indicadores

Crecimiento de empleo en EE.UU. se frena y plantea dudas sobre economía

Las nóminas no agrícolas aumentaron en 142.000 el mes pasado y la cifras de agosto fueron revisadas a la baja a 136.000, dijo el viernes el Departamento de Trabajo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Dos jóvenes se presentan ante un centro de búsqueda de empleo en Miami. Foto: AFP

Los empleadores en Estados Unidos frenaron las contrataciones en los últimos dos meses y los salarios cayeron en septiembre, lo que plantea nuevas dudas sobre si la economía está lo suficientemente fuerte como para que la Reserva Federal comience a subir las tasas de interés este año.

Las nóminas no agrícolas aumentaron en 142.000 el mes pasado y la cifras de agosto fueron revisadas a la baja a 136.000, dijo el viernes el Departamento de Trabajo.

Fue el menor incremento del empleo en un período de dos meses en más de un año y podría avivar los temores a que la desaceleración económica global, encabezada por China, esté disipando la fortaleza de Estados Unidos.

Analistas consultados en un sondeo de Reuters esperaban que las nóminas no agrícolas hubiesen crecido en 203.000 en septiembre.

El crecimiento débil del empleo sorprendió a Wall Street y las acciones caían. El dólar también se depreciaba y los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense caían.

Las apuestas sobre futuros de las tasas de interés mostraban que los inversores veían sólo un 27 por ciento de probabilidad de un alza de las tasas de la Fed en diciembre, que se compara con un 44 por ciento antes de la publicación del informe de empleo.

"(Con) un reporte débil aquí, combinado con algunas de las otras debilidades que estamos viendo en todo el mundo, las probabilidades para diciembre disminuyen", comentó el economista de RBC Capital Markets Tom Porcelli.

Los inversores prácticamente no veían posibilidades de que la Fed ponga fin a su política de tasas de interés cercanas a cero en su próxima reunión de política monetaria a fines de octubre.

Las empresas estadounidenses están sintiendo la presión global y eliminaron 9.000 puestos de trabajo en septiembre tras perder 18.000 en agosto, según un sondeo del Departamento del Trabajo entre empleadores.

"No hay duda de que los acontecimientos en el resto del mundo están afectando a la economía de Estados Unidos", dijo a la cadena CNBC el economista jefe de la Casa Blanca, Jason Furman.

Desempleo.

En tanto, la tasa de desempleo se mantuvo estable en un 5,1 por ciento, como preveía el mercado. La tasa de desempleo proviene de un sondeo a los hogares, que mostró que 350.000 trabajadores salieron de la fuerza laboral el mes pasado.

La proporción de la población dentro de la fuerza laboral, que incluye a personas que tienen empleo o que están buscando uno, cayó a un 62,4 por ciento, el nivel más bajo desde 1977.

Los salarios promedio por hora bajaron un centavo a 25,09 dólares, durante septiembre y se elevaron sólo un 2,2 por ciento interanual, lo que apunta a presiones inflacionarias marginales.

El reporte tuvo unos pocos puntos brillantes que podrían ser bien recibidos por la presidenta de la Fed, Janet Yellen, quien la semana pasada dijo que la economía estaba lo suficientemente sólida como para justificar un alza de tasas este año.

El número de trabajadores con empleos a media jornada, pero que buscan uno a tiempo completo, bajó en 447.000 en septiembre, a 6,0 millones.

Yellen ha señalado que el alto número de esos trabajadores apunta a una capacidad ociosa escondida en el mercado laboral que no es capturada por la tasa de desempleo.

Una medición de desempleo que incluye a esos trabajadores y que es seguida de cerca por la Fed cayó a un 10 por ciento, su nivel más bajo desde mayo de 2008.

En otra señal desalentadora, el número de horas trabajadas en Estados Unidos bajó un 0,2 por ciento, lo que aumentó las posibilidades de que una debilidad más generalizada haya afectado a la economía el mes pasado.

En otro reporte, el Departamento de Comercio dijo que los nuevos pedidos a fábricas bajaron un 1,7 por ciento en agosto, más que el declive de 1,2 por ciento previsto por analistas.

En tanto, los nuevos pedidos de bienes de capital no militares y fuera de la aviación -un importante indicador de inversión de empresas- bajaron un 0,8 por ciento en agosto, más que la caída de un 0,2 por ciento informado previamente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)