Las industrias que usan el insumo compran en el exterior

Azucarlito en problemas por importación de azúcar

La empresa Azucarlito planteó en el Parlamento su preocupación por la viabilidad de su principal actividad que es el refinado de azúcar. La posibilidad que tiene el sector industrial de importar este producto sin pagar aranceles tiene una fuerte incidencia sobre las ventas de la empresa sanducera en el mercado interno que en el último año apenas llegaron a 25.000 toneladas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
azucarlito

El director gerente de la empresa, Miguel Fraschini, explicó esta semana ante la Comisión de Industria del Senado que la economía de la empresa se ha visto "afectada" por una reducción de su mercado, así como también por la disminución del volumen anual de ventas, producto de que se ha sustituido con azúcar importado.

El marco regulatorio vigente protege con un arancel del 35% la venta del azúcar refinado con destino al consumo doméstico, pero deja liberado que los industriales elaboradores de dulces y bebidas puedan importar su azúcar como insumo industrial con arancel 0%, tramitando el certificado de necesidad en la Dirección Nacional de Industrias y siendo fiscalizado por el LATU.

"Por un lado, los cambios de hábitos en el consumo de las familias hacen que cada vez se consuma menos azúcar refinado en los hogares y se adquieran alimentos envasados, lo cual provoca un corrimiento del consumo doméstico al industrial. Por lo tanto, un consumo doméstico que hace 15 años era poco más del 50% del consumo nacional hoy llega a poco más de un 35%; el resto es azúcar de la industria", dijo Fraschini.

En este sentido, añadió que el azúcar de la industria además de importarse con arancel 0%, tiene un sistema de control "bastante permisivo", lo que hace que sostenidamente disminuya el volumen anual procesado y comercializado por la empresa.

"El reglamento actual de control del azúcar importada con destino industrial es demasiado laxo y permisivo, lo que ha permitido que los importadores de azúcar con destino industrial operen con mucha libertad y una agresividad muy fuerte", dijo Fraschini.

Por otra parte representantes del sindicato de trabajadores de Azucarlito mantuvieron reuniones con el dirigente de la Federación de Empleados y Obreros de la Bebida (FOEB) Richard Read, para ver la posibilidad de venderle azúcar a empresas como Coca-Cola. Sin embargo el precio que se paga por tonelada importada desde Brasil (unos US$ 400) no es competitivo para Azucarlito que vende casi al doble.

Las ventas de la empresa en el mercado interno han tenido una tendencia decreciente en los últimos cinco años. A modo de ejemplo, en 2010 el volumen comercializado fue de 34.000 toneladas y en el último ejercicio cerrado a abril totalizaron 25.729 toneladas. Lo contrario pasa con las importaciones que pasaron de 52.000 toneladas en 2010 a 73.156 toneladas en 2014, según cifras de la Dirección Nacional de Aduanas .

"La viabilidad de la empresa estaría basada en recuperar ventas en el mercado interno por el orden de 6.000 toneladas. Estamos en 25.000 y si pudiéramos volver a 30.000, podríamos tener sostenibilidad como industria. Si se logra que se haga un control más efectivo, estamos convencidos de que podremos recuperar ese volumen mínimo que vuelve a hacernos viables", dijo Fraschini.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)