Perú

"Descarbonización" de la economía debe ser gradual, según BM

Rachel Kyte dijo que hay que mantener la cautela en la transición de combustibles fósiles a más ecológicos, para no desestabilizar a las empresas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Rachel Kyte, experta del Banco Mundial. Foto: AFP.

La transición de los combustibles fósiles a los menos contaminantes debe ser muy cautelosa para evitar el económicamente desastroso estallido de la "burbuja de carbono", dijo el sábado Rachel Kyte, la principal experta en clima del Banco Mundial (BM)

El petróleo, carbón y gas se convirtieron en ejes de la economía mundial y las industrias se exponen a una potencial catástrofe en el viraje hacia energías limpias, dijo  Kyte, emisaria del BM para el cambio climático.

"Si aceptamos que necesitamos menos carbono para el crecimiento, podríamos correr un riesgo financiero, vinculado a la importante presencia en nuestra economía de empresas que han invertido fuerte en (atenuar su emisión de) carbono", dijo Kyte en una entrevista con la agencia AFP en Lima.

Según Kyte, el acuerdo sobre el clima, que podría estar listo dentro de dos meses en la conferencia COP 21 de París, podría desestabilizar a estas empresas, que hacen frente también a un creciente movimiento de "desinversión" de las actividades contaminantes.

Según Kyte "ese es todo el problema de la burbuja de carbono", como se le conoce al efecto dominó que podría causar la abrupta eliminación de los combustibles fósiles, de los que actualmente dependen las grandes economías, golpeando el precio de los combustibles y desatando una crisis económica.

Los bancos centrales deben "analizar si estamos frente a un riesgo sistémico" que podría hacer tambalear a la economía en su conjunto, agregó la funcionaria, que guarda la esperanza de que esa transición será gestionada de "manera ordenada".

Kyte relativizó además el rango de 100.000 millones de dólares anuales que los países ricos se han comprometido a juntar para ayudar a los países del hemisferio sur a combatir el cambio climático.

"Esto es políticamente importante porque es una promesa de quienes han causado el problema (del clima) pero, sobre todo, tenemos que comprometernos en el camino de una economía descarbonizada", detalló la responsable del clima en el Banco Mundial.

Según Kyte, los transportes, las ciudades y la energía deberán cambiar radicalmente, lo que requerirá de inversiones colosales. "No es un problema de 100.000 millones de dólares, sino de miles de miles de millones de dólares", aseguró.

Francia anunció el viernes en Lima una contribución adicional de 15.000 millones de dólares en financiamiento anual prometido a los países pobres, que hasta hace unos días sumaba 62.000 millones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)