Katoen Natie y Montecon una disputa de más de una década por la carga

Las cinco claves de "la pelea" en el puerto de Montevideo

Las viejas rivalidades entre los dos principales operadores del puerto de Montevideo siguen vigentes. El uso de los espacios públicos, el destino del nuevo muelle C (inaugurado el miércoles), la instalación de grúas pórtico afuera de la terminal especializada y una segunda terminal de contenedores son las claves principales que explican "la pelea del puerto" a nivel local entre la belga Katoen Natie que opera la Terminal Cuenca del Plata (TCP) y la firma Montecon que opera únicamente en los muelles públicos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El movimiento de carga en el puerto de Montevideo registró en 2014 una caída de 5,4% respecto a lo sucedido en 2013. Foto: Ariel Colmegna

Otro capítulo es el que está planteado con Argentina por las medidas dispuestas por el gobierno de ese país y que desde hace meses golpean con fuerza la actividad de la terminal montevideana. Estas son las cinco claves o hitos en la disputa entre estas empresas.

El muelle C y las tarifas.

La polémica volvió a reavivarse esta semana con la inauguración del muelle C, una de las obras más esperada cuya concreción venia postergándose desde hace décadas. Aunque todos coinciden en que la obra es clave para mejorar la operativa de la terminal, los dos principales operadores tienen diferencias respecto al criterio adoptado por la Administración Nacional de Puertos (ANP) para fijar las tarifas por su uso.

El ente portuario dispuso que la tarifa sea la misma que se aplica en el resto de los espacios portuarios. Según una resolución de la ANP esa tarifa es de US$ 0,57 por metro de eslora hora, pero al mismo tiempo da cuenta que tomando en cuenta los costos que insumió la construcción del muelle (US$ 100 millones) el precio a cobrar debería ser de US$ 1,15.

La empresa Katoen Natie entiende que al cobrarse la mitad de lo que se debería para recuperar la inversión se está "subsidiando" la tarifa para favorecer a Montecon que será quien utilice más el muelle. "La administración reconoce que cobra la mitad de lo que le costó el muelle. Si se destinan fondos públicos para hacer un muelle que va a utilizar un privado, que el Estado no cobre lo que corresponde es difícil de comprender", había dicho esta semana a El País, el gerente de Relaciones Institucionales de la firma belga, Fernando Correa.

En tanto, desde Montecon se sostiene que "no hay ningún tipo de subsidio" y que la tarifa a aplicar es la correcta porque la nueva infraestructura inicialmente tendrá la misma productividad y la misma capacidad de usos que el resto de los muelles.

En una primera etapa el muelle contará con un dragado de 10,5 metros, pero no tendrá grúas pórtico ni ventanas de atraque. Según afirmó esta semana a El País el gerente general de Montecon, Juan Olascoaga la tarifa debería costar más cuando tenga la misma productividad que hoy tiene la terminal especializada. Katoen Natie también espera que los barcos graneleros de mayor profundidad puedan utilizar el muelle C en igualdad de condiciones que los barcos portacontenedores.

Las grúas pórtico.

La instalación de grúas pórtico similares a las que hoy tiene TCP (de Katoen Natie) es un viejo reclamo de Montecon. La empresa entiende que el nuevo muelle manteniendo su condición de multioperabilidad está capacitado para contar con esa tecnología y así poder dar respuesta a las requisitorias de los portacontenedores. Este es un tema todavía pendiente de resolución por parte de la ANP y que abordará la nueva administración. Katoen Natie se opone a que se instale esa tecnología por entender que es propia de terminales especializadas.

Las medidas argentinas.

La operativa portuaria se ha visto fuertemente afectada desde fines de 2013 cuando el gobierno de la presidenta Cristina Fernández prohibió los transbordos de mercaderías argentinas en puertos uruguayos. La terminal privada TCP ha sido la más perjudicada por las medidas argentinas porque recibía carga de frutas y pescado del sur argentino que dejó de venir a Montevideo a raíz de esta medida.

La empresa Katoen Natie sostiene que si bien la carga paraguaya "ha compensado", la situación en general "no está bien". Los movimientos de contenedores realizados en 2014 (229.600) por TCP fueron similares a los de 2012 (239.000) y menores a los de 2013 (274.000) y los de 2011 (327.000).

La segunda terminal.

