PUERTO DE MONTEVIDEO

No más edificación en el área portuaria

Se demolieron depósitos y se hicieron rellenos por crisis de espacio operativo.

Recimentación de los muelles 8 y 9, y demolición de sus antiguos depósitos. Foto: El País
Recimentación de los muelles 8 y 9, y demolición de sus antiguos depósitos. Foto: El País

Hace medio siglo que el puerto de Montevideo sufre una crisis de espacio operativo, y tanto es así que el expresidente de la ANP, Ing. Eduardo Álvarez Mazza, tomó la decisión de demoler los antiguos depósitos de hormigón contiguos a los muelles del puerto, primero por obsoletos, pero también para descomprimir el área portuaria desbordada por el movimientgo de camiones con contenedores; 10 depósitos, verdaderos búnkeres o "Monumentos al Hormigón Comprimido".

Fue una inversión de varios millones de dólares que valió la pena pues trajo oxígeno al área, o sea que se recuperaron unos 40 mil metros cuadrados de espacio. Años más tarde el proyecto de TCP se lanza a la recuperación de tierra firme mediante rellenos de aguas tomadas a la bahía porque el área recibida era insuficiente y se hizo una recuperación de más de 20 hectáreas, para lo cual invirtió millones de dólares. Más tarde la ANP para su acceso norte de 10 hectáreas invirