A 20 AÑOS DEL RÉGIMEN MIXTO DE JUBILACIÓN

Cincuentones: el problema es del sistema dice el BPS

Las AFAP también tienen su responsabilidad en esto, afirma.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los cincuentones se han movilizado y pidieron la inconstitucionalidad de la ley que creó las Afap. Foto: D. Borrelli.

El de los "cincuentones", "es un problema del sistema (previsional), del régimen mixto y no se trata solo de un problema referido a lo que da la parte del pilar de solidaridad (del BPS)", sostuvo el presidente del Banco de Previsión Social (BPS), Heber Galli.

Los denominados "cincuentones" son trabajadores que eran menores de 40 años en 1996 —cuando se implementó la Ley 16.713 que creó las AFAP— y se vieron obligados a afiliarse a las administradoras por su nivel salarial. A la hora de jubilarse, en algunos casos, el sistema mixto les implica una menor pasividad que si hubieran seguido solamente en el Banco de Previsión Social (BPS). Esa diferencia va entre 2,3% menos y 32,3% menos.

Por esto, los "cincuentones" con el apoyo del Pit-Cnt iniciaron reclamos para que mediante una ley se les permita jubilarse por el régimen de transición y no por el mixto.

Las AFAP han dicho que el problema es la ley que estableció la obligatoriedad de afiliarse a los 40 años, y por ende, esos trabajadores no tuvieron el tiempo suficiente de acumulación (solamente 20 años) para recibir una mejor pasividad.

Sin embargo, Galli hizo hincapié en que las AFAP también tienen su responsabilidad en esto.

"Si las AFAP hubiesen obtenido mejores rentabilidades que las que obtuvieron; si no hubiesen cobrado comisiones tan altas desde el inicio del sistema —sabemos que la plata en la cuenta individual rinde más cuanto más tiempo está—; si se hubiese cobrado menos por concepto de comisiones y en vez de quedarse en comisiones hubiese ido con destino a la cuenta; o si el Banco Central (BCU) no hubiese rebajado la tasa técnica al 1,5% como está hoy, seguramente la renta individual que obtienen por la AFAP sería más alta y la suma de ambos elementos estaría mucho más cerca del resultado que da el régimen de transición", afirmó Galli.

El BPS ha realizado diferentes estudios sobre los costos que tendría que asumir para solucionar la situación de los cincuentones.

Uno de ellos, establece que tendría un costo anual de entre US$ 121 millones en un cálculo "mínimo" y US$ 186 millones en la proyección de "máxima".

De acuerdo a la proyección del BPS, de habilitarse la opción saldrían de las AFAP un mínimo de 22.860 trabajadores y un máximo de 41.163.

Según detalla el documento, ante la opción de desafiliación las AFAP transferirían al BPS entre US$ 895 millones y US$ 1.140 millones correspondientes a los aportes de los trabajadores. Ese dinero sería utilizado para abonar parte de la jubilación, pero el Estado debe asumir la diferencia entre ese monto y la pasividad que pagará por el régimen de transición.

El costo total, en la estimación de máxima, es de US$ 2.098 millones.

Otro proyecto, presentado por el diputado del Partido Colorado, Conrado Rodríguez, que modifica el cálculo jubilatorio de los trabajadores con aportes anteriores a 1996 (cuando se inició el régimen mixto con participación de las AFAP), tiene un costo menor: US$ 968,4 millones en total.

Galli señaló que "sería oportuno —así lo hemos trasladado a distintos ámbitos— generar un espacio de diálogo e intercambio a los efectos de analizar cuál puede ser la solución para este colectivo".

Además, aclaró: "que yo sepa no hay una posición del Poder Ejecutivo ni hemos tenido formalmente reuniones de las que en algún momento se habló".

"Obviamente que los informes que hemos venido haciendo y entregando también los tiene Poder Ejecutivo, pero no ha habido ni una toma de posición, ni tampoco una reunión para fijar la posición", añadió.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)