BRASIL

Crisis política en Brasil pone en duda medidas de ajuste

S&P dijo que podría rebajar deuda del país sudamericano.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Michel Temer. Foto: EFE

El escándalo de corrupción que dejó al borde del abismo al presidente brasileño Michel Temer amenaza con enfriar la lenta salida de la recesión del país y con paralizar las reformas promercado en el Congreso, apuntan analistas. "La economía se resentirá mucho con la actual situación de crisis. Temo un tercer año consecutivo de recesión", dijo Gesner Oliveira, profesor de economía de la Fundación Getulio Vargas (FGV) y socio de la consultora GO Associados.

La calificadora de riesgos financieros Standard and Poors dijo ayer que podría rebajar la nota de Brasil, debido "a la creciente incertidumbre política".

El jueves, Temer apuntó que "la caída de la inflación, los números de retorno al crecimiento y los datos de generación de empleo crearon esperanzas de días mejores", en referencia a proyecciones que señalan que Brasil se apresta a superar la peor recesión de su historia (con una contracción de 7,2% de su PIB entre 2015 y 2016). "No podemos tirar a la basura de la historia tanto trabajo en pro del país", agregó, atribuyendo esos avances a las medidas de ajuste ya aprobadas o en discusión en el Congreso.

En la noche del miércoles se conoció una grabación en la que se oía a uno de los dueños del gigante de la alimentación JBS, Joesley Batista, tratando de alejar de sí las investigaciones de la Operación Lava Jato sobre los sobornos en Petrobras.

La Bolsa sufrió un derrumbe de 8,8%, el real se devaluó casi un 8% frente al dólar y desde entonces la prudencia predomina en las operaciones. Y la coalición en el poder y los mercados —las dos principales bases del impopular mandatario— se mueven con dos preocupaciones: sobrevivir políticamente y mantener las reformas en pie.

La poderosa Confederación nacional e Industria (CNI) publicó ayer un comunicado a página llena en los principales diarios, instando a salvar las reformas pese la situación de "incertidumbres e inestabilidad", sin mencionar una sola vez a Temer.

Según Oliveira, la continuidad de las reformas está en veremos. "En este momento, diría que no tienen chances" de ser aprobadas, afirmó.

Si la crisis se supera y las reformas avanzan, este año el PIB podría crecer 0,60% y podrían crearse 150.000 empleos, según las proyecciones de Go Associados.

La parálisis de las reformas podría en cambio hundir el PIB en un 1% y dejar a 380.000 trabajadores más en la calle.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)