Crudo y dólar: 6,5% abajo de referencia en trimestre y 1,5% abajo en marzo

Ancap tiene escaso margen para bajar precios de combustibles

Los números no mienten. El comportamiento del tipo de cambio y la evolución de los precios del petróleo entre enero y marzo dejan poco margen a Ancap para que haya una nueva rebaja en el precio de los combustibles como la aplicada a comienzos de año.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ancap decidirá después de Semana Santa si rebaja los combustibles. Foto: Marcelo Bonjour

La paramétrica vigente que maneja la empresa petrolera como referencia para fijar el precio de los combustibles que comercializa al público estableció el barril de petróleo Brent a US$ 60 y un dólar a $ 24,30. Con esos números, el precio del barril en pesos es de $ 1.458.

Tomando en cuenta el promedio del dólar ($ 24,759) y del petróleo (US$ 55,11) en el primer trimestre del año, el barril tuvo un costo para Ancap en ese período de $ 1.364,4, un 6,5% por debajo de la paramétrica vigente.

La diferencia más significativa en la paramétrica se dio en enero cuando el precio del barril de crudo fue de $ 1.216, un 17% por debajo de la referencia. Eso se debió fundamentalmente al comportamiento del Brent que cotizó en US$ 49,76 según la media.

Sin embargo, en marzo el panorama cambió. El precio del crudo se recuperó y llegó hasta los US$ 56,96 en promedio. También se movió al alza el dólar que cotizó en $ 25,238. Con esos números Ancap necesitó de $ 1.437,50 para comprar un barril de crudo, apenas 1,5% por debajo de la referencia.

Inclusos el margen había sido más chico en febrero. Con el Brent a US$ 58,8 y el tipo de cambio a $ 24,555 en promedio, el precio del barril fue de $ 1.443,8, solo 1% más barato que lo contemplado en la paramétrica actual.

Semanas atrás, el presidente de Ancap, José Coya sostuvo en declaraciones a la prensa que en caso de que haya una corrección a la baja será mínima y menor a la aplicada en enero (cuando había sido de 4% en promedio). El directorio de Ancap evaluará los números del primer trimestre luego de la Semana Santa para determinar qué pasará con el valor de las naftas y el gasoil entre abril y junio.

La última modificación en las tarifas dispuso una rebaja en el precio de las naftas de 3% promedio y de 5,5% para el gas oil. En ese momento se estableció que tanto el precio del crudo como el tipo de cambio serían revisados cada tres meses, y si el margen se ampliaba porque el petróleo seguía bajando y el tipo de cambio se estabilizaba se podría aplicar una nueva corrección sobre las tarifas.

Pero, ninguna de las dos cosas ha sucedido. Por un lado el petróleo Brent tiende a estabilizarse entre US$ 57 y US$ 60 (casi en la referencia del ente), y por otro la divisa estadounidense se sigue apreciando (y supera la referencia de Ancap).

Al igual que ocurrió a comienzos de 2015 cuando se multiplicaron las voces que calificaron la rebaja como "magra", en los últimos días volvieron a reaparecer los reclamos desde el sector productivo para que se disponga otra reducción de los precios. Un ejemplo es la Federación Rural que pide una rebaja en el precio del gasoil con "cifras que reflejen la realidad del mercado internacional".

"En plena época de cosecha y siembra", en "un año en que los precios de los productos agropecuarios han sufrido un fuerte deterioro, una rebaja en el precio del gasoil significativa, ayudaría mucho a recuperar algo de competitividad y mantener la actividad del sector", había señalado la gremial en un comunicado la semana pasada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)