¿EL GRAN HERMANO FISCAL?

DGI cambia formas de control a personas de ingresos altos

Irá por más datos de privados para poder cruzar y fiscalizar pago de IRPF.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
DGI: encuesta da que 80 % de uruguayos está dispuesto a pagar tributos. Foto: A. Colmegna

La Dirección General Impositiva (DGI) avanza en "formas de control diferentes" sobre las personas de mayores ingresos y creó una unidad permanente de inspectores para el seguimiento de estos casos. El director general de Rentas, Joaquín Serra, manifestó que ya se han reliquidado impuestos a estos contribuyentes y que la información surge del cruzamiento de datos.

"Generalmente (estas personas) tienen ingresos que no surgen de la relación de dependencia como trabajador por tanto requieren formas de control diferentes, que estamos inaugurando", expresó. La fiscalización se centra en la liquidación del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y el Impuesto al Patrimonio.

Serra señaló que "en muchos casos" en estos sectores de la población los ingresos derivan "de una actividad independiente donde no hay agentes de retención de impuestos y solamente se les cobra por la declaración jurada de la propia persona". Así ocurre con los médicos que actúan en block quirúrgicos y recientemente fueron inspeccionados por el fisco, entre otras profesiones.

Ante este escenario, el jerarca consideró necesario que la DGI "identifique si hay incumplimientos, los documente y cite a la persona para aclarar su situación tributaria".

Para realizar el cruzamiento de datos, la DGI en los últimos años solicitó información sobre el gasto de grandes contribuyentes a clubes deportivos, instituciones educativas, automotoras y recientemente a las tarjetas de crédito. "Las fuentes de información son variadas. En función de la experiencia de control identificamos nuevas fuentes y si es necesario le solicitamos (los datos) y lo seguiremos solicitando porque nuestro trabajo se basa en el análisis de información", señaló el director de Rentas.

Respecto a la reliquidación de impuestos de estos contribuyentes, Serra reiteró cifras divulgadas hace algunas semanas: entre 12 y 15 personas con un promedio de un millón de pesos de reliquidación por IRPF.

La unidad dentro de la DGI para el seguimiento de los individuos de mayores ingresos continúa el trabajo hecho por un grupo especial que investigó a las personas físicas uruguayas con sociedades creadas por el estudio panameño Mossack & Fonseca y que aparecieron en la filtración de los Panamá Papers.

Ayer en un evento de la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM), Serra expuso acerca de los principales objetivos de la DGI para este período. Uno de ellos es el combate a la evasión fiscal y dentro de ese cometido se enmarcan los controles sobre los grandes contribuyentes.

Según datos de una encuesta tributaria que presentó el director de Rentas, el 80% de los uruguayos están predispuestos a pagar sus impuestos, pero entre el 20% restante hay un grupo importante de personas que "no quieren pagar y lo hacen solo si la DGI controla".

Por eso, Serra explicó que la otra meta del organismo (aparte de la fiscalización) es facilitar el cumplimiento voluntario de las obligaciones impositivas avanzando en el modelo de atención "para que el contribuyente tenga las mejores posibilidades (de pago) de forma ágil y económica".

A su vez, mencionó que se pretende seguir incorporando empresas a la facturación electrónica. El objetivo para este año es lograr que el 60% de la facturación del país se realice de esta manera.

También la DGI está implementando una "adecuación de su estructura organizativa" con la creación de una nueva división que gestionará la información de los contribuyentes recibida de las diferentes secciones del organismo.

Recaudación.

El director de Rentas informó que la recaudación de la DGI entre enero y agosto creció 1,8% en términos reales (por encima de la inflación) en relación al mismo período de 2015.

Serra manifestó que los números están "dentro de los parámetros esperados" dado que la economía uruguaya "está creciendo a menor ritmo y la recaudación de la DGI acompaña" este proceso. El último dato divulgado por la DGI marcaba un crecimiento de la recaudación neta de 2,3% en el primer cuatrimestre de 2016, mientras que en 2015 cerró el ejercicio con un aumento de 0,8%.

240.000 documentos por IRPF e IASS ante la DGI.

La Dirección General Impositiva (DGI) recibió unas 240.000 declaraciones juradas del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y del Impuesto de Asistencia a la Seguridad Social (IASS) durante la campaña correspondiente al ejercicio 2015 que finalizó en agosto. "Los contribuyentes en algunos casos tuvieron devoluciones y en otros tienen saldos a pagar que pueden hacerlo hasta en cinco cuotas", detalló el director de Rentas, Joaquín Serra. En abril del año próximo empezarán los controles sobre los sujetos obligados: trabajadores que tenían más de un empleo o los jubilados con más de una pasividad cuyos ingresos superaron los $ 486.390 nominales en 2015.

Aduanas pretende aplicar gestión de riesgo sobre personas y autos.

La exposición del director de Aduanas, Enrique Canon, se centró en el proceso de transformación de la gestión que está llevando adelante y que recientemente tuvo un revés con un fallo adverso del Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA). "Si no progresa (la reestructura) vamos a tener problemas. Uno de los cuellos de botella para que Aduanas se modernice es el gerenciamiento que se hace sobre la base de una estructura adecuada", manifestó.

También informó que en los últimos seis años se redujo el número de funcionarios de 1.163 a 863 pero "la productividad del trabajo se ha incrementado". Canon sostuvo que el personal "es suficiente" aunque habrá ingresos destinados a los puestos de frontera.

Por otra parte, el jerarca destacó que se mejoró la efectividad de los controles sobre exportaciones, importaciones y tránsitos con la aplicación de un nuevo sistema de gestión de riesgo. "Sería imposible detener y revisar todas las cargas. Una aduana seria y moderna hace gestión de riesgo, dice esta carga no tiene riesgo y la dejo pasar, y la otra que sí tiene riesgo por variables diversas se verifica", explicó respecto al método utilizado.

A su vez, adelantó que un objetivo hacia el final del período es aplicar este sistema para los controles sobre individuos y vehículos. "Precisamos multiplicidad de información para decir este pasajero tiene riesgo o no. Tenemos que trabajar junto con Migraciones y el Ministerio del Interior para inventar un sistema inteligente que detenga al (pasajero o vehículo) riesgoso y deje pasar al que no", expresó Canon.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)