Alcanzó los US$ 1.959 millones

El déficit fiscal llegó a 3,6% en noviembre

El resultado fiscal en el año móvil a noviembre, fue deficitario en 3,6% del Producto Interno Bruto (PIB), según datos oficiales divulgados el martes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La cartera ya no fijará fictos para ventas de campos. Foto: Darwin Borrelli

Esto implica un incremento en el déficit fiscal de 0,4 puntos respecto a los 12 meses a octubre, con lo que alcanzó los US$ 1.959 millones.

Este empeoramiento en el resultado respondió a un incremento en los egresos, al tiempo que los ingresos se mantuvieron estables como porcentaje del producto. En particular, los Ingresos del Sector Público no Financiero se mantuvieron respecto al año móvil a octubre en 30,2% del Producto.

Esto se debió a que, pese a la reducción en la recaudación de la Dirección General Impositiva (DGI), el Banco de Previsión Social (BPS) recibió mayores ingresos, lo que, junto con un incremento en el rubro Otros ingresos, compensó la menor recaudación impositiva.

En el otro extremo, los egresos del sector público no financiero, aumentaron 0,3% del PIB, debido sobre todo al incremento en la variación del stock de Ancap.

Adicionalmente, como resultado de un aumento en las transferencias por mayores egresos por seguro de enfermedad, transferencias a Administradoras de Fondos de Ahorro Previsional (AFAP) y pagos a partidos políticos en elecciones, el gasto primario corriente avanzó 0,1 punto. Así, el total de egresos se incrementaron en 0,4 puntos porcentuales. De esta forma, el resultado primario del sector público fue de 0,75% del PIB, equivalente aproximadamente a US$ 425 millones. Los intereses de deuda se mantuvieron en 2,8% del producto.

Empresas públicas.

El resultado global de las empresas públicas fue negativo en noviembre, y juntas perdieron US$ 17,8 millones. Este resultado fue sobre todo explicado por las pérdidas mensuales de Antel, que ascendieron a US$ 31 millones, y se vieron en parte compensadas por las ganancias mensuales de Ancap, que alcanzaron los US$ 24,5 millones.

Por su parte, UTE verificó pérdidas de US$ 6,2 millones, al tiempo que OSE lo hizo por US$ 4,5 millones. Por su parte AFE perdió US$ 800.000 y la Agencia Nacional de Vivienda (ANV) US$ 400.000.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)