“Se mete” en empresas que pagan sueldos a través de otras instituciones

BROU le saca ventaja a los privados para dar créditos

El retraso que existe por parte del Banco Central (BCU), en el otorgamiento de habilitaciones para que distintas entidades puedan ser emisoras de dinero electrónico (billetera electrónica-tarjeta prepaga) ha demorado la reglamentación de la parte de la ley de Inclusión Financiera que establece las condiciones para el pago del sueldo por cuenta bancaria.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
BROU puede ofrecer créditos a descontar del sueldo; ley abre esa opción tambien a privados.

Pese a eso, los bancos locales ya comenzaron la carrera por captar a los nuevos clientes que ahora deberán percibir sus salarios a través del nuevo sistema de pago. En ese escenario, el Banco República (BROU), busca sacar rédito por partida doble.

Es que a diferencia de los bancos privados que deben esperar a la reglamentación de la ley, el BROU desde hace años está habilitado a ofrecer crédito de nómina, esto es, préstamos que el banco luego cobra descontando la cuota del sueldo. Como el riesgo de impago es menor, el banco puede ofrecer tasas de interés más bajas.

Así, aprovechando esa ventaja y anticipándose al resto de los bancos, es que el República ya ha realizado acuerdos con empresas para ofrecer el crédito de nómina a sus empleados. Estas firmas por lo general ya tienen un acuerdo de pago de sueldos con otro banco, supo El País.

El BROU entonces "se mete" en las empresas, compite con el banco que paga los sueldos y aprovecha la ventaja que tiene de poder ofrecer créditos a descontar del salario. El banco estatal coloca dinero sin tener que gestionar la cuenta sueldo (de lo que se encarga el otro banco) que a priori prácticamente no ofrece beneficios.

El BROU ofrece el denominado "sistema de crédito automático", que permite a los funcionarios de las empresas tener acceso a préstamos directamente en el banco con solo presentar cédula y último recibo de sueldo, sin necesidad de intervención de la empresa asociada. Esto se realiza mediante un convenio entre el banco y la empresa. Una de las alternativas ofrecidas son préstamos en Unidades Indexadas (UI) con 9% de interés y en plazos superiores a 24 cuotas.

Cronograma.

El cronograma de incorporación al nuevo sistema de pagos incluido en la ley de Inclusión Financiera, prevé un plazo de nueve meses para que los trabajadores que aún no cobran sus salarios por cuenta bancaria o a través de la red de pagos, seleccionen un banco o un emisor de dinero electrónico. Luego, por espacio de tres meses será el empleador el que podrá elegir la institución en la cual pagará, si el trabajador no lo hizo. De común acuerdo se podrá mantener el sistema actual de pago, hasta 2017.

El asesor del Ministerio de Economía, Martín Vallcorba, dijo a El País que la reglamentación sigue a la espera de que el BCU apruebe las autorizaciones para los emisores de dinero electrónico que lo han solicitado (son siete). Ese fue el compromiso cuando se aprobó la ley.

Carrera por clientes.

Lejos de quedarse atrás, los otros bancos también buscan hacerse de nuevos clientes a través de cuentas sueldo, mientras esperan ser habilitados para ofrecer créditos por nómina.

El gerente comercial de Scotiabank, Horacio Correge, sostuvo que la iniciativa del BROU demuestra que se asiste "a un mercado cada vez más competitivo".

El Scotiabank ofrece a los clientes que cobran su sueldo en el banco una tarjeta de débito que es la única en el mercado asociada a programa de premios, según el ejecutivo. Además se puede gestionar vía telefónica y obtener únicamente con cédula y constancia de domicilio su tarjeta de crédito o préstamo amortizable hasta en 48 horas. El denominado "Club Sueldos" también ofrece a los nuevos clientes que comienzan a cobrar el salario mediante la institución, una tarjeta de crédito, una cuenta corriente, línea de sobregiro y préstamo amortizable hasta en 48 cuotas y con una tasa diferencial.

Por otra parte, el director comercial de Banco Santander, Esteban Gherardi sostuvo que el hecho de que un banco busque ingresar en empresas que tienen sus cuentas sueldos en otros bancos "es una práctica habitual" del mercado, ya que es la persona quien elige dónde tomar un crédito, independientemente de donde cobre el salario.

"Hasta que no se reglamente la ley los bancos privados no pueden realizar dicha retención. Luego que se reglamente será una herramienta más para el repago de los créditos", afirmó Gherardi.

El ejecutivo señaló que el banco tiene una oferta permanente de créditos pre-aprobados "en muy buenas condiciones" para más de 100.000 clientes que cobran el sueldo en la entidad, tienen sus tarjetas de crédito, tienen depósitos en el banco, o ya poseen un crédito en Santander, más allá de donde cobren su sueldo. Esos clientes tienen la facilidad de no tener que presentar documentación previa, y acceden a un crédito de manera rápida, a través del teléfono o Internet.

En tanto, el gerente de Banca Persona de HSBC, Alberto Melo, sostuvo que el banco ofrece créditos diferenciales en pesos para quienes ya tienen o soliciten una cuenta sueldo. Para esos clientes, próximamente se lanzará un préstamo personal de fácil acceso que será otorgado directamente a través del cajero automático sin necesidad de presentarse en sucursal.

En el caso de banco Itaú, ofrece préstamos a los clientes con cuentas sueldo que se pueden solicitar a través de diversos canales, pudiendo llegar hasta las 260.000 UI ($ 784.108).

Crece el uso del débito en 2014


La cantidad de operaciones con tarjeta de débito creció un 148% entre julio y diciembre del año pasado, respecto al período enero -junio, mientras que el monto aumentó 112%. Entre julio y agosto se procesaron más de 10,1 millones de operaciones por un total de US$ 471 millones. Tres años antes la cantidad de operaciones era casi 10 veces menor (1.122.000) y el monto cinco veces y medio menor (US$ 86 millones). También se incrementó la cantidad de POS (el aparato por donde pasa la tarjeta). En el segundo semestre la suba fue de 15% y se llegó a 37.285 POS. El mayor uso de los plásticos se ha visto incentivado por los beneficios fiscales. Desde agosto del año pasado hay una reducción de 4 puntos de IVA para los pagos con débito.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)