Volumen de negocios de los bancos

Bancos con menor incremento de los negocios en siete años

En 2015 se dio además una suba de la morosidad, si bien sigue en nivel bajo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Depósitos: siguen creciendo y se totalizaron US% 28.256 millones de dólares. Foto: Archivo.

El volumen de negocios de los bancos que operan en la plaza financiera uruguaya creció 0,8% en 2015, el menor ritmo en al menos siete años, en línea con el enlentecimiento de la actividad económica que se verificó el año pasado. A su vez, por segundo año consecutivo se verificó una suba de la morosidad —esto es de los créditos impagos— aunque está en niveles históricamente bajos.

Al cierre de 2015 el volumen de negocios de los bancos totalizaba US$ 43.155 millones, eso es US$ 349 millones más que el que alcanzaban a fin de 2014.

Según el informe Análisis del Sistema Financiero de la consultora Deloitte (al que accedió El País), mientras los bancos privados incrementaron 3,2% su volumen de negocios (US$ 788 millones más), el Banco República (BROU) lo redujo 2,4% (US$ 439 millones menos).

Entre los privados se destacaron las filiales locales del venezolano Bandes y del estadounidense Citi con aumentos de 8,9% y 9,6% respectivamente en su volumen de negocios. El único banco privado con caída del mismo fue la filial local del suizo Heritage (-0,6%).

El Santander siguió como líder con el 28,6% del volumen de negocios de los privados, seguido por Itaú con 20,8%, BBVA con 18,7% y Scotiabank (que sumó a Discount el año pasado) con 16,7%.

Según Deloitte, en 2015 "la actividad en moneda extranjera" es la que explicó "el incremento del volumen de negocios". En efecto, creció 5% en moneda extranjera mientras que en moneda nacional cayó 9,6%, aunque esta última está influida por la suba del dólar de 22,8% el año pasado, ya que ambas cifras están expresadas en dólares.

A nivel de instituciones, las privadas incrementaron 4,6% su volumen de negocios en moneda extranjera mientras que el BROU lo hizo 5,8%. A su vez, los bancos privados redujeron 1,5% su volumen de negocios en pesos, mientras que el BROU lo bajó 15,9%.

Año de cautela.

El 2015 fue un año de cautela ante la desaceleración económica. En octubre pasado, el gerente general de Creditel y presidente de Créditos de la Casa (ambas financieras del grupo Santander), Gustavo Trelles había dicho que el sistema financiero tiene que tener "prudencia" en el sentido de "no seguir creciendo (en el crédito otorgado) al ritmo de años anteriores".

"Hay que prestar lo justo, no sobrecalentar" el crédito y "no prestar a un tipo que no puede pagar. Hay que cuidar el futuro, no queremos pan hoy y hambre mañana", había afirmado.

Precisamente, el 2015 fue el segundo año consecutivo de aumento de la morosidad bancaria que pasó de 1,5% a fin de 2014 a 2% al cierre del año pasado. Ese es el porcentaje de créditos vencidos sobre el total de créditos del sistema bancario, un nivel aún históricamente bajo. Ya en 2014 se había incrementado la morosidad desde el 1,3% de fin de 2013.

A nivel de los bancos privados la morosidad pasó de 1% a fin de 2015 a 1,3% al cierre del año pasado, mientras que en el BROU creció de 2,3% a 3,2% en el mismo período.

En septiembre del año pasado, el gerente general y vicepresidente del Scotiabank, Diego Masola había dicho en entrevista con El País que se notaba que "la morosidad había llegado a un mínimo histórico de 1% y eso ni en Estados Unidos ni en Inglaterra (se da), era ilógica".

Masola agregó que "hasta el 3% (de morosidad) es un chiste, es normal. Se está empezando a desacelerar el crecimiento y hace que tengas una morosidad más normal".

Esta mayor morosidad se dio al mismo tiempo que se redujo la cartera de créditos de los bancos en 2,8% respecto a 2014 totalizando US$ 13.767 millones (US$ 399 millones menos que un año antes).

En la banca privada la caída de los préstamos a empresas y familias fue de 1,2% (US$ 102 millones menos) hasta US$ 8.689 millones y en el BROU de 5,5% (US$ 299 millones menos que a fin de 2014) al totalizar US$ 5.077 millones.

Por su parte, los depósitos de familias y empresas en la banca local crecieron 2,5% en 2015 hasta US$ 29.819 millones (US$ 731 millones más que a fin de 2014). En los bancos privados la suba fue de 5,7% (US$ 904 millones) al totalizar US$ 16.638 millones. En el BROU hubo caída de 1,3% (US$ 173 millones menos) al alcanzar a US$ 13.181 millones.

Creció la dolarización de ahorros hasta 79,4%.

Con la incidencia de la suba de la moneda estadounidense (que afecta a la baja los depósitos en pesos al medirlos en esa divisa), la dolarización de los depósitos en la banca uruguaya volvió a crecer en 2015.

En efecto, los depósitos en moneda extranjera representaban a fin de 2015, el 79,4% del total. Al cierre de 2014, la dolarización era de 75,98%, a fin de 2013 de 72,87% y a fin de 2012 de 71%. Ese fue el último año de reducción de la dolarización, ya que en 2011 era de 71,3% y en 2010 de 73,2%.

Al igual que en los últimos años, el grueso de los depósitos está a la vista (es decir, se pueden retirar en cualquier momento). A fin de 2015, 84,9% de los ahorros estaban a la vista, el 10,9% a menos de un año, 3,1% a más de un año y hasta tres y 1,1% a tres años o más.

Ahorro de uruguayos en bancos del exterior cae 6,3% en tercer trimestre.

Los depósitos de uruguayos en bancos del exterior se redujeron 6,3% en el tercer trimestre de 2015 (respecto a fin de junio) y totalizaban US$ 8.500 millones según datos del Banco Internacional de Pagos (BIS, por sus siglas en inglés) a los que accedió El País. De bancos ubicados en el extranjero salieron US$ 573 millones en el tercer trimestre del año.

Respecto a fin de septiembre de 2014, los ahorros de empresas y familias uruguayas en el exterior bajaron 5,3% o US$ 479 millones.

De todas maneras, a fin de septiembre de 2015 había 5,4% más (o US$ 433 millones más) depósitos de uruguayos en el exterior que al cierre de 2014.

En tanto desde 1995 —fecha desde donde existen datos para Uruguay en el BIS—, hasta fin de junio de 2015, (con altibajos) los depósitos de uruguayos en bancos del exterior se multiplicaron casi dos veces y media, esto es, crecieron en US$ 5.065 millones.

A fin de septiembre de 2015, las empresas y familias uruguayas tenían depósitos en bancos (locales y en el exterior) por US$ 33.550 millones. De esa cantidad, se desprende que el 25,3% estaba fuera de fronteras y el 74,7% en Uruguay.

Al cierre de septiembre, las empresas y familias uruguayas tenían US$ 25.050 millones en bancos locales. Esa cifra siguió en aumento, ya que cerraron el año US$ 25.234 millones, es decir 1,5% más que a fin de 2014. Los datos del dinero depositado en bancos del exterior de cierre de 2015 estará en tres meses.

A su vez, a fin de 2015 no residentes en Uruguay tenían US$ 4.585 millones en bancos locales, 8,6% que a fin de 2014.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)