Marítimas

Los 100 años del Dique de la Armada ex Cibils y Jackson, rememorados

El 17 de julio de 1916 se puso el cúmplase a la ley de creación del Arsenal General de Marina, y en ese mismo decreto el Poder Ejecutivo anexó la Escuela de Mecánicos (hoy Escuela de Especialidades de la Armada), destinada a formar maquinistas aptos para la Marina de Guerra y Marina Mercante Nacional y la construcción de un varadero.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Dique de la Armada

 De hecho se tomaba posesión del dique seco que pocos años antes había sido adquirido a los herederos de Cibils y Jackson que lo habían construido en el Cerro, 37 años antes. Así que estamos a 100 años del suceso. Este dique seco, enorme para la época, representó para Uruguay una inversión privada desafiante que recorrió América Latina, una obra faraónica, cuya construcción demandó cinco años en un proceso que es toda una historia. El famoso dique seco, único en el continente sur, se inauguró el 17 de octubre de 1879, con el buque italiano “Seconda Vita”.

Años más tarde en nuevas modificaciones a las leyes y reglamentos de la organización de la Armada Nacional, el Arsenal General de Marina separa los talleres de la labor educativa, dando así el nombre definitivo de Servicio de Construcciones, Reparaciones y Armamento (SCRA) y Escuela de Especialidades de la Armada (Esesp).

Los años continuaron pasando contándose por cientos los buques que apoyaron sus quillas en la platea del dique en busca de mantenimiento. Durante todo este tiempo se mantuvo como norte el perfeccionamiento de su personal, incorporación de nuevas maquinarias y técnicas de trabajo. En 1975 con la preocupación de brindar un mejor servicio se crea el Departamento de Ensayos No Destructivos, dando un salto tecnológico importantísimo y de liderazgo para la época, el cual continúa hasta el día de hoy apoyando en forma indispensable a los diversos trabajos ejecutados en los talleres del dique.

La familia mantuvo esta industria durante casi treinta años, pero el inicio de siglo no fue bueno para la empresa porque al haber fallecido sus dos socios fundadores, la sociedad en comandita que se formó debió dar quiebra en 1908, y llevó al desenlace de que en el año 1910 el gobierno adquiriera el llamado Dique Cibils y Jackson.



DIRECTOR. Con motivo de este primer centenario entrevistamos al C/N Ruisdael Ramallo Carames, jefe del Arsenal Naval y jefe del S.C.R.A. quien al comienzo nos aclaró hechos muy importantes de la historia contemporánea como fueron la incorporación del Dique Mauá a la actividad comercial y productiva del S.C.R.A. en 1979, y la inauguración del Astillero, cuyo comienzo de construcción data de junio de 1977 y se concretó en 1979. “Sabemos de nuestras carencias -nos dice- pero no renunciamos a nuestra misión y objetivos que son construir, reformar, reparar y mantener los buques de la Armada, del Estado, particulares, nacionales y extranjeros, a fin de contribuir al alistamiento del material naval, así como al desarrollo de las capacidades industriales y tecnológicas propias y del país en el área referida. Estas obligaciones son las que mantienen al SCRA como referente de la industria a nivel nacional y como parte indivisible e indispensable del Estado Uruguayo para sostener la Armada Nacional, los buques del Estado, y aquellos de nuestra bandera que operan en nuestras aguas”.

Hemos visitado en varias oportunidades este dique y astillero, fuimos testigos de construcciones varias, y recordamos los buques-tanques para la Ancap, una de cuyas unidades casi próxima a botar mostramos en la imagen que publicamos, que es el tanquero “Garzas Viajeras” La eslora total del dique es de 151 metros y el ancho de la compuerta es de 18,34 metros. A fines del siglo XIX no eran muchos los barcos de esas dimensiones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)