MARÍTIMAS

Debemos tener un dique “panamax” para el éxito

Siempre hemos creído, o lo interpretamos así, que la globalizacion de nuestro mundo comenzó con la aparicion del contenedor a partir del cual recobró fuerza aquel genial modelo de logística que desarrolló EE.UU. en la II Guerra Mundial, y que llevó el modelo portuario de distribución de cargas a patrones avanzados de admirable inteligencia y éxito.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Panamax.

 Como era de esperar, eso produjo en la posguerra una oleada de cambios en los principales puertos del mundo, que luego llegó a los de segunda línea, continuando así su llegada a todos los puertos del mundo. Es precisamente esta realidad de cambio la que constantemente pone en permanentes desafíos al Puerto de Montevideo que sabe tomarse sus tiempos. Ahora mismo, en el rubro de las reparaciones navales, nos perdimos de un enorme compromiso por no haber contado con un dique flotante para barcos “panamax”. En efecto, el reciente barco siniestrado en Isla de Lobos, “Siteam Anja”, que el encallar sobre las estribaciones rocosas sufrió daños en su casco, que sin duda incluyen muchas chapas fisuradas y arrugadas, con la hélice y el timón dañados. Luego de inspecciones técnicas y el vaciado total de la nave se estudiará enviarlo a dique, y sobre todo al más cercano dentro de la región para efectuar reparaciones que le permitan navegar con cierta seguridad para llegar al destino final. No sabemos la magnitud de las averías, aunque han sido serias según se afirma, pero de haber contado Montevideo con un dique de dimensiones “panamax” (32,25 metros de manga) ese barco podría haber sido reparado acá por el menor costo del remolque y bajando los riesgos de navegación, con lo cual se habrían creado muchos puestos de trabajo por muchas semanas, y hasta el seguro se hubiera visto beneficiado.



LA NAVE. A último momento trascendió que el seguro dio pérdida total por el barco siniestrado considerando los daños sufridos, la vejez de la nave y el posible costo de reparación, de manera que se aconsejó su envío a desguace. Probablememente lo que prevaleció fue la antigüedad de la nave y el hecho de la actual crisis de la industria marítima. Son ahora tiempos de desguace y es precisamente hacia esa instancia adonde va ahora. Más allá de nuestras especulaciones, nos parece estupendo seguir avanzando con el proyecto Tsakos-ANP de contar en breve plazo con un nuevo dique flotante que sustituya al actual. La información al respecto la adelantamos en su momento.

Que tengamos un dique mayor que el actual, y sobre todo uno para los barcos “panamax”, es lo que está requiriendo la navegación internacional que está incursionando en aguas y puertos de la región. Por el río Paraná circulan 3.000 barcos por año para buscar granos, y seguramente entran y salen del Brasil más de 4.000, así que en caso de accidente los barcos están muy cerca de Montevideo, a no más de tres días. En cambio, los diques de Brasil están casi permanentemente ocupados y a costos mayores.



DRAGAS CHINAS. La ventaja de Montevideo lo demuestran las dragas chinas que vienen a Montevideo permanentemente a realizar en sus unidades trabajos de mantenimiento y reparación; vienen desde Brasil y Argentina que es donde están trabajando. Tal es el último caso de la draga china “Hang Jun 5001”, que días pasados entró al dique Tsakos después de haber dragado durante una semana el Área de Operaciones del antepuerto que se había aterrado. Esta draga permanecerá en dique dos semanas más reparando las cañerías y otros equipos, además del carenado general. En los últimos años la empresa Shanghai Dredging está manteniendo y reparando sus dragas operativas en la región en el dique Tsakos de Montevideo por cuya labor se generan fuertes ingresos económicos para el país, pero también, y no menos importante, es que los técnicos chinos y directivos de esas empresas están reconociendo la calidad profesional de nuestros talleres y le han entregado su total confianza. Nosotros, la ANP, estamos pagando a los dragadores chinos por dragar, pero también somos retribuidos por los honorarios de servicios uruguayos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)