SOLUCIONES PARA LA SEGURIDAD SOCIAL

El debate sobre el ajuste de las jubilaciones: ¿UR o UI?

Se ajustan por evolución salarial, plantean que una parte sea por inflación.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Las jubilaciones se ajustan por salario, plantean que sea por inflación. Foto: Archivo

La redacción del artículo 67 de la Constitución obliga al Banco de Previsión Social (BPS) a ajustar anualmente las jubilaciones en base al Índice Medio de Salarios (IMS), pero también a las aseguradoras que pagan la renta vitalicia en base al ahorro individual de cada persona en las AFAP.

Esta última —la renta vitalicia— abre el debate sobre la conveniencia de esa indexación de las pasividades, porque está afectando las cuentas del Banco de Seguros del Estado (BSE), único actor que quedó en el mercado tras el retiro de las empresas privadas por la baja rentabilidad del negocio.

Hace un par de semanas en un evento en el Ministerio de Trabajo, el superintendente de Servicios Financieros del Banco Central (BCU) —regulador del mercado de AFAP y seguros —, Juan Pedro Cantera, planteó "revisar la unidad de cuenta de la renta vitalicia" y advirtió sobre "la solvencia del sistema".

En su presentación, Cantera sostuvo que la principal motivación para discutir la unidad de ajuste de las jubilaciones es que "no existen instrumentos de mercado denominados en UR" (Unidad Reajustable que evoluciona de acuerdo a los salarios). Es la primera vez que un funcionario de gobierno hace este planteo.

El director de la División Actuaria del BSE, Marcelo De Polsi, explicó a El País que bajo al actual sistema "por cada jubilación ya de arranque estamos perdiendo, pero además cuanto mayor sea la cantidad de jubilados mayor será el déficit". Hasta el momento, son pocas las personas que se han jubilado por las AFAP y cobran la prestación por el BSE dado que el régimen mixto está vigente desde 1996, pero en los próximos años ese número se incrementará.

De Polsi detalló que el déficit del BSE surge porque "recibimos una plata en pesos (del ahorro individual en las AFAP) y las buenas prácticas económicas indican que se debería invertir en un instrumento que te pague en base a la evolución de la UR, porque cada año debemos ajustar la prestación por IMS", pero el mercado no ofrece herramientas de ese tipo.

Lo que le ocurre a la aseguradora estatal se conoce como un descalce de moneda, porque debe invertir en papeles que se ajustan por inflación u otras variables, pero el factor de ajuste para las jubilaciones que debe pagar son los salarios.

"En las condiciones que hoy está planteado el mercado, hay un problema de riesgo" para el BSE, agregó. También sostuvo que este punto fue uno de los que llevó a los privados a salirse del negocio.

La forma que tendría el BSE para contrarrestar el riesgo por el descalce en moneda sería cubrirse pagando menos dinero por mes a los jubilados, pero no puede hacerlo porque el BCU le fija una renta mínima.

Modificación.

Cantera del BCU explicó que de no modificarse el actual esquema "se consolidará un monopolio de hecho del BSE con potenciales impactos negativos sobre el fisco".

Para evitar eso, tanto Cantera como De Polsi coinciden que sería saludable cambiar la moneda de indexación de las jubilaciones que se pagan en base al ahorro individual de UR a UI. Esto haría que las pasividades ajusten en base a la inflación, por lo que los jubilados no perderían poder de compra, pero además las aseguradoras tendrían instrumentos en el mercado para invertir y no tendrían un descalce de moneda.

Cantera aseguró que "la UI es mejor" dado que "la UR no asegura la capacidad de compra del jubilado", porque la evolución de los salarios se ve afectada por los ciclos económicos.

Mientras que De Polsi destacó que así el BSE tendría disponible instrumentos en UI para invertir, ya que para esa moneda hay "un mercado maduro y garantizado hacia el futuro".

La principal dificultad para aplicar un cambio en la moneda de referencia de las jubilaciones es que se debe modificar la Constitución a través de una consulta popular y esto no tiene demasiado apoyo político, estimó el funcionario del BSE.

Por eso, la presentación de Cantera manejaba como alternativa la creación de "un sistema de cobertura" con swaps o reaseguros que logre mitigar los riesgos que tienen las aseguradoras para abonar las pasividades indexadas al IMS. A su vez, planteaba que "por los efectos cíclicos de la UR sobre el Presupuesto, el Estado podría obtener beneficios de ser proveedor de esta cobertura".

