LA NUEVA GESTIÓN DE la empresa

Ancap busca reducir costos y choca con estacioneros

Quiere cambiar “el modelo de negocio” y bajar ganancia de distribuidores.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jara: costo de la distribución de naftas asciende a US$ 400: al año. Foto: archivo El País

Las nuevas autoridades de Ancap —que asumieron hace dos meses tras la salida del anterior directorio— pretenden reducir costos para mejorar los números de la empresa y apuntan al gasto en distribución de combustibles. Esto determinaría un cambio en la paramétrica que fija el precio de las naftas, reduciendo el margen de distribuidores, fleteros y estacioneros.

"Ancap comete un error muy serio", dijo a El País el presidente de la Unión de Vendedores de Nafta del Uruguay (Unvenu), Daniel Añón. Explicó que rechazan bajar su margen dentro de la paramétrica e incluso reclaman elevar el porcentaje que obtienen dado que "no nos reconocen todos los costos que tenemos".

Informó que los distribuidores se quedan aproximadamente con $ 7 por cada litro de combustible, que se divide entre los estacioneros ($ 5,5), las empresas distribuidoras ($ 1) —que son Ducsa, Petrobras y Esso— y los fleteros ($ 0,50).

La presidenta de Ancap, Marta Jara, explicó la semana pasada al comparecer junto con la ministra de Industria, Carolina Cosse, ante la comisión de Industria de la Cámara de Senadores las "líneas de acción" que busca implantar en su nueva gestión.

Según la versión taquigráfica, mencionó que "existen elementos muy significativos que tienen que ver con los costos de distribución" del combustible, una cadena que va "desde que los productos salen de las plantas de distribución primaria (como las refinerías de La Teja o La Tablada) hasta que llegan a la estación de servicio". Señaló que este proceso "tiene un impacto muy grande" en los gastos de Ancap, que estimó en US$ 400 millones anuales.

Consultada por la senadora del Frente Amplio, Lucía Topolansky, sobre si se piensa introducir cambios "a la bonificación a los estacioneros" (el margen que tienen sobre el precio del combustible), Jara respondió que es un tema que está "estudiando el departamento comercial de Ancap".

Pero adelantó que "ya hemos empezado a hablar con las distribuidoras" al respecto. También señaló que el directorio de Ancap está "involucrado" en el asunto y cuenta con "apoyo" del Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM).

"Estamos viendo cómo podemos hacer para cambiar el modelo de negocio, aunque reconocemos que hay muchos actores involucrados. Por lo tanto, tenemos que estar muy seguros de lo que vamos a hacer y cómo lo vamos a hacer", puntualizó la presidenta de Ancap.

Agregó que se debe "tratar de buscar un esquema que sea justo, que remunere a cada participante de la cadena en función del riesgo que toma y de los costos en que incurre". A su vez, subrayó que se trabaja bajo la premisa de que "Ancap recupere sus costos y por supuesto, cuidar el precio" de los combustibles, que depende "del costo total de la cadena".

En contra.

Añón manifestó que "Ancap marca nuestro margen, pero también lo toma como un costo (en sus balances) entonces trata siempre de achicarlo". Sostuvo que las autoridades de la empresa deberían mirar los gastos de distribución "como hacen con el impuesto (el Imesi, que pagan los combustibles), algo que ingresa y sale, porque no es plata de ellos aunque la recauden".

La Unvenu reclama desde hace años modificar la paramétrica de precios para incrementar el margen de ganancia de los estacioneros, dado que fue calculado en base a antiguos costos. Añón comentó que se mantienen los márgenes "como cuando vendíamos 190.000 litros (hoy se venden 279.000 litros en promedio por estación) de combustible y teníamos menos manos de obra".

También piden tener en cuenta los costos en seguridad y los derivados de la reciente resolución del gobierno que obliga a pagar con medios electrónicos en las estaciones de servicio —por ahora durante la noche y desde el 15 de agosto en cualquier horario—. Al respecto, Añón explicó que solicitaron por carta a Ancap disponer de cuatro días de crédito para abonar el combustible, sino el negocio no es viable.

Jara fue interrogada sobre el tema por el senador del Partido Nacional, Álvaro Delgado. "Escuchamos a todos los actores con los que interactuamos en el negocio. Unvenu ha planteado este tema y lo estamos analizando. Hay que tener en cuenta que esto involucra a toda una cadena, porque están también las distribuidoras de por medio", respondió la jerarca.

Gastos.

Durante su comparecencia, Jara explicó que Ancap se encuentra en una situación "en la que debe cuidar cada peso y decidir con mucha prudencia y responsabilidad en qué lo gasta". Mencionó que aparte del asunto de la distribución, incluida dentro de los costos gestionables, se debe actuar sobre las inversiones y los gastos no gestionables.

La petrolera estatal debió ser capitalizada con US$ 622 millones por el gobierno a principio de año y cerró su balance 2015 con un déficit de US$ 198 millones. En el acumulado desde 2011, las pérdidas alcanzan los US$ 800 millones.

La jerarca sostuvo que la evolución de los números de la empresa son "en el sentido esperado", pero "no se logró la meta y esto tiene que ver con situaciones estructurales". Destacó que en 2015 se cumplieron el 90% de los compromisos de gestión, aunque no se logró reducir el pago de horas extras.

Necesidad de un gerente general.

"Nos falta un gerente general que es una figura clave, porque realmente en esta situación estamos haciendo su trabajo", dijo la presidente de Ancap, Marta Jara, en la comisión de Industria del Senado. La petrolera tiene vacante el cargo, inexistente en las últimas administraciones. La jerarca también señaló que se trata "de un puesto difícil, no creemos que sea fácil de encontrar". En febrero, el anterior directorio de la empresa había decidido abrir un llamado para el cargo de gerente general, luego de haber incorporado en enero un gerente financiero. "Dentro de Ancap creemos que hay oportunidad de agilizar la gestión mediante mandatos claros, información oportuna y control, basado en una gestión de riesgo y rendición de cuentas", subrayó Jara.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)