En 2010 la subasta por la segunda terminal de contenedores para el puerto de Montevideo fue declarada desierta. En todo el proceso previo la multinacional Katoen Natie se opuso a su apertura por entender que una nueva playa de contenedores lo perjudicaría, además de considerar que la obra violaba el tratado de inversiones entre Uruguay y Bélgica y que el gobierno desconocía el contrato original.

En tanto, la firma Montecon consideró que el proyecto subastado por el gobierno y el modelo de negocios planteado no era viable, aunque se había manifestado como un firme interesado en la obra.

Los espacios públicos.

En la actualidad la empresa Montecon es quien opera los muelles públicos, pero la belga Katoen Natie aspira a que en breve se liciten esos espacios porque se considera que están adjudicadas de "forma precaria", después que en 2009 se anulara el llamado para gestionarlos.

En 2008 se licitaron tres áreas de almacenamiento de contenedores, las que un año después se adjudicaron a las firmas Nelsury (propiedad de los belgas de Katoen Natie) y Talfir (sociedad entre una empresa uruguaya y un grupo inversor filipino).

En esa instancia fueron desplazados del llamado por presuntas irregularidades las firmas Adantir y Montecon. Los otros oferentes sostenían que Adantir pertenecía en realidad a Montecon y el pliego de la licitación no permitía que una misma empresa presentara dos ofertas. Además, Montecon presentó una tercera carpeta con una oferta por error.

Luego, Montecon interpuso un recurso y apeló esa decisión, además de cuestionar la oferta de Nelsury por entender que se trataba de la misma empresa que TCP, lo que se entendía constituía una violación a las reglas de competencia en el puerto de Montevideo. Esto no pudo probarse y la Justicia consideró "inexistente" la competencia desleal.

"La firma Montecon no solo ha permanecido en el mercado portuario como uno de los principales operadores portuarios, sino que además se ha visto beneficiada en su actividad, en tanto no ha realizado ninguna obra de infraestructura portuaria", señaló en una parte de la resolución adoptada por la Justicia en la oportunidad. También en 2009 el Tribunal de Cuentas recomendó declarar desierto el llamado, pero la ANP ratificó su decisión de otorgar las áreas públicas.

Sin embargo declaró anulado el llamado por considerar que habían cambiado las ecuaciones económicas.

Mayor carga desde paraguay

El movimiento total de teus (medida equivalente a un contenedor de 20 pies) en el puerto de Montevideo registró en enero un crecimiento de 17,7% respecto a igual mes de 2014, según datos brindados a El País por el Centro de Navegación.

Ese resultado positivo se explicó principalmente por el crecimiento de los contenedores en tránsito (+50%), producto de las cargas provenientes desde Paraguay, y de contenedores vacíos (+12%).

En el comparativo frente a diciembre de 2014, el movimiento total en el puerto capitalino cayó 8,6%. Allí bajaron los rubros de importación (-19,5%), exportación (-16,6%) y vacíos (-3,7%), mientras que el tránsito mostró una leve suba (+0,2%). El año pasado la operativa cayó 5,4% respecto a 2013.

Tres protagonistas de la actividad portuaria

MONTECON

Operador portuario

La empresa Montecon opera en los muelles púbicos del puerto de Montevideo desde el año 2000 y está conformada desde 2007 por el grupo Schandy de Uruguay y el grupo Ultramar de Chile. Tiene su foco de negocio en la carga y descarga de contenedores, entre otros servicios logísticos. La firma entiende que hay decisiones de la ANP que favorecen a Katoen Natie.

ANP

Operador y regulador portuario

La Administración Nacional de Puertos posee el 20% del paquete accionario de Terminal Cuenca del Plata, especializada en el movimiento de contenedores. Además, es el ente regulador de la actividad portuaria en el país y en el futuro deberá tomar dos decisiones claves vinculadas al uso de los espacios públicos y la instalación de grúas pórtico que pide Montecon.

KATOEN NATIE

Operador portuario

La multinacional Katoen Natie es una empresa de capitales belgas que posee el 80% de participación en la Terminal Cuenca del Plata y que opera desde 2001 cuando ganó la licitación para hacerlo por 30 años. Su actividad se ha visto afectada fuertemente por la medida argentina que prohíbe el tránsito de mercaderías originarias de ese país por el puerto de Montevideo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)