DOS DÉCADAS DEL NUEVO SISTEMA JUBILATORIO

BPS: salida a "cincuentones" cuesta hasta US$ 186: al año

En estimación “máxima”, 41.163 se cambiarían de régimen.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Cincuentones" se movilizaron en los últimos días. Foto: Ariel Colmegna.

El Banco de Previsión Social (BPS) estima que la solución para los trabajadores "cincuentones" afectados por el régimen mixto tendría un costo anual de entre US$ 121 millones en un cálculo "mínimo" y US$ 186 millones en la proyección de "máxima".

Los números fueron presentados ayer por el presidente del BPS, Heber Galli, en la Comisión de Seguridad Social del Parlamento. Según detalla el documento —al que accedió El País—, se buscó "estimar los ingresos y egresos a partir de generar la posibilidad de cambio de régimen a aquellos afiliados que tienen entre 51 y 59 años".

De acuerdo a la proyección del BPS, de habilitarse la opción saldrían de las AFAP un mínimo de 22.860 trabajadores y un máximo de 41.163.

Los denominados "cincuentones" son un grupo de trabajadores que eran menores de 40 años en 1996 y se vieron obligados por la ley a afiliarse a las AFAP por su nivel salarial.

A la hora de jubilarse, en algunos casos el sistema mixto les implica una menor pasividad que el régimen de transición -solo por el BPS- por lo que reclaman poder desafiliarse de las administradoras privadas. Además, presentaron un recurso de inconstitucionalidad contra la ley que creó el sistema. El estudio del BPS se realizó tomando los 63 años como edad de retiro (que es la edad promedio del sistema) y se utilizó como base de datos los trabajadores asesorados por la Ley 19.162 (que habilitó la desafiliación de las AFAP de los trabajadores que tenían más de 40 años en 1996). Los resultados se expandieron a la totalidad de cotizantes y se generaron dos escenarios, uno "de máxima y otro de mínima".

Según detalla el documento, ante la opción de desafiliación las AFAP transferirían al BPS entre US$ 895 millones y US$ 1.140 millones correspondientes a los aportes de los trabajadores. Ese dinero sería utilizado para abonar parte de la jubilación, pero el Estado debe asumir la diferencia entre ese monto y la pasividad que pagará por el régimen de transición.

Esto lleva a que el BPS proyecte que "en el primer quinquenio haya un resultado positivo. En el segundo quinquenio los egresos derivados de jubilaciones y pensiones superan el generado por aumento de aportes. En el tercer quinquenio se alcanza el mayor costo para el sistema, ya que se jubilaron la mayoría de los afiliados".

La aprobación de una ley que habilite la desafiliación de las AFAP de los "cincuentones" perjudicados es un tema de consenso entre los representantes sociales del BPS (trabajadores, empresarios y jubilados). Pero no de todo el directorio, ya que Galli aclaró ayer en la Comisión que se seguía discutiendo la solución.

La directora del orden empresarial, Elvira Domínguez, dijo a El País que "preocupan los costos y la sustentabilidad de la seguridad social" ante los números presentados.

Por su parte, el director en representación de los trabajadores, Ramón Ruíz, recordó que "si nos hubieran hecho caso hace 20 años (cuando rechazaron la llegada de las AFAP), hoy el Estado no debería pagar" nada a los cincuentones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)