La otra variable que ayudaría a revertir el déficit del BSE es que el Estado emita papeles en UR. "Ya no tendríamos problemas, pero el riesgo lo terminaría asumiendo Rentas Generales, es trasladar el problema", expresó el director de la División Actuaria del BSE.

Reacciones.

El director del BPS en representación de los trabajadores, Ramón Ruíz, manifestó que el problema que enfrenta el Banco de Seguros es una muestra de la debilidad del actual sistema de seguridad social. "La reforma que se aprobó en 1996 tiene fallas de diseño, porque se transfirió el problema desde el BPS al BSE y mientras las AFAP ganan US$ 100 millones por año", indicó.

Ruíz reiteró un planteo apoyado por el Pit-Cnt de discutir el régimen de jubilaciones en un diálogo social, aunque adelantó que cambiar el ajuste de las pasividades a UI "no es una prioridad para nosotros". Agregó que no se pueden hacer modificaciones "que perjudiquen a los beneficiarios solo para favorecer a las aseguradoras".

La Organización Nacional de Asociaciones de Jubilados y Pensionistas del Uruguay (Onajpu) también rechaza un eventual cambio en la moneda de indexación de las pasividades. Su secretario general, Waldemar González, dijo a El País que "las AFAP están desesperadas" por impulsar este cambio y aseguró que lo plantean porque en los últimos años el IMS evolucionó por encima de la inflación.

Además, indicó que la evolución de los salarios puede ser medida y controlada, porque surge de las negociaciones colectivas, mientras que la inflación no. La Onajpu comparte el planteo de Ruíz de discutir la globalidad del sistema de jubilaciones en un diálogo social y también quieren terminar con las AFAP.

Para la presidenta de la Asociación Nacional de AFAP (Anafap), la economista María Dolores Benavente, la UI "protege adecuadamente el poder adquisitivo de los jubilados y además hay instrumentos nominados con liquidez en el mercado". Por esos motivos es que las administradoras privadas apoyarían un eventual cambio en la moneda de ajuste de las jubilaciones.

A su vez, Benavente indicó que el actual esquema de ajuste de las prestaciones por IMS "puede ser una barrera de entrada para nuevos competidores" en el mercado de seguros.

Las diferencias entre UR Y UI.

El valor de la Unidad Indexada (UI) se fija en función de la evolución del Índice de Precios del Consumo (IPC) que mide el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) cada mes. Por tanto, refleja la inflación promedio de los uruguayos según la variación de los precios de una determinada canasta de bienes y servicios. Mientras que la Unidad Reajustable (UR) se ajusta en base a la variación del Índice Medio de Salarios (IMS) que señala la evolución de los ingresos corrientes de los trabajadores. Una recomendación común en materia económica a la hora de endeudarse indica que en períodos de crecimiento con salarios que se incrementan por arriba de la inflación, la UI es más conveniente. Pero ante un escenario de estancamiento, con salarios cayendo y aumento de precios, la UR resulta más favorable.

ASI LO VIERON ELLOS.

María Dolores Benavente - Presidenta de Anafap.

"Estamos de acuerdo (en cambiar la moneda de ajuste de las jubilaciones) porque la UI protege adecuadamente el poder adquisitivo de los jubilados y además existen instrumentos nominados en UI con profundidad y liquidez adecuadas. Entendemos que actualmente la unidad de cuenta puede ser una barrera de entrada para nuevos competidores en el campo de rentas vitalicias".

Juan Pedro Cantera - Banco Central del Uruguay.

"(Se debe) revisar la unidad de cuenta de la renta vitalicia (que pagan las aseguradoras en base al ahorro individual), la UI es mejor. En caso contrario, se requiere generar un sistema de cobertura para el riesgo moneda UR —como swaps o reaseguros—. Por los efectos cíclicos de la UR sobre el Presupuesto, el Estado podría obtener beneficios de ser proveedor de esta cobertura".

Ramón Ruíz - director del BPS (Trabajadores).

"No tenemos que ver las propuestas en función de lo que le conviene a uno u otro actor del sistema, ni podemos hacer cambios que perjudiquen a los beneficiarios solo para favorecer a las aseguradoras. Nos metieron en un problema grandísimo en 1996, se tiró la pelota para adelante y se le dio una ganancia importantísima al sector privado de las AFAP y ahora el Estado lo tiene que pagar".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)