PROYECTO DE LEY

Cambian plazos para elevar el intangible de los salarios

También de pasividades, por “mala aplicación” que hizo el BPS.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Porcentaje: es el mínimo que tiene que cobrar el trabajador. Foto: Archivo

La Cámara de Diputados se apresta a votar un proyecto de ley que cambiará el cronograma por el que el porcentaje intangible del sueldo (es decir lo que el trabajador o jubilado tiene que cobrar sí o sí, tras descuentos por créditos y otros) pase del 30% al 50% en forma gradual.

Esto estaba previsto en la ley de Inclusión Financiera y originalmente el año próximo el intangible llegaría al 50%, pero "una mala aplicación del cronograma" —según el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF)— que llevó a afectar "fundamentalmente a jubilados y pensionistas" que tuvieron problemas para renovar créditos, hizo necesario el proyecto.

La comisión de Hacienda de Diputados votó por unanimidad (gobierno y oposición están de acuerdo) un proyecto de ley que retrasa el cronograma y se espera que en las próximas semanas sea votado por esa cámara para pasar al Senado.

Según la versión taquigráfica de la reunión de la comisión, el diputado del Frente Amplio Alfredo Asti señaló que según el proyecto el porcentaje de intangible del salario o pasividad (lo que como mínimo efectivamente tiene que cobrar el trabajador o el pasivo) sea de 35% tras la aprobación del mismo. Y que eso "esté vigente hasta el 1º de enero de 2019 e ir corriendo sucesivamente las fechas. El primer cambio se hará cuando suba al 40%, a partir del 1º de enero de 2019; pasará al 45% en 2020 y llegará al 50% en 2021", afirmó el legislador. Previamente, el coordinador del Programa de Inclusión Financiera del MEF, Martín Vallcorba manifestó que "hay una dificultad operativa que surgió de la implementación de lo que estaba previsto en la ley" y que "afectó fundamentalmente a jubilados y pensionistas en la medida en que hubo una mala aplicación del cronograma originalmente previsto".

Eso "llevó a que se registrara un salto en el intangible del 30% al 45%, sin pasar por los escalones previos" y "generó dificultades a un conjunto de colectivos que, a partir de enero de este año, a la hora de renovar o seguir pagando el crédito que habían contraído, se vieron sobrepasados por el intangible", explicó Vallcorba.

"El tema de los problemas en la aplicación del cronograma que llevó a que un conjunto de jubilados y pensionistas tuviera dificultades viene impactando en el día a día, desde enero de este año, cuando el BPS (Banco de Previsión Social) puso en aplicación el aumento en un solo escalón", cuestionó.

Con el proyecto, se cambia el cronograma y se resuelve esta dificultad, agregó.

De fondo, el objetivo de aumentar el intangible a 50% "es seguir protegiendo el salario del trabajador y del pasivo, profundizando una línea que se empezó en 2002", indicó Vallcorba.

"En aquel momento no había ningún límite y el trabajador llegaba a fin de mes y no cobraba nada, porque tenía todo su salario comprometido. Lo mismo sucedía con el jubilado, que tenía toda su jubilación comprometida. El aumento de 0% al 30% en aquel momento permitió ir resolviendo este problema. De todas maneras, nosotros decimos que un 30% disponible del ingreso para vivir parece no ser suficiente y por eso proponíamos aumentarlo", explicó.

Según Vallcorba se puede "plantear que es un enfoque muy paternalista, y en cierta medida lo es, como en muchas otras políticas públicas; hay algún elemento de este tipo, pero se pretende evitar situaciones de sobreendeudamiento, que comprometerían el salario y que no tienen marcha atrás".

El funcionario del MEF dijo que "cuando uno toma un crédito, puede dejarlo de pagar; irá al clearing, pero tienen mecanismos que les permiten manejar su endeudamiento. Sin embargo, acá estoy comprometiendo el salario y no tengo marcha atrás. No tengo posibilidades de generar condiciones para renegociar una deuda".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)