Busca bajar la cantidad de dinero circulante

El BCU profundiza política contractiva

El Comité de Política Monetaria (Copom) del Banco Central (BCU) decidió profundizar la política monetaria contractiva al reducir el ritmo de crecimiento de la cantidad de dinero en la economía parea el trimestre comprendido entre julio y septiembre.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Sede del Banco Central. Foto: Ariel Colmegna

A su vez, el Comité de Coordinación Macroeconómica (CCM) mantuvo el rango meta de inflación entre 3% y 7% para los próximos 24 meses.

Ayer, en la reunión del Copom se evaluó la marcha de la política monetaria luego de la ratificación del objetivo inflacionario definido por el CCM. En ese análisis se observó que el agregado definido como referencia (la suma de la emisión de dinero en poder del público, los depósitos a la vista y las cajas de ahorro del público en el sistema bancario) tuvo un crecimiento interanual prácticamente nulo, notoriamente por debajo de la pauta indicativa anterior de entre 4% y 6%.

"A ello contribuyó la caída significativa de la demanda de dinero, asociada a un menor dinamismo de la economía y al cambio de portafolio de los agentes económicos", explicó el BCU en un comunicado.

Por eso decidió mantener "la instancia contractiva de la política monetaria" y fijó para el trimestre comprendido entre julio y septiembre de este año un rango de referencia indicativo del crecimiento promedio de los medios de pago que va del 1% al 3% interanual. "Esta evolución de los agregados, así como una menor presión por el lado de la demanda debido al enlentecimiento de la economía, deberían llevar a la economía a una senda gradual de convergencia hacia el rango meta de inflación en el horizonte de política, sin generar efectos indeseados sobre el nivel de actividad y el empleo", indicó el documento.

Añadió que tanto la inflación efectiva como las expectativas de los agentes se mantienen por encima del rango objetivo, en el marco de un empuje inflacionario que llevó el guarismo por encima del 10%, si bien se está absorbiendo un impacto notorio de la depreciación cambiaria experimentada en el período. "Asimismo esta suba del registro inflacionario se ha visto agravada por factores de oferta, relacionados con los recientes fenómenos climáticos que ha sufrido el país y que han repercutido en los precios de algunos rubros alimenticios", dijo el Copom.

En ese sentido, destacó que se comenzó a verificar una leve reducción de la inflación subyacente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)