UN PROBLEMA PARA EL CAMPO

Cereoil va a concurso con deudas por más de US$ 50:

Solicitud presentada por accionista minoritario “sorprendió”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cereoil. Foto: http://gumagraphics.com/

La empresa Cereoil —una de las principales exportadoras de granos del Uruguay— se presentó a concurso de acreedores al arrastrar deudas superiores a US$ 50 millones con bancos y privados.

La presentación fue hecha por la firma estadounidense Seaboard, que posee el 45% de las acciones de Cereoil y es socio minoritario. Precisamente el director de la empresa y representante de los accionistas mayoritarios, William Johnson, expresó en radio Carve su "sorpresa" por lo ocurrido.

Una fuente del sector agrícola dijo a El País que era conocido que Cereoil tenía una situación financiera "bastante complicada", aunque llamó la atención "la manera y la forma" en que ocurrió la solicitud de concurso.

También señaló que este caso probablemente afecte las condiciones de crédito a las que accederán los empresarios agrícolas y sostuvo que varios ya han hecho acuerdos de refinanciación con los bancos.

En la Central de Riesgos del Banco Central (BCU) figura que Cereoil cuenta con líneas de créditos vigentes con instituciones financieras por US$ 46 millones, con calificación de 2A (deudor con capacidad de pago adecuada) y 2B (deudor con problemas potenciales).

Según informó a El País el director gerente de la Liga de Defensa Comercial (Lideco), Bernardo Quesada, la solicitud de concurso de Cereoil se concretó el jueves y ahora está siendo analizada por la Justicia. Explicó que el accionista que pide el concurso debe presentar pruebas de la insolvencia y si el juez las acepta notificará a la empresa para que justifique su situación financiera.

El pedido de los accionistas estadounidenses se enmarca dentro de la obligación establecida en la ley de Concursos y Reorganización Empresarial que hace responsables a los accionistas en caso de omisión.

Johnson manifestó que "no hay nada perdido, hay que seguir y encontrar una solución". El empresario había viajado en los últimos días a Buenos Aires para intentar renovar algunas líneas de crédito. "De las empresas (exportadoras de granos) locales era de las más fuertes y hace unos años competía de igual a igual con las multinacionales" que operan en Uruguay, explicó la fuente.

Este año, Cereoil realizó solicitudes de exportación por 276.000 toneladas.

La firma fue fundada hace 18 años y los socios estadounidenses se sumaron en 2014, tiene unos 250 empleados y es propietaria del Molino de Dolores.

El mismo día que se realizó el pedido de concurso, Cereoil había recibido el visto bueno de la Comisión de Patrimonio para la construcción de una planta de aceite de soja en la playa de La Agraciada (Soriano), con una inversión prevista superior a US$ 150 millones. "Ocurrieron dos hechos históricos para la empresa", indicó Johnson.

Este proyecto estaba parado desde hace varios años porque se iba a utilizar un sitio de La Agraciada catalogado como patrimonio histórico y requería una autorización especial. En su momento, también provocó que el gobierno de José Mujica mantuviera contacto con las autoridades argentinas porque se iba a construir un muelle que podría alterar la navegación en el Río Uruguay.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)