El Ministerio ve dato “positivo”, pero espera más desacelere en 2° trimestre

Crecimiento del PIB reafirma "cautela" fiscal dice el MEF

La economía uruguaya creció 4% en el primer trimestre del 2015 respecto a igual período del año anterior, pero mostró un enlentecimiento en la medición desestacionalizada al expandirse 0,6% en comparación al último trimestre de 2014 (cuando había crecido 1,3%), de acuerdo a los datos divulgados ayer por el Banco Central (BCU).

Analistas y autoridades del gobierno coincidieron en que los datos deben tomarse con "cautela" en un contexto de desaceleración de la actividad.

El ministro de Economía, Danilo Astori dijo ayer en diálogo con El País que el dato fue "bueno, sobre todo el interanual (de 4%), no tanto el desestacionalizado (de 0,6%)". Los resultados se evalúan con la "mesura necesaria, porque no puede convocar a ningún comentario eufórico, en la medida que tenemos que saludar noticias positivas, pero al mismo tiempo tener en cuenta la cautela con la que hay que seguir trabajando", afirmó.

Si no consigue ver la infografía haga click aquí.

Para Astori el crecimiento de la economía en el primer trimestre revela que Uruguay "ha logrado alcanzar fortalezas que le permiten transitar por aguas un tanto turbulentas en el contexto internacional".

El ministro dijo que "el segundo trimestre va a mostrar un poco más de desaceleración, que es lo que Uruguay está viviendo ahora" y reafirmó que la noticia conocida ayer "es positiva" y "es un estímulo para seguir trabajando con mucho cuidado en política económica y fiscal". La economía uruguaya "está en un proceso de diferenciación respecto a la región", pero "sobre todo teniendo en cuenta el dato desestacionalizado y lo que prevemos para el segundo trimestre, también estimula a una política cautelosa en materia presupuestal", dijo

Por su parte, el jefe de la Asesoría Macroeconómica del Ministerio de Economía (MEF), Andrés Masoller el resultado del primer trimestre estuvo dentro de lo esperado y el crecimiento del 4% interanual marcó "la fortaleza" de la economía uruguaya frente al escenario internacional y regional que hoy aparece complicado

"Si uno mira el dato desestacionalizado, se confirma un proceso de desaceleración gradual, y es de esperar que esta tendencia se profundice en el segundo trimestre. En este escenario, mantenemos la proyección de 2,5% para todo el año, que sigue siendo un resultado muy positivo, teniendo en cuenta el escenario externo adverso que estamos enfrentando", dijo Masoller a El País.

El jerarca agregó que el manejo de los instrumentos de política económica debe contemplar, como hasta ahora, "una sintonía fina en el balance de los objetivos", tanto de actividad como de precios y tipo de cambio.

Además, Masoller puntualizó que la fuerte apuesta al desarrollo de proyectos de infraestructura que se prevé para este período apunta a sostener el crecimiento tendencial en niveles elevados.

Por otra parte, dijo que el combate a la inflación también continúa siendo una prioridad de la política económica. "A pesar de la desaceleración que estamos observando, y pese a la política monetaria contractiva implementada por el BCU, la inflación continua sin mostrar una tendencia clara a la baja. Es necesario seguir manteniendo el sesgo contractivo de la política monetaria en un marco que asegure la consistencia con la política fiscal y de ingresos", afirmó Masoller.

Según cálculos de El País, teniendo en cuenta el crecimiento verificado en el período enero-marzo, aún si la economía no creciera nada el resto del año, se asegura un piso de expansión de 2,1% para todo el año 2015.

El Centro de Investigaciones Económicas (Cinve) hace su propia estimación del componente tendencial del trimestre (indicador que corrige de efectos puramente estacionales y datos anómalos) que señala un crecimiento de 0,52% en comparación con el trimestre previo. Este dato es inferior al publicado por el BCU (+0,6%). De esa forma el componente tendencial alcanzó su tercer trimestre consecutivo de desaceleración.

La caída en la actividad en términos desestacionalizados, se dio en casi todos los sectores y destacó la industria con el peor resultado (-4,4%). En tanto, hubo un desempeño positivo del "Sector suministro de electricidad, gas y agua" que tuvo el mayor crecimiento (+10,3%) seguido del comercio (+3,7%).

Por su parte, en términos interanuales, todos los sectores de la economía se movieron al alza con excepción de la construcción. El que creció más fue el de electricidad, gas y agua (+18,1%), seguido de la industria (+11,3%) y el transporte (+6,1%), mientras que la construcción presentó una caída de 2,6%. Para el economista de CPA Ferrere, Germán Deagosto si bien el dato fue levemente mejor a lo esperado, se mantiene la proyección de crecimiento vigentes hasta ahora de 2,5% para 2015. "La razón es que buena parte de la innovación en el primer trimestre es por un efecto climático que posiblemente se va a revertir en los próximos trimestres: el sector energía, gas y agua aportó 0,4 puntos al crecimiento debido al aumento de la generación hidráulica", apuntó.

En términos absolutos, el PIB totalizó US$ 57.422 millones en los 12 meses cerrados a marzo.

Analistas ven expansión de 2,5% en año.

Los analistas consultados por El País señalaron que el dato de PIB del primer trimestre del año estuvo en línea con lo esperado. La economista de Deloitte, Tamara Schandy, explicó que la variación interanual de 4%, supone un crecimiento "muy significativo". Sin embargo, recordó que las cifras del primer trimestre están influidas por factores que no se repetirán en lo que resta del año. Entre ellos destacó el efecto por la apertura de Montes del Plata (con incidencia en producción industrial y agropecuaria). A eso se suma una expansión de la industria de alimentos diversos, rama con bastante volatilidad y una alta incidencia en el sector manufacturero, y de la industria frigorífica. "En esta coyuntura debemos interpretar con cautela la variación de 4% en la comparación con el primer trimestre de 2014. En cambio, los datos desestacionalizados sugieren un escenario de desaceleración, con una variación de 0,6%, que es bastante moderada, aunque hay que tener presente que los datos trimestrales tienen bastante volatilidad", expreso Schandy.

En tanto, el director del Centro de Economía, Sociedad y Empresa del IEEM, Ignacio Munyo, indicó que el buen desempeño del primer trimestre estuvo explicado por Montes del Plata y por condiciones externas que "no fueron malas". "Es como cuando un cuadro grande gana el campeonato Apertura o el Clausura, no da para festejar porque lo que importa es el Uruguayo. Vamos a tener que remar duro para llegar a un crecimiento superior al 2%", afirmó. Por su parte, el economista de Vixion Consultores, Aldo Lema, indicó que si bien continuó el crecimiento favorecido por factores puntuales como Montes del Plata y el sector eléctrico, también se extendió la desaceleración, sobre todo en el núcleo de la actividad y sectores claves como la industria y la construcción.

Los tres economistas esperan que el PIB crezca en el entorno de 2,5% este año, un punto por debajo de 2014.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)