combustibles pero advirtió que el precio del crudo es de una “enorme volatilidad”. “De acuerdo a las perspectivas que tenemos para los meses de marzo y abril, analizaremos una nueva rebaja”, anunció.

En tanto, Gonzalo Casaravilla, presidente de UTE, sostuvo que el resultado contable de los últimos cinco años en su organismo da un balance positivo de US$ 1.135 millones. Afirmó que el ajuste del 6,9% en las tarifas significa una recaudación adicional de US$ 55 millones. “No es UTE quien define porcentajes, inversiones, sino la macroeconomía, el Poder Ejecutivo”, precisó Casaravilla. “El Poder Ejecutivo tomó otra determinación” sobre el porcentaje de ajuste, más elevado que el que habían definido los servicios técnicos, agregó.

Al cierre, Abdala cuestionó la calidad de las inversiones de Ancap. Recordó que Ancap “se está endeudando para pagar deudas corrientes, para pagar petróleo. Se pidió una nueva autorización al Ejecutivo para endeudarse por US$ 100 millones para comprar crudo y pagarle una cuota al Ministerio de Economía por un préstamo anterior”, dijo el legislador, para agregar que “esto denota problemas de caja, de financiamiento”.

Respecto a UTE, dijo que tiene “una situación económica saludable a diferencia de Ancap”. “¿Por qué con estos buenos resultados no se cumplió con lo anunciado en cuanto a rebajar las tarifas? El ministro (Kreimerman) anunció el 2 de octubre, o sea pocos días antes de las elecciones, que se analizaría una nueva rebaja para comienzos de 2015. El ministro actuó con honestidad, quien no actuó con honestidad fue el gobierno. Se terminó engañando a la gente aunque no haya sido la intención”, afirmó Abdala.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)