TÁCTICAS PARA COMBATIR LA EVASIÓN

DGI prepara nuevo software para mayor control en redes

Rastrea ventas por Internet y provee datos para fiscalizar a los vendedores.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El gobierno pretende aumentar sus ingresos con los cambios tributarios. Foto: F. Ponzetto

La Dirección General de Impositiva (DGI) se encuentra probando un nuevo software para intensificar los controles sobre las ventas que se realizan a través de Internet y redes sociales. Mediante un escaneo virtual, se registran las transacciones por esta vía y se genera una base de datos de los vendedores, para luego comprobar si están tributando por dichos negocios.

El director de Rentas, Joaquín Serra, confirmó a El País que la nueva herramienta de control está siendo probada por la división Fiscalización. "Estamos en una primera etapa de ensayo, evaluando la eficacia del software", indicó.

Explicó que el sistema tecnológico accede a los datos mediante un rastreo en "las redes y escaneando (la información) de los distintos portales y sitios web, lo que permite luego generar una base de datos con información sobre las ventas u ofertas de distintos artículos de bienes y servicios" que se efectúan por Internet.

"Tiene que ver (estos controles) con transacciones formales, es alguien que oferta vender (por Internet) un determinado bien a un precio establecido", agregó el director de Rentas. A su vez, aclaró que "mucha gente utiliza las redes para vender productos formalmente y para ellos no hay ningún problema", sino que se busca detectar quienes hacen negocios en la informalidad.

Luego de este proceso de rastreo y acceso a la información, la DGI "con ciertos criterios de búsqueda que se establecen puede identificar a los vendedores o distintos indicios de una transacción económica que permite después controlar comparando con nuestra base tributaria y detectar posibles evasiones".

Consultado sobre plazos para su aplicación efectiva, Serra señaló que las pruebas "llevan su tiempo para hacer una correcta evaluación" y luego recién se avanzará en la implementación del software para tareas de fiscalización.

De esta manera la DGI continuará intensificando la base de datos que posee acerca de los negocios que se realizan y los contribuyentes. El mes pasado al disertar en un evento de la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM), Serra reveló que el cruzamiento de información proveniente de diversas fuentes resulta clave para los controles del fisco.

De hecho, el ex titular de Rentas y actual subsecretario de Economía, Pablo Ferreri, al participar días atrás de las Jornadas de Informática de Actualización Profesional 2016 dijo que el caudal de información que maneja la DGI se multiplicó por mil en la última década. "Pasó de manejar millones de registros a miles de millones", remarcó.

El jerarca agregó que el mayor acceso a datos surge "en un porcentaje muy importante" por la incorporación en muchas empresas de la facturación electrónica, que permite al fisco tener en tiempo real la información del contribuyente y de terceros con los que haya mantenido una relación comercial.

"Cada vez se maneja más información, el desafío es usarla cada vez mejor para que no sea simplemente una acumulación de datos sino que se transformen en información necesaria y útil para la toma de decisiones", expresó.

En ese sentido, Ferreri indicó que no solo el fisco u otros organismos como la Aduana pueden mejorar su fiscalización ante este nuevo escenario, sino que la mayor información debe servir "para generar mejores servicios" para la ciudadanía.

Ya en 2014, cuando Ferreri estaba al frente de la DGI, se realizó un operativo centralizado en restaurantes y boutiques ubicadas en Pocitos y Punta Carretas, que habían sido inspeccionadas previamente utilizando datos surgidos de las redes sociales, entre otros indicadores.

En ese momento, los responsables del operativo explicaron que se monitoreo a varias empresas a través de Facebook y la aplicación PedidosYa, que permite pedir comida con el celular y deja un registro de las ventas que realiza cada comercio. También se observó las ofertas de productos que se hacían en los sitios de descuento Woow y Groupon.

Aparte de cruzar información para controlar ventas, el fisco también lo utiliza para la fiscalización de los tributos de las personas físicas. Hace unos meses la DGI creó una unidad permanente de inspectores centrada en el control de los individuos de mayores ingresos. Comenzó a funcionar investigando a los uruguayos con sociedades creadas por el estudio panameño Mossack & Fonseca que aparecieron en la filtración de los Panamá Papers y detectó montos de evasión superiores en promedio al millón de pesos en una quincena de contribuyentes.

Inmobiliarias molestas por control antilavado.

Desde 2010 las inmobiliarias están dentro de los agentes no financieros que deben realizar diligencias antilavado y reportar operaciones sospechosas. La obligación sigue provocando rechazo en los operadores y afecta la actividad del sector según expresaron en la última sesión de la Comisión de Hacienda representantes de la Asociación de Inmobiliarias de Maldonado Punta del Este (Adipe-Cidem).

"No estamos de acuerdo, porque creemos que nos estamos convirtiendo en algo así como en gendarmes de la gente. Sentimos cierta aprensión de tomar a priori una especie de juicio de la forma de proceder de otra persona que no conocemos, en el sentido de si es o no narcotraficante, si es o no un lavador de dinero, si es o no un terrorista, si es o no una persona que vive del dinero en negro porque, en realidad, no tenemos la formación para hacerlo", manifestó el presidente de Adipe-Cidem, Jorge Díaz.

Además, cuestionó que la ley antilavado ponga "al sector inmobiliario como el primer eslabón. Pensamos que en el Estado hay otros medios para prevenir estas cuestiones, como los bancos, los profesionales, pero no primero nosotros". Díaz señaló que estos controles traen "inconvenientes" para la actividad y que "hace unos cuantos meses, se ha parado el negocio inmobiliario en Punta del Este de una manera atroz".

Mencionó que la inversión se ha reducido "porque es muy difícil entrar dinero a Punta del Este, sin saber si es blanco o negro". A su vez, indicó que los augurios sobre una temporada histórica que hace el gobierno "no son ciertos" y explicó que "la temporada para nosotros ya empezó tarde, porque la gente no puede girar, está en pleno blanqueo (en Argentina), y no quiere mover la cuenta que tenga en Punta del Este, sea grande, mediana o pequeña".

"¿Qué es lo que queremos controlar? Ni en Argentina, ni en Brasil, ni en Chile existe esto. ¿Tiene que existir en Uruguay?", sentenció el titular de Adipe-Cidem.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)