Situación de Argentina, Brasil, Venezuela y Rusia preocupa a exportadores

Cuatro socios comerciales de Uruguay con problemas económicos

De los ocho principales destinos de exportación de Uruguay, cuatro atraviesan por diferentes problemas económicos lo que disminuyó su poder de compra de productos en el exterior.

Si no consigue ver correctamente la infografía, haga click aquí.

Ese escenario no es el más apropiado como para prever, en el corto plazo, una mejora en el nivel de las exportaciones. Y por eso, Uruguay debería apuntar a diversificar sus destinos de venta y a cerrar acuerdos comerciales con otros países, sostienen analistas.

Los ocho principales destinos de exportación por orden de importancia en 2014 fueron (exceptuando la zona franca de Nueva Palmira y la de Fray Bentos UPM desde donde la mercadería sale a varios países): Brasil, China, Estados Unidos, Venezuela, Argentina, Alemania, Rusia y México, según datos de la Unión de Exportadores (UEU). Y de esos, los tres sudamericanos y Rusia no la vienen pasando bien desde el año pasado.

La suma de las colocaciones en esos cuatro países representó el 30,1% de las exportaciones totales de 2014 (ver gráfico). En 2013, también habían estado entre los ocho principales destinos con una participación en el general de 32,1%.

Durante 2014, las exportaciones a Brasil cayeron 4,6%, hacia Venezuela el descenso fue de 8,2%, las colocaciones a Argentina bajaron 15,7%, mientras que Rusia fue el único destino de los cuatro donde hubo un alza de las ventas con 4,9%.

La economista asesora de la UEU, María Laura Rodríguez, dijo a El País que al observar las realidades económicas de los cuatro países, la percepción sobre 2015 es la de un año difícil para los exportadores locales.

En el caso de Argentina no visualiza un cambio de escenario hasta la llegada de un nuevo gobierno. "Hasta los propios empresarios argentinos esperan por un cambio de gobierno para esperar allí otros cambios", dijo Rodríguez. Para la economista, un nuevo gobierno en Argentina deberá empezar a ordenar su economía, desde todos los ángulos.

"Las restricciones cambiarias, las restricciones al comercio, todo es negativo para su economía y para los socios comerciales. Porque restringieron las importaciones que necesitan para producir, restringen los productos que tienen para disponer en el mercado interno y también los que pueden tener para exportar. Eso fue un manotón de ahogado por la falta de dólares", señaló.

Además, para Rodríguez, hay una complicación adicional: el bajo precio actual de la soja en el mercado internacional. "Argentina es un país que depende mucho de la soja y la baja de precio es un golpe para una economía que ya estaba débil", sostuvo Rodríguez.

Ayer, la tonelada de soja cerró en US$ 364,4, alejada de valores que rondaban los US$ 500 el año pasado. A las complicaciones agregó la de una política que no favoreció la llegada de inversiones, el alto déficit y la alta inflación.

Al referirse a Venezuela señaló que la situación es peor a la de Argentina.

Venezuela es más complicado todavía porque "es un país que depende casi exclusivamente del petróleo y que el crudo haya bajado a menos de la mitad es una situación muy delicada. Además, Venezuela ya venía mal cuando el precio del petróleo estaba alto", indicó.

Esa dependencia del crudo tuvo como resultado un freno en la producción venezolana y una consiguiente menor compra de productos importados.

Sobre Brasil, Rodríguez señaló que el país no tiene complicaciones como las de Argentina y Venezuela, pero no logra que su economía crezca.

"Según los empresarios brasileños falta infraestructura, inversión y hay muchas situaciones que no dejan que el país crezca y con ese crecimiento aumente la demanda y haya mayores exportaciones", dijo.

Además, sostuvo que Rusia está muy afectada por la baja en el precio del petróleo y las restricciones impuestas al país por la Unión Europea (UE) y Estados Unidos.

Con esa perspectiva, para la economista, Uruguay debe tratar de diversificarse lo más posible y apuntar a vender a países que tengan menos dificultades. En ese sentido, Estados Unidos puede ser una opción válida, aunque señaló que "el país está mejorando, pero en un contexto mundial donde nadie lo ayuda".

Como hecho resaltable señaló que Uruguay es un exportador de alimentos. Y aunque algunas economías de los principales compradores de mercadería uruguaya estén en dificultades, los alimentos se seguirán adquiriendo.

Por su parte, el director del Centro de Economía, Sociedad y Empresa de la Universidad de Montevideo, Ignacio Munyo, coincidió con Rodríguez que en materia comercial no habrá grandes cambios en el corto plazo con Argentina y Brasil.

Por eso, señaló que será "vital en estos años tratar de acercarse lo más posible a economías avanzadas, como Estados Unidos, donde hay mejores perspectivas de crecimiento".

Munyo afirmó que "hay que buscar acuerdos comerciales con otros países, con países avanzados, ya que los emergentes se desaceleran".

En el caso de Rusia, Munyo mostró más preocupación por una posible situación financiera que por la comercial. En ese sentido, expresó que hay grandes empresas rusas que están endeudadas y con mercados cerrados —por penas impuestas desde Occidente— a los que no tienen acceso para refinanciarlas. "Eso puede terminar en que alguna de esas empresa entre en default y desencadene cierto pánico en el mercado de los emergentes", sostuvo Munyo.

PRODUCTOS Y EXPORTACIONES A CADA SOCIO


Argentina - Autopartes:

Los principales productos que importa Argentina desde Uruguay fueron en 2014 las autopartes (con US$ 90 millones), seguido por papel y cartón y vehículos. Restricciones cambiarias y medidas para frenar las importaciones con el objetivo de potenciar a la industria local hicieron que el año pasado la caída de las exportaciones desde Uruguay hacia Argentina fuera de 15,7%.

Brasil - Plásticos:

El plástico y sus manufacturas fue el producto más importado por Brasil desde Uruguay con compras por US$ 202 millones, según el Instituto Uruguay XXI. Detrás se ubicaron los vehículos y el trigo. Un magro porcentaje de crecimiento en 2014 y una previsión similar para este año son los principales aspectos que redujeron las compras de Brasil en el exterior.

Rusia - Productos lácteos:

Las principales exportaciones hacia Rusia fueron los lácteos (manteca y leche en polvo) con US$ 121 millones, seguido de carne vacuna y menudencias. Una abrupta caída del precio del petróleo, el desplome de su moneda (el rublo) y restricciones impuestas al país por la Unión Europea y Estados Unidos son elementos que castigan su economía y llevan a un menor nivel de compra en el extranjero.

Venezuela - Productos lácteos:

El país caribeño compró a Uruguay el año pasado productos lácteos por US$ 282 millones. Después se ubicó la carne vacuna, equina y porcina. Venezuela acompañó la caída libre de los precios del petróleo, principal sostén de su economía y el país tiene control cambiario. Pero además, su economía está en recesión y la inflación anual alcanza a casi el 60%.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)