Marítimas

Bolivia: No es lucrativo extraer mineral de hierro sino ir a la industria siderúrgica

Hace varios años que Bolivia intenta reactivar la explotación de su yacimiento de mineral de hierro El Mutun, muy próximo al Urucum del Brasil, una vasta extensión próxima al río Paraguay.

Lo ha intentado realizando varias experiencias, la mayoría de modestas proyecciones con resultados poco halagüeños y diríamos más bien esfuerzos frustrados. Sin embargo, hará unos cuatro años llevó a cabo el proyecto de mayor envergadura que fue contratar bajo licitación a una empresa industrial inversora de la India que estaba dispuesta a invertir más de 1200 millones de dólares, levantando allí, en el oriente boliviano, el más grande emprendimiento industrial siderúrgico. El primer paso que se dio fue contratar con el gobierno boliviano el suministro de gas para instalar una usina generadora de energía para alimentar el nuevo emporio industrial. No tenemos información de primera mano de cuánto se alcanzó en ese objetivo, pero el tiempo pasó y la empresa india después de cumplir algunas etapas preparatorias que incluyeron fuentes de energía para mover los altos hornos, extrajo varios miles de toneladas de mineral. Luego se produjeron mutuos desacuerdos y dificultades, los intereses se desencontraron y la empresa india, parece que de común acuerdo, se retiró de Bolivia, no sabemos si con pérdidas o con algunas recuperaciones. El megaproyecto indio llegó en el momento en que el hierro estaba en el mercado internacional en el pico más alto de valores y el primer consumidor era China que compraba todo lo que se producía en el mundo. Después de que se fueron los indios el Estado boliviano explotaría los yacimientos, y para ello creó la empresa ESM.



FRACASO. Pero el negocio no fue productivo. El cierre de operaciones de la Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM) se produjo por la baja cotización del hierro en el mercado internacional y porque el Estado ya no podía subvencionar el funcionamiento de esta firma estatal, y así lo confirmó el ministro de Minería y Metalurgia Navarro. Este expuso en rueda de prensa que los costos de operación del mineral que se extrae de El Mutún, (Municipio de Puerto Suárez, departamento de Santa Cruz), es de entre US$ 15,5 y US$ 16 la tonelada, pero los compradores solo querían pagar de US$ 14,5 a US$ 15,5 la tonelada, lo cual era inaceptable. (Los números del ministro son imposibles de confirmar, ver qué relación tienen en el mercado y a qué se refiere si puesto en Bolivia o en China).

“Ese tipo de explotación de El Mutún se está clausurando de manera definitiva porque no es el momento para seguir produciendo material granulado que tiene escaso mercado y que no cubre los costos de producción”.

Anunció que la intención del Gobierno es desarrollar el ciclo completo de la cadena productiva, desde la extracción del mineral, la producción y transformación para entregar el producto terminado a la industria nacional, así como para su exportación. “Nuestra propuesta es de carácter estructural, estamos hablando de una planta siderúrgica de carácter integral, donde pretendemos producir 50.000 toneladas año de barras de construcción lisas y otras. Paralelamente queremos producir cerca de 80.000 toneladas de hierro esponja para la exportación de la industria siderúrgica en América Latina”, detalló el ministro de Minería.

Asimismo, Navarro informó que durante los últimos tres años la ESM acumuló de 400.000 a 450.000 toneladas de hierro granulado.

Nuestro opinión es que transportar mineral al Atlántico por ferrocarril no parece redituable y sí lo es a través de la Hidrovía, pero hay que construir Puerto Busch que es otro tema.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)