Es arrastrado por la situación de Brasil, según varios analistas

Declive económico en América Latina seguirá en 2016

La mayoría de las economías latinoamericanas crecerán sólo modestamente el próximo año a medida que los bancos centrales suben las tasas de interés, con Brasil todavía estancado en una recesión, según un sondeo de Reuters que muestra una región cada vez más vulnerable a la desaceleración global.

Bancos y firmas de análisis rebajaron nuevamente este trimestre sus previsiones de crecimiento y elevaron sus cálculos de la inflación, mientras monedas como el real brasileño y el peso colombiano se desploman a mínimos récord. Sólo en el caso de Perú se espera una expansión superior al 3% en 2016 entre las siete mayores economías latinoamericanas.

América Latina fue golpeada por una caída drástica del precio de sus exportaciones de materias primas como el petróleo, el mineral de hierro y el cobre. El declive actual podría extenderse por algunos meses más, con la producción económica probablemente tocando fondo entre el primer trimestre del próximo año y el segundo, de acuerdo con el sondeo.

El momento exacto de la recuperación sigue sin estar claro. En lo que sí coinciden los economistas es que el sendero de la región hacia una reactivación sostenida será largo y pedregoso, apoyándose en líderes impopulares que deberán aprobar reformas estructurales.

"Por casi 10 años, las economías latinoamericanas básicamente pudieron sentarse y disfrutar el viaje", dijo Marcelo Carvalho, jefe de análisis económico para América Latina de BNP Paribas. "Esos días terminaron", afirmó.

Los funcionarios tienen poco margen de maniobra para apuntalar sus propias economías ya que la inflación sigue alta. Los bancos centrales están posicionándose para subir las tasas de interés, mostró el sondeo, y los analistas dicen que lo mejor que podrían hacer es limitar el ajuste monetario al mínimo.

"La depreciación pasada está poniendo presión tanto sobre la inflación como sobre algunas medidas de las expectativas de inflación", escribió en un informe Ilan Goldfajn, economista jefe de Itaú Unibanco. "Sin embargo, como el crecimiento está flojo, los funcionarios también están indicando que las tasas de interés no aumentarán significativamente", añadió.

Las apuestas son altas para la región. Si bien grandes crisis cambiarias son menos probables en la mayoría de los países debido a sus regímenes cambiarios flexibles, su posición crediticia podría estar en riesgo en los próximos años, asustando a los tan necesitados inversores extranjeros.

En un reporte reciente, Standard & Poors enumeró a cuatro países sudamericanos, —Venezuela, Argentina, Colombia y Perú— como las economías emergentes más vulnerables a lo que llamó "tendencias globales adversas".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)