GANANCIAS

Ancap gana US$ 78:, pero no baja naftas debido a deuda

La “principal prioridad” es fortalecer las finanzas, dijo su presidenta Jara.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cosse y Dibarboure ayer durante la presentación del balance. Foto: D. Borrelli

Ancap cerró el primer semestre con una ganancia neta de US$ 78 millones. A pesar del número positivo, la empresa reconoce que aún mantiene un pasivo muy importante y su prioridad principal es fortalecer las finanzas del ente. Por eso motivo, no tiene previsto aplicar un ajuste a la baja en el precio de los combustibles.

Ayer, el gerente económico-financiero de Ancap, Gustavo Mayola, presentó los estados financieros individuales a junio. En el informe se indicó que para el primer semestre del año el resultado operativo fue positivo en US$ 102 millones con una ganancia neta de US$ 78 millones. La explicación de esa ganancia se sustentó en un "contexto favorable de variables macroeconómicas".

Los ingresos brutos en el primer semestre ascendieron a US$ 1.251 millones. A eso se le debe descontar costos como márgenes de distribución, Imesi y otros gastos por US$ 501 millones.

Allí, se llega a un ingreso neto de US$ 750 millones. A esa cifra se le quita también US$ 562 millones de costo de ventas. La ganancia bruta queda en US$ 188 millones.

A esa ganancia se le restan gastos de administración y ventas, costo financiero neto, resultado en participación de empresas vinculadas (donde hubo una pérdida de US$ 1 millón) e Impuesto a la Renta. Así se llega al resultado final de US$ 78 millones en el primer semestre.

Luego de presentado los números del período, la presidenta de Ancap, Marta Jara, indicó que la empresa sigue "teniendo un pasivo muy importante" y debe abocarse a mejorar sus cuentas.

Luego, consultada por la prensa sobre si esa mejora de los números se podría trasladar al precio de los combustibles, Jara señaló que la "principal prioridad" es fortalecer las finanzas de la empresa (ver aparte). Y ante ello, sostuvo que "por el momento el nivel de precios se va a mantener".

Por tanto, Ancap no pedirá un ajuste al alza de los valores, pero tampoco uno a la baja. Jara añadió que Ancap seguirá desarrollando la "política de que cada peso cuenta", para graficar el mayor cuidado que se le presta a las finanzas desde la asunción del actual directorio este año.

Jara añadió que cuando la empresa pública haya saldado sus deudas se podrá pensar en brindarle a la población productos más competitivos. También expresó que Ancap debe manejar con prudencia el superávit alcanzado.

Sin embargo, la presentación del resultado del primer semestre y la ganancia informada tuvo su repercusión a nivel político.

El senador del Partido Nacional, Álvaro Delgado dijo a El País que el balance parcial se debe "más a la gente que a las acciones de Ancap. Esperamos que el directorio tome algunas decisiones sobre correctivos genuinos de la gestión y no con superávit parciales y artificiales producto de un combustible más caro del que debiera ser".

Para el senador no es correcto presentar un balance semestral para mostrar las ganancias.

"Es como festejar un partido que no terminó; festejar en el entretiempo y encima con un gol que hiciste con la mano", señaló Delgado. Para el legislador, Ancap ya debió aplicar una rebaja en el precio de los combustibles (ver aparte).

En otro orden, el director de Ancap del Partido Nacional, Diego Labat sostuvo que el trabajo realizado en estos meses fue positivo, aunque reconoció que ha tenido "discrepancias y coincidencias" con los restantes miembros oficialistas del directorio.

Indicó que una parte del resultado positivo se debió a factores coyunturales entre los cuales destacó el precio del petróleo por debajo de la referencia del ente.

Otros resultados.

El informe señaló que en el primer semestre los ingresos brutos disminuyeron 3,7% en tanto que los costos de distribución aumentaron 8% lo que provocó una disminución de 10% en los ingresos netos respecto al mismo período de 2015.

Además, el costo de ventas del semestre fue 26,5% menor. La baja se explicó en su totalidad en el negocio de combustibles, por una caída de 10% de los volúmenes vendidos y una baja en la valuación de los crudos consumidos y derivados importados que impacto en la mejora del margen bruto. En otro orden, indicó que la facturación al mercado interno fue 4% mayor en pesos corrientes respecto al mismo período del año anterior. El volumen vendido de naftas fue 5% mayor y el de gasoil fue 6% menor. En ese sentido, los precios de las naftas en 2016 fueron en promedio 4,7% mayores que en 2015, mientras que los del gasoil fueron 2,7% mayores.

El documento añadió que hubo una mejora a través de una disminución del rubro "otros gastos". Allí, se produjo una baja de 13% en los viáticos, de 23% en consultorías, de 66% en publicidad y de 54% en servicios contratados.

Luces amarillas.

También hubo dentro de la presentación un estado de resultado de los compromisos de gestión asumidos. Fueron 13 que se diferenciaron con luces verdes, amarillas y rojas. De los 13 objetivos hubo tres señalados con amarillo y uno en rojo.

Los amarillos fueron el cumplimiento de las de la meta de horas extras, los gastos de administración y ventas de ALUR y el Ebitda (ganancias antes del pago de intereses, impuestos, depreciación y amortización) del pórtland.

Como luz roja se señaló el margen operativo de la empresa vinculada Carboclor de Argentina. Ancap busca terminar su participación en esta empresa. Como metas alcanzados se mencionaron los costos gestionables, el margen de refinación de petróleo, el cumplimiento de la meta de reducción de gastos de publicidad, la compra de biocombustibles y el margen operativo del rubro lubricantes, entre otros.

Dentro de los aspectos positivos se destacó la exploración offshore de hidrocarburos. A pesar que la francesa Total no encontró indicios de petróleo en la plataforma marítima y finalizó sus tareas, Ancap resaltó el hecho de que se haya realizado en Uruguay el pozo más profundo del mundo.

Petróleo bajo es clave dicen.

El senador Delgado dijo a El País que desde octubre (cuando se realizó el último ajuste de la paramétrica con la que Ancap fija el precio de los combustibles) el valor del petróleo está 15% por debajo de la referencia de la empresa pública. Eso implicó entre ese mes y el fin de agosto una recaudación de US$ 125 millones. Para Delgado no fue correcto "anunciar un superávit parcial a expensas de un combustible que tiene un precio por encima de la realidad". Por su parte, el diputado del Partido Nacional, Pablo Abdala recordó a El País que la ministra de Industria, Carolina Cosse y la titular de Ancap, Marta Jara, fueron convocadas a comisión parlamentaria en julio para que informaran sobre las finanzas del ente, pero todavía hasta la fecha no concurrieron. "Parece que vienen el mes que viene", dijo Abdala.

Endeudamiento financiero: 100% en dólares y80% está a corto plazo.

Los resultados de Ancap mejoraron en el primer semestre y la deuda de la empresa bajó 55,3% (de US$ 1.230,1 millones a US$ 550,2 millones). Esto último, se dio porque la capitalización de la empresa a comienzos de 2016 se hizo mediante la condonación de la deuda que mantenía con el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) en Unidades Indexadas y que equivalía a US$ 623,5 millones.

Pese a esa mejora, las finanzas del ente aún muestran algunos riesgos.

Por ejemplo, a diciembre de 2015 el 49% de la deuda financiera estaba en dólares y el 51% en UI. Al cierre del primer semestre, el 100% de la deuda financiera estaba en dólares, ya que la parte en UI correspondía al crédito con el MEF.

Eso le genera a Ancap un riesgo cambiario, ya que la empresa tiene ingresos en pesos y la deuda está toda en dólares. Una suba de la moneda estadounidense, puede generarle más dificultades para hacer frente al endeudamiento.

Otra dificultad es que en diciembre del año pasado el 56,9% del endeudamiento financiero era a largo plazo y al cierre de junio solamente el 20,1% (US$ 110,2 millones) es a largo plazo. Eso se dio porque el crédito del MEF condonado era a largo plazo.

De los US$ 550,2 millones de deuda financiera de Ancap al cierre del semestre, US$ 440 millones estaban a corto plazo.

Parte de eso, se pretende mitigar con un préstamo de la CAF a 12 años de plazo que le permitirá cancelar créditos que vencen en poco tiempo (ver nota aparte).

Si bien el ente no brindó la información, sí señaló que tiene un "riesgo de tasa de interés". Eso implica que buena parte de la deuda está a tasa variable y una suba en las tasas, encarece el servicio de la misma.

En tanto, el pasivo total de la empresa bajó 42,3% entre fin de 2015 y el cierre de junio de este año. Actualmente suma el equivalente a US$ 943,9.

De ese monto, el 58,3% es deuda financiera y el resto deuda comercial y otros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)