¿EN BUSCA DE TRABAJO?

Conozca los errores más comunes en una entrevista laboral

Más allá de las competencias profesionales, la entrevista de trabajo puede ser un factor clave a la hora de decidir la contratación de una persona. Por eso es muy relevante prepararse con tiempo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
entrevista laboral

Los expertos están de acuerdo en que una entrevista laboral no se debe nunca tomar a la ligera, porque hasta el más mínimo detalle puede significar una gran diferencia.

Según el director de la escuela de relaciones públicas de la Universidad del Pacífico, Francisco Sólanich, entre los errores protocolares más frecuentes se encuentran el llegar tarde o demasiado adelantado a la entrevista, vestir informal, usar demasiado perfume, tutear al entrevistador y utilizar lenguaje inadecuado para la ocasión. Sólanich dice que si bien esto tiene que ver más con un asunto de forma que de fondo, puede terminar siendo fundamental en la evaluación posterior del candidato.

“Existen algunas claves que ayudarán a centrar la entrevista en los elementos de fondo y permitirán que se desarrolle en forma adecuada”, indica.

Tips prácticos.

Algunos tips que pueden ser de utilidad a la hora de enfrentar de mejor manera una entrevista de trabajo son:

Horario: Todos sabemos que llegar tarde es un error, pero también lo es llegar en forma muy anticipada. Si la entrevista es a las 10.00 hrs, no puedes llegar a las 9.00 hrs. Lo recomendado es presentarse con 5 minutos de anticipación pues, hacerlo muy anticipado puede demostrar ansiedad.

Vestuario: Siempre es mejor asistir a la entrevista con ropa formal, a no ser que se postule a un trabajo muy creativo o de diseño. De igual forma, para las mujeres se recomienda un vestuario formal.

Perfume: Se recomienda un uso mesurado del perfume. Sólanich asegura que este es un error que se comente en forma habitual. Hay personas que se bañan en colonias y no pasan inadvertidas.

Vocabulario: Use un vocabulario formal. Trate de usted a la persona que la va a entrevistar. No tutee jamás a quien lo entrevista porque, a nivel de protocolo, es una falta de respeto tratar de ‘tú’ a alguien que no se conoce.

Saludo: Siempre extienda la mano. El beso también es informal y no se utiliza en estas instancias. El saludo correcto es de mano mirando a los ojos, indistintamente de si quien lo entrevista es hombre o mujer.

Postura corporal: El cuerpo habla, por lo mismo, use una postura correcta: Hombros hacia atrás. Mirando a los ojos cuando le hablan. Utilice sus manos en forma moderada para hacer gestos que apoyan lo que está hablando. Demuestre seguridad a través del cuerpo.

Cuidado con lo que dices: No hay vuelta atrás La mayoría de personas se pone nerviosa cuando va a una entrevista laboral, sin embargo, hay que tener mucho cuidado con lo que se dice.

Lo que se debe evitar.

Según la gente de WePow, empresa global de recursos humanos través de video, existen 8 cosas que se deben evitar en una entrevista laboral:

Preguntar a qué se dedica la empresa: Un candidato no puede llegar a una entrevista de trabajo sin tener ni idea del negocio de la empresa. Si realmente le interesa el trabajo, el candidato no solamente tiene que hacer una investigación superficial acerca de la compañía sino también de los productos y servicios de la misma.

Decir que el trabajo es muy duro: Incluso si esto es cierto, actualmente lo que más se valora de un empleado es que sea productivo y, a vez, alcance un equilibrio entre su vida laboral y su vida personal.

Decir que no se tienen debilidades: Todas las personas tenemos debilidades y conocerlas es tan importante como identificar los puntos fuertes. Este conocimiento habla de la auto-conciencia, que es clave para llegar al puesto de trabajo deseado.

Decir que es bueno trabajando en equipo: Saber trabajar en equipo no es un punto interesante para destacar de uno mismo pues se da por un hecho.

Decir que es perfeccionista: Esta es una frase que los reclutadores escuchan todo el tiempo. La perfección es un objetivo que nunca se alcanza ya que nada es perfecto.

Decir que su jefe era el peor: Si se habla mal del jefe anterior es muy probable que lo descarten a la primera.

Preguntar cuándo se hará la segunda fase: Estar preocupado por el futuro es aceptable, pero es bueno no apresurarse con el proceso. Las próximas fases de una contratación dependen de muchos factores que, incluso, están fuera del control del entrevistador.

"Tengo otras propuestas": Incluso se está participando en otros procesos de contratación, el entrevistador quiere creer que este es el único.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)