PESIMISMO

Confianza del consumidor cayó 18,5% en el semestre

Es la máxima variación negativa desde que se hace el índice.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Consumo: Mejor predisposición a la compra de bienes durables. Foto: Fernando Ponzetto

El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) registró una caída de 18,5% en los primeros seis meses del año en comparación al mismo período de 2015, la máxima variación negativa para un semestre desde que la medición se lleva a cabo.

Además, mientras el año pasado el pesimismo se profundizada en las expectativas de inflación, ahora se acrecienta en las expectativas de desempleo —subió 21,4% en el semestre—.

Ayer se conoció que la medición que elabora la Cátedra SURA de Confianza Económica de la Universidad Católica y Equipos Mori en junio se mantuvo estable en el límite inferior de la zona de moderado optimismo con 40,9 puntos.

"La variación prácticamente nula (del ICC) respecto al mes de mayo (0,4%) es el resultado de movimientos de los subíndices que lo componen que se neutralizan entre sí", indicó el informe.

En la medición anterior, el ICC alcanzó su mínimo histórico al ubicarse en 40,7 puntos. Se trata del límite de la zona de moderado optimismo, ya que por debajo de 40 puntos comienza la zona de atendible pesimismo.

En el mes la percepción sobre la situación económica del país permaneció estable, mientras que se contrajo la visión sobre la situación económica personal.

A su vez, la predisposición a la compra de bienes durables creció 10,3% respecto a mayo, lo que significó la primera recuperación de este subíndice desde enero, que podría explicarse por la caída del tipo de cambio y el cobro de los aguinaldos.

Dentro del subíndice "Otros indicadores de confianza económica", la mayor variación ocurrió en la categoría "Preferencia por la moneda local para depositar" que cayó 10,4%.

Pesimismo.

En el acumulado de los seis primeros meses del año, todas las categorías que componen los "Otros indicadores de confianza económica" avanzaron en dirección a un mayor pesimismo.

En las expectativas de desempleo para los próximos 12 meses fue donde se vio la mayor variación, con un aumento de 21,4% en el semestre. El informe sostiene que esta cifra refleja "el deterioro del mercado de trabajo al presente, pero también evidencia que los consumidores estarían esperando que la situación continúe desmejorando".

En línea con esto, las expectativas sobre la situación económica del país dentro de un año bajaron 21,1% en el acumulado de los primeros seis meses de 2016. También cayeron 14,3% en el mismo período las expectativas de ingresos de las familias.

Estos indicadores "junto a la percepción acerca de la capacidad para ahorrar de las familias registraron durante este primer semestre los mayores niveles de pesimismo desde que se releva la encuesta".

Pese a que dejó de ser la mayor preocupación a futuro de los consumidores, se mantienen las perspectivas negativas sobre la inflación. En el promedio del primer semestre del año, el 66,9% de los encuestados espera que los precios crezcan "mucho o bastante" en los próximos 12 meses.

Respecto al comportamiento futuro del ICC, el informe señala que "considerando que el ajuste a la baja del ICC comenzó a mediados del año pasado, el segundo semestre de este año se estará comparando con uno de 2015 que ya captaba un mayor pesimismo, por lo que se espera se modere la caída anual en lo que resta del año".

La confianza del consumidor se construye en base a una muestra aleatoria de 400 personas y seis preguntas con respuestas precodificadas que se agrupan para formar los tres subíndices, cuyo promedio simple da el ICC.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)