tendrá la menor tasa de crecimiento en 25 años, pero con una economía mayor

China gasta más para evitar frenazo económico

La desaceleración de la economía china es un hecho, por eso las autoridades de gobierno se centran ahora en evitar el "frenazo" económico, esto es que la convergencia a un menor crecimiento sea gradual y suave en vez de brusca y de golpe.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El primer ministro chino presentó los planes para impulsar y ordenar la economía. Foto: AFP

China es el segundo socio comercial en exportación de bienes para Uruguay en lo que va del año (el primer es Brasil). Pero, para Uruguay lo más relevante no es que China le compre menos al país, si no, su influencia en los precios de los commodities.

Las exportaciones uruguayas a China podrían ir a otro destino en caso de un menor dinamismo. Pero, lo que no puede mitigar Uruguay es el impacto en los precios de los productos que exporta en caso de un frenazo brusco del gigante asiático. En efecto, China consume un cuarto (25%) de la producción agrícola mundial y el 30% en soja. "A todos nos preocupa que esto afecte el precio de los commodities", dijo días atrás del director del Centro de Economía, Sociedad y Empresa del IEEM, Ignacio Munyo.

Empero, el gobierno chino busca que el desacelere de su economía sea gradual.

En comentarios durante la inauguración de la reunión anual del Parlamento en Beijing el jueves, el primer ministro chino Li Keqiang anunció una meta de crecimiento de cerca de un 7% para este año, por debajo de la meta del 7,5% que fue incumplida en 2014. El 7% sería el crecimiento más bajo para el país asiático desde 1990.

"La presión a la baja sobre la economía china se está intensificando", declaró Li a cerca de 3.000 delegados reunidos en el Gran Salón del Pueblo.

Por eso, China planea registrar en 2015 su mayor déficit presupuestario desde la crisis financiera global debido a un aumento del gasto para impulsar la economía.

A corto plazo, las principales autoridades chinas se están esforzando por sostener una economía presionada por el enfriamiento del mercado inmobiliario, altos niveles de deuda y un exceso de capacidad fabril.

A largo plazo, buscan impulsar el consumo para aliviar la sobredependencia en mercados de exportaciones.

Al remarcar los desafíos que significan lograr ese equilibrio, el Banco Popular de China redujo las tasas de interés el fin de semana por segunda vez en tres meses. Mientras, Beijing planea aumentar el gasto del Gobierno a 17,15 billones de yuanes (US$ 2,74 billones) en 2015, un alza del 10,6% respecto a 2014.

Eso significará aumentar el déficit presupuestario a cerca de un 2,3% del Producto Interno Bruto (PIB), que se compara con un 2,1% el año pasado y es el mayor desde 2009, cuando Beijing lanzó una serie de medidas de estímulo en respuesta a la crisis financiera global.

"Los problemas profundamente arraigados en el desarrollo económico del país se están haciendo más obvios. Las dificultades que enfrentamos este año podrían ser mayores que el año pasado", afirmó Li.

Al remarcar la necesidad de poner a la economía en un ritmo más sostenible luego de tres décadas de fuerte crecimiento, Li dijo que las prioridades incluyen impulsar reformas de las grandes empresas estatales que todavía presionan a la economía, además de liberalizar al sistema bancario y a los mercados financieros.

"Para desactivar problemas y riesgos, evitar caer en la trampa del ingreso medio y lograr la modernización, China debe depender del desarrollo, y el desarrollo requiere de una tasa apropiada de crecimiento", sostuvo Li.

"Al mismo tiempo, el desarrollo económico de China ha entrado en un nuevo estándar", añadió.

Un punto clave en la agenda de reformas de China es enfrentar la sobrecapacidad de industrias fuertemente contaminantes y hacer que sus fábricas se muevan hacia arriba en la cadena global de valor.

"La manufactura es tradicionalmente un área fuerte para la industria china", sostuvo Li.

"Vamos a implementar la estrategia Hecho en China 2025, buscaremos el desarrollo impulsado por la innovación, aplicaremos tecnología inteligente, fortaleceremos cimientos, buscaremos el desarrollo ecológico y redoblaremos nuestros esfuerzos por hacer que China pase de ser un manufacturador de cantidad a uno de calidad", agregó.

Además, prometió un mayor papel para las empresas privadas en la economía, que dijo que se abrirá más al reducir a la mitad el número de industrias en que se restringe la inversión extranjera.

Días atrás, el economista uruguayo Munyo señaló que "si bien el crecimiento del PIB es menor, está más balanceado hacia el consumo (en el 2014 el consumo incrementó su participación en el PIB en tres puntos porcentuales hasta 51%) y no hacia excesiva inversión, por ejemplo en obras de infraestructura que muchas veces nadie utiliza".

"Hay que tener presente que si bien este año China va a presentar el menor crecimiento en 25 años, también es cierto que hoy la economía china es 25 veces más grande que lo que era en 1990", concluyó Munyo del IEEM. EN BASE A REUTERS

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)