COSTO DE LA FINANCIACIÓN

Argentina lanza medidas para igualar precios en efectivo y con tarjeta

El ministro de Producción argentino, Francisco Cabrera, anunció hoy que este miércoles publicarán una resolución que busca que los comercios ofrezcan el mismo precio a quien paga con tarjeta de crédito o de débito -sin plazos- que a quien abona en efectivo, al contrario de lo que ocurre actualmente.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Tarjetas de crédito. Foto. PIxabay

Se trata de una medida que obligará a los comercios a detallar qué parte del precio que se paga con un plástico corresponde al "costo de financiación", es decir, lo que le cuesta a cada empresario financiar al cliente un pago con tarjeta y que incluye una serie de gastos implícitos además de la tasa de interés.

En Argentina es común que los comercios ofrezcan un descuento a los usuarios que pagan en efectivo para sortear ese tipo de costos de financiación, algo que el Gobierno quiere evitar con esta resolución.

La idea del Ministerio de Producción es que al obligar a los comercios a explicitar qué parte del precio con tarjeta corresponde al coste de financiación y qué parte corresponde al precio del producto se fomentará la competencia entre los bancos, que intentarán ofrecer tarifas de crédito más económicas.

"Va a bajar el precio al contado (en efectivo y con tarjeta de débito o de crédito en una sola cuota) y al consumidor le va a dar lo mismo pagar en un método u otro", aseguró hoy en una rueda de prensa el secretario de Comercio, Miguel Braun, para anunciar la medida, que será efectiva a partir de mañana.

La resolución contempla además la posibilidad de que si un usuario observa alguna diferencia de precios en las distintas maneras de pagar al contado se pueda quejar y presentar una denuncia ante el defensor del consumidor.

Según Braun, que acompañó a Cabrera en la rueda de prensa, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) calcula que los precios al contado se van a reducir entre un 15 y un 20 por ciento gracias a la medida anunciada hoy.

La premisa de fondo de la cartera es que en un contexto de competencia y de transparencia de precios, en el que el consumidor sabe cuánto está pagando y por qué, tanto los comercios como las entidades financieras tenderán a reducir los precios para ganar clientes.

No obstante, tanto Cabrera como Braun matizaron que la bajada de precios no es inmediata ni directa, ya que el Gobierno no pretende fijar los precios sino garantizar un clima en el que varios actores compitan por ofrecer tarifas más beneficiosas para los consumidores.

"Estamos convencidos en que esta medida va a redundar en una reducción de los precios y si no se da es porque en un mercado puntual no hay competencia e intervendrá de oficio el defensor del consumidor", insistió el responsable de Comercio.

Por otro lado, la resolución prohíbe a las empresas promocionar la financiación de ciertos productos en cuotas "sin interés", algo que ocurría hasta ahora y que, debido a los altos costos de financiación de las tarjetas, suponía un incremento del precio final al consumidor frente al pago al contado.

Según el secretario, este tipo de comercio ocultaba el interés "implícito" de esta clase de financiación, que elevaba el precio definitivo en un 50 % en algunos casos.

Otro de los objetivos de la cartera es fomentar el uso de los plásticos entre la población, en línea con las recientes recomendaciones que hizo el BCRA, que apostó por un incremento de la bancarización del país, actualmente muy por debajo de la del resto de la región.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)