Ópticos no fueron avisados y creen que afectará las ventas

Dejan comprar lentes de sol en el exterior vía web

Las empresas de courier ya avisaron a sus clientes que a partir del 1° de enero se puede volver a comprar lentes de sol en el exterior a través de Internet.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La Aduana volvió a permitir la adquisición de lentes de sol en el exterior. Foto: M. Bonjour

Desde fines de 2013 esas compras estaban prohibidas (ver nota aparte). La nueva resolución sorprendió a los ópticos locales que no estaban al tanto de la situación y prevén que la autorización resienta las ventas en plaza.

En la comunicación, los courier expresan que la confirmación llegó desde la Dirección Nacional de Aduanas (DNA); la autorización pone como única condición que la compra debe realizarse para uso personal y no con fines comerciales.

Desde una empresa de courier se informó a El País que en su caso la información fue transmitida verbalmente por las autoridades y sin señalar la existencia de decreto alguno.

Además, informaron que los precios que tienen los lentes de sol, por ejemplo en Estados Unidos, son significativamente inferiores que en el mercado local. "Llegan a valer el 20% de lo que cuestan acá", dijeron.

La autorización sorprendió a la Sociedad Uruguaya de Ópticos Técnicos (Sudot) que no había sido notificada sobre el cambio.

El directivo de la gremial, Ernesto Valdenegro, dijo a El País que el levantamiento de la prohibición afectará las ventas.

Señaló que esta semana se realizará la primera reunión anual de la directiva de Sudot —que ya estaba prevista— donde seguramente tratarán el tema del levantamiento de esa prohibición.

"Si se liberó (el ingreso de los lentes de sol mediante compras web) va a afectar el mercado", dijo. En algún momento, los comerciantes locales se habían quejado por la venta de lentes chinos o de contrabando, ya que estos artículos no contaban con los aspectos sanitarios requeridos internacionalmente.

Valdenegro señaló que no existe preocupación en ese sentido por el ingreso de lentes de sol de marcas reconocidas, ya que esas grifas tienen estandarizadas sus producciones y cuentan con los filtros solares adecuados. Pero sí preocupa una posible proliferación de compras de lentes de sol en Estados Unidos, ya que Valdenegro reconoció la diferencia de un precio menor en origen.

En tanto, las empresas de courier ya comenzaron a recibir consultas sobre cómo comprar lentes de sol en el exterior mediante Internet.

Desde el 1ero de este mes, la Dirección Nacional de Aduanas añadió más requisitos para poder utilizar el sistema de compras por encomiendas.

El nuevo decreto estableció que las encomiendas del exterior para ser exoneradas de impuestos deberán ser recibidas por una misma persona física mayor de edad; no tener fines comerciales; y, en caso de que la encomienda contenga una compra, el pago de la mercadería deberá realizarse mediante el uso de tarjeta de crédito o débito internacional, cuya titularidad coincida con el titular de la compra y con el destinatario de la encomienda.

Se permite un máximo de 5 compras anuales por cada persona física con un valor máximo de US$ 200 por cada vez, ya que a partir de ese tope deben pagarse impuestos de importación por la operación.

Además, cada compra de entrega no expresa menor a US$ 50 —que antes no tenían límite en cantidad— estará incluida dentro de las cinco anuales.

Ese tipo de compras se hacían generalmente a China y venían por El Correo; ahora deben regirse por el mismo régimen que los courier.

Hasta ahora, como no era necesario que coincidiera el titular de la tarjeta con el titular de la compra, una familia podía hacerse al menos 10 compras al año con el mismo plástico.

A partir de la exigencia de tener una tarjeta de crédito internacional para realizar la compra, las empresas que se dedican a este negocio ya están ofreciendo servicios de ese tipo a sus clientes para no resentir el nivel de las compras en el exterior.

Suspensión había sido por motivo sanitario

En septiembre de 2013 el Ministerio de Salud Pública (MSP), a través de la Dirección General de la Salud suspendió transitoriamente, por motivos "sanitarios", las importaciones vía correo de anteojos, cristales, gafas y armazones.

Esta resolución abarcó tanto a los pequeños compradores como a las grandes ópticas que podían adquirir estos productos por Internet. Solo se exceptuó de la disposición aquellos casos que se justificaran por parte de un médico oftalmólogo.

El área de fiscalización del MSP se había visto "saturada" por la importación de lentes de sol, y eso se debió en buena medida a las compras pequeñas —de uno, dos o tres pares de lentes— a través de Internet, según informó el diario El Observador en la oportunidad.

Desde la cartera también indicaron que con la medida se podrían poner a tiro con las inspecciones atrasadas y reorganizar el trabajo a la interna del ministerio. Además se argumentó que como las ópticas ya habían realizado sus pedidos para la temporada, la medida no afectaría sus intereses.

Actualmente, hay dos productos que están exceptuados del límite de cinco compras anuales: los libros y los medicamentos. Dentro de este último rubro se incluyen los lentes de contacto, que no se pueden adquirir utilizando el sistema de compras por encomienda.

Los nuevos controles ya están vigentes desde el 1ero de enero, aunque los courier no creen que afecte el nivel de las compras.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)