Comenzaría en noviembre, podría tener otros productos y más difusión

Avanzan en un acuerdo de precios hasta fin de año

Con la prioridad puesta en la inflación, pero sin descuidar los objetivos de crecimiento económico y de reducir el déficit fiscal, el gobierno sigue apelando a las medidas heterodoxas para contener la suba de precios.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Acuerdos: es una medida a la que ha recurrido el gobierno en el pasado.

Mientras, se evalúa una rebaja de combustibles, que si todavía no se resolvió es por el impacto que puede tener en los números de Ancap y del déficit fiscal (ver aparte).

Ayer jerarcas del Ministerio de Economía avanzaron en una reunión con directivos de la Cámara de Industrias (CIU), para concretar un nuevo acuerdo para mantener los precios de algunos productos de alimentos, higiene y limpieza por dos meses.

"Soy optimista. Hay ambiente para que se haga, veremos cuál es el alcance de productos", dijo ayer a El País el secretario de la CIU, Juan Carlos de León. En el acuerdo anterior que abarcó agosto y septiembre, se congelaron los precios de unos 300 productos que en sus diferentes presentaciones totalizaban 1.400 artículos. Esa lista podrá cambiar para el nuevo acuerdo, aunque aún no está claro si serán menos o incluso pueden ser algunos más.

La reunión de ayer fue preparatoria de otra que habrá el lunes ya con todas las partes involucradas. Esto es representantes de la CIU, de la Asociación de Importadores Mayoristas de Almacén y de la Asociación de Supermercados además de los jerarcas.

Desde la CIU "estamos dispuestos a analizar el tema y reeditar este acuerdo, en función de algunos ajustes", indicó De León.

En la reunión de ayer, el subsecretario de Economía, Pablo Ferreri y el jefe de la Asesoría Macroeconómica del Ministerio de Economía, Andrés Masoller, plantearon la posibilidad de un acuerdo más extenso hasta el 31 de enero de 2016. Pero, De León explicó que no ven posibilidades de que se extienda más allá del 31 de diciembre porque a partir de enero varios sectores tienen ajustes salariales.

"No hablamos de cantidad de productos, si de que empezaría en noviembre y que haya más difusión de cuáles son los productos y los comercios incluidos", afirmó el industrial.

Con esto, se quiere que haya "más transparencia" en la información y que "el esfuerzo sea valorado por la ciudadanía", añadió.

En el acuerdo anterior se especuló con que no había sido cumplido, pero De León dijo que sí se cumplió porque desde agosto "las grandes superficies no aceptaron listas con nuevos precios".

La idea es que ahora "doña María sepa que estos productos están incluidos en el acuerdo, que se los identifique claramente" y también los "comercios adheridos", explicó De León.

Es que en la experiencia anterior, pudo pasar que alguien comprara en el comercio de cercanía de su barrio y viera que los precios habían subido cuando ese establecimiento no estaba incluido en el acuerdo porque Cambadu (la gremial que agrupa a almaceneros, baristas y afines) no participó y tampoco lo hará en este, ejemplificó.

Para De León, el hecho de que este acuerdo se prepare con más tiempo y se le pueda dar más difusión puede llevar a que otras empresas que no estuvieron en el anterior se sumen.

A su vez, indicó que la CIU no condiciona el acuerdo a cierto nivel del tipo de cambio. "Sino después está la psicosis de que el umbral es $ 30, $ 31 y qué pasa", apuntó el ejecutivo.

De hecho el gobierno prevé que la suba del dólar siga siendo "gradual" (ver aparte).

Elemento positivo.

En entrevista con El País, el ministro de Economía, Danilo Astori había dicho a El País que el acuerdo "es un instrumento positivo, que es uno de los factores que explica el descenso de la inflación en el último mes (en 12 meses pasó de 9,5% en agosto a 9,14% en septiembre), creo que se va a confirmar este mes. Si hacemos el nuevo acuerdo, sin duda podemos extender un poco más en el tiempo el proceso de desaceleración de la inflación".

Había agregado que "hay que trabajar con todas las herramientas. El tema de los acuerdos de precios no constituyen la solución de la inflación, pero juegan sobre las expectativas. Y en la batalla por las expectativas, son fundamentales y han tenido buenos resultados en todos los casos que hicimos acuerdos".

Por su parte, el presidente del Banco Central, Mario Bergara dijo en Fray Bentos que el gobierno está trabajando "para que la inflación se reduzca y converja en un rango más razonable en los próximos tiempos pero sobre todo también trabajamos para que la inflación no se transforme en un nuevo problema, en un nuevo obstáculo, que no supere guarismos que la sociedad no quiere tener. Eso sería más problemático no solamente para el tema de los precios sino también para todos los demás objetivos de la política económica: situación fiscal, estabilidad financiera y la competitividad de las empresas uruguayas".

Sobre el acuerdo de precios, el presidente del Banco Central dijo que el Ministerio de Economía, "está convocando a un nuevo diálogo con el sector privado a efectos de ver si podemos extender la tónica, la lógica de estos acuerdos de carácter voluntario".

MEF decide sobre rebaja de naftas y pesa déficit.

Como habitualmente, pasa el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) tendrá la última palabra sobre una posible rebaja de combustibles. En el MEF se están "midiendo todos los efectos que una decisión de este tipo tiene, para empezar sobre la empresa y para seguir sobre la sociedad en su conjunto, sobre los objetivos de política macroeconómica", había dicho a El País el ministro, Danilo Astori. Ancap propone una rebaja de entre 2% y3%. El Ministerio de Industria ya dio el visto bueno, informó El Observador.

Bergara: fortalecimiento del dólar seguirá pero "gradual".

El presidente del Banco Central (BCU), Mario Bergara, anunció que el dólar seguirá apreciándose de forma gradual como resultado de la recuperación de la economía de Estados Unidos y aclaró que no existen repercusiones negativas producto de que más del 95% de las familias uruguayas tiene deuda en moneda nacional.

"Ahora el dólar está repuntando y ese proceso de fortalecimiento va a continuar, pero prevemos que afortunadamente se va a ir dando de manera gradual, lo que permite que las familias, las empresas, los bancos y el Estado, vayan adecuándose a este cambio gradual que va teniendo el dólar", afirmó Bergara.

"Los niveles de crédito en el Uruguay son relativamente bajos y en particular para las familias, los niveles de crédito no son altos y además, están esencialmente denominados en moneda nacional ya sea en pesos o en unidades indexadas y no en dólares como en el pasado. Por eso es que ahora que estamos en un proceso donde el dólar se está fortaleciendo, subiendo de manera sensible, no ha tenido mayores repercusiones negativas como si hubiera tenido en el pasado" indicó Bergara.

Sostuvo que al día de hoy, "más del 95% de las deudas de consumo que tienen las familias, están denominados en moneda nacional y eso es un buen escudo de protección para estos momentos en que el dólar se fortalece en el mundo y en el Uruguay".

Por otro lado, el presidente del BCU anunció que en 2016 esa entidad emitirá una moneda para homenajear la nominación del Anglo como Patrimonio Cultural de la Humanidad. "El próximo año el Banco Central va a estar acuñando una moneda conmemorativa que reflejará la designación patrimonial del frigorífico Anglo por parte de Naciones Unidas. Es un apoyo y una gratificación para el banco impulsar con énfasis la idea de que todas estas instalaciones que son verdaderamente maravillosas de venir a visitar, tengan el reconocimiento al esfuerzo de todos aquellos pioneros en materia industrial y de todos los obreros que trabajaron durante tantos años para hacer de esto la cocina del mundo" expresó Bergara. El directorio del BCU, visitó Fray Bentos con motivo de la 25ª Edición de la Feria Interactiva de Economía y Finanzas (FIEF) DANIEL ROJAS / FRAY BENTOS

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)