COMPETITIVIDAD

Astori: mejora de Ancap se reflejará en combustibles

Dijo que intervención del gobierno “está dando resultado” aunque no aseguró una fecha para baja de tarifas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La directiva de la ARU recibió ayer a integrantes del equipo económico. Foto: A. Colmegna

El ministro de Economía, Danilo Astori, transmitió a los directivos de la Asociación Rural del Uruguay (ARU) que la situación financiera de Ancap está mejorando y el gobierno aspira a que "pronto puedan reflejarse" esos resultados en una rebaja del precio de los combustibles.

El almuerzo que compartieron ayer la directiva de la ARU y el equipo económico en la Expo Prado tuvo como tema principal los costos internos de producción que afectan la competitividad del país.

"Planteamos que el país está necesitando una mejora sustancial de prácticamente todas las variables que hacen a la competitividad. El sector productivo en general es muy dependiente del gasoil y hoy los costos están apretando mucho las cuentas", dijo tras el encuentro el presidente de la ARU, Ricardo Reilly.

Mencionó que tomando como referencia los precios de paridad de importación, el valor actual del gasoil está 30% por encima y sostuvo que los combustibles en Uruguay son "excesivamente caros".

Consultado por este aspecto luego de la reunión, Astori expresó que las medidas que viene implementando el gobierno para encaminar la gestión de Ancap "están dando muy buenos resultados". Añadió que debido a ello "está mejorando sensiblemente la situación de la empresa".

Detalló que se está trabajando en la programación y rentabilidad de las inversiones de la petrolera estatal, la composición de la deuda y también analizando los negocios que realiza para "evitar los que tengan resultados negativos y mejorar los que ya lo tienen".

Otro punto clave para el ministro de Economía es la disminución de los costos de distribución de Ancap, que señaló son "extraordinariamente altos". Informó que el gasto por este concepto asciende a US$ 500 millones anuales y "nos hemos puesto como meta disminuirlos un 10%, que son US$ 50 millones y se van a notar en los resultados en materia de tarifas de combustible".

Astori aseguró que la gestión eficiente de todos esos aspectos terminarán "por tener una incidencia positiva importante en los resultados" de la empresa estatal que luego será trasladada al precio de los combustibles, pero aclaró que no se puede dar una fecha exacta para la concreción de ese proceso.

También declaró que se trabajará sobre otros costos internos "que dependen del Estado" y la inversión pública, como la infraestructura y la energía.

El presidente de la ARU destacó la intención expuesta por el ministro de reducir los costos de producción, aunque indicó que no hubo ningún compromiso en ese sentido. "Le dijimos que en la medida que se pueda mejorar (la situación de Ancap) se deberían trasladar esas mejoras para todo el aparato productivo nacional con una rebaja en el precio de los combustibles", expresó.

Sector.

Astori analizó que los productores agropecuarios están "afectados por la evolución (a la baja) de los precios a escala internacional", mientras que Reilly reconoció que la situación "es complicada" por este motivo.

Ambos coincidieron en la importancia de mejorar la inserción internacional de Uruguay en los mercados para contrarrestar ese proceso. "Manifestamos nuestra total adhesión a un Uruguay abierto al mundo, integrado cada vez mejor", expresó Astori.

Además, la ARU reiteró planteos acerca de la carga impositiva que pesa sobre el sector. Al respecto, el ministro dijo que "los incrementos impositivos que nos vimos obligados a decidir (para la Rendición de Cuentas) son de impuestos sobre los ingresos personales" y no tributos ciegos —que gravan la situación patrimonial y no la producción— "que estamos de acuerdo (con la ARU) en no tenerlos".

De la reunión con la ARU participaron aparte del ministro de Economía, el subsecretario Pablo Ferreri, el director de la Asesoría Macroeconómica, Andrés Masoller, y el asesor Martín Vallcorba.

Preocupación por la baja del dólar y las tarifas.

Reilly dijo que la ARU expuso a la delegación del gobierno su inquietud sobre el proceso a la baja que experimenta el dólar, ya que "el tipo de cambio se transforma en una variable determinante en un país exportador para mejorar la competitividad por la posibilidad de licuar costos". Además, cuestionó que "en el último tiempo por razones fiscales" se hayan utilizado las tarifas públicas con fines recaudatorios, incrementando los costos internos para la producción.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)