Moneda con su nivel más bajo de los últimos doce años frente al dólar

Desplome del euro genera desconfianza en exportadores

En el sector exportador se observa con atención el desplome del euro frente al dólar y no se descarta que eso comience a tener algún efecto sobre las colocaciones uruguayas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La moneda europea parece no encontrar su piso. Foto: Reuters

La moneda de la zona euro cotizó en la víspera a US$ 1,068, un 1,58% por debajo del cierre del lunes y toco su nivel más bajo desde el 26 de marzo de 2003.

La asesora de la Unión de Exportadores (UEU), María Laura Rodríguez, dijo a El País que es difícil establecer con precisión qué puede suceder, pero no descartó que compradores europeos demanden menos productos, demoren compras o busquen renegociar operaciones.

En este sentido, también aclaró que eso depende de la situación en que esté cada empresa europea. La situación puede ser distinta en casos donde Uruguay sea único proveedor, lo que puede hacer que la corriente exportadora se mantenga. Otra puede generarse si se trata de productos estándar que pueden conseguirse más baratos en otros mercados.

El debilitamiento de la moneda en Europa hace que los importadores tengan que utilizar más euros para comprar los productos y a la vez Uruguay pierde competitividad con esos mercados.

En los primeros dos meses de 2015, las ventas a la euro zona fueron algo más del 10% del total de las exportaciones. Si se analiza lo sucedido respecto a la competitividad con esa región, en enero el indicador de Tipo de Cambio Real cayó en promedio 7,5%, y fue la quinta baja mensual consecutiva. Incluso en algunos casos fue la mayor desde junio de 2003 (contra Italia fue la máxima desde mayo de 2010).

Dado que durante febrero los precios domésticos continuaron aumentando por encima de la suba del tipo de cambio, se podría esperar que la depreciación del euro frente al dólar genere una profundización en la pérdida de competitividad con esa región en febrero, y que continuará dado lo que sucede con la moneda europea.

Durante 2014, el 3,4% del total de ventas externas de Uruguay tuvo como destino Alemania, que fue el sexto principal receptor de productos nacionales, pese a haber perdido importancia relativa, en tanto durante 2013 había sido destino del 4% del total.

En tanto, en enero y febrero de 2015 este destino perdió importancia relativa, al compararlo con los mismos meses del año pasado, y en el primer bimestre del año fue el receptor del 3% del total de exportaciones, luego de que las ventas hacia ese país cayeran casi 35% respecto al mismo período de 2014.

Por su parte, Holanda fue destino del 2,15% del total de ventas externas en los primeros dos meses de 2015, y cayó 5,17% frente a igual bimestre del año pasado. Durante 2014, recibió el 2,1% del total de colocaciones.

A su vez, en un día marcado por la debilidad del euro frente al dólar los principales mercados del mundo operaron fuertes pérdidas. Fue el caso de Wall Street que sufrió ayer una terrible caída como reacción dramática a una causa que, en cambio, no es en absoluto nueva: la fortaleza del dólar y el efecto bola de nieve que tiene sobre el oro, el petróleo, la deuda pública, el mercado de importación y exportación y, al final del proceso, las cotizaciones. Más de 332 puntos de descenso para el Dow Jones y una caída de alrededor del 1,7 % para el selectivo S&P 500 y el Nasdaq conformaron el balance.

Durante todo marzo, el dólar se fortaleció 3,3 %, hasta tener bien cerca lo que los expertos habían vaticinado para bien avanzado el 2016: la paridad con el euro. Por no hablar de el yen, que se cambia actualmente a más de US$ 122 la unidad.

Así, los analistas pasaron la jornada describiendo el efecto del fortalecimiento del dólar y echando más leña al fuego diciendo que esta será la tendencia a corto plazo para la divisa estadounidense.

Aunque simbolice la fortaleza de la economía de Estados Unidos, las reglas matemáticas de sus consecuencias son sencillas: el petróleo (ver recuadro) y el oro se abaratan, y la deuda pública estadounidense se hace menos atractiva para los compradores extranjeros, como cualquier compra o transacción económica en el país

Mercado local.

El tipo de cambio volvió a subir ayer, por tercera sesión consecutiva, con un mercado que mostró una fuerte disposición compradora, más que nada al inicio, para luego comenzar a ceder ante una mayor presión vendedora.

El dólar interbancario fondo se promedió a $ 25,139, el nivel más alto desde el 14 de abril de 2005, lo que supuso un avance diario de 0,22%. Así, la divisa acumula un alza de 2,03% en marzo y de 3,31% en el año.

En tanto, el Banco República (BROU) incrementó cinco centésimos la pizarra hasta $ 24,75 la compra y $ 25,50 la venta. En ambos casos se trata de un nuevo máximo desde marzo y julio de 2005 respectivamente.

Los montos operados por medio de las pantallas de la Bolsa Electrónica de Valores (Bevsa) alcanzaron los US$ 33,7 millones. Agentes cambiarios consultados por El País dijeron que la presión alcista sobre el dólar en el mercado local se dio durante la mañana. En ese momento del día el tipo de cambio se llegó a operar a $ 25,30, desde los $ 25,10 con que había finalizado el lunes.

Sin embargo, en las horas siguientes la divisa en el vecino país comenzó a ceder y los agentes locales comenzaron a vender dólares, aprovechando para retirar ganancias tomando en cuenta los elevados precios alcanzados. (Con información de EFE y Reuters)

Petróleo Brent en US$ 56,39

El barril de crudo Brent para entrega en abril cerró ayer en el mercado de futuros de Londres en US$ 56,39, un 3,65 % menos que al cierre de la sesión anterior. El crudo del mar del Norte, de referencia para Ancap, terminó la sesión en el International Exchange Futures con un descenso de US$ 2,14 respecto a la última negociación, cuando finalizó en US$ 58,53. La fortaleza del dólar respecto a divisas como el euro volvió a lastrar los precios del crudo, cuyos futuros se negocian en los mercados internacionales en la moneda estadounidense. En tanto, el petróleo intermedio de Texas (WTI) cayó un 3,42% y terminó en US$ 48,29 por barril. Al cierre de la sesión los contratos a futuros para entrega en abril se ubicaron en US$ 1,71 por debajo del cierre del lunes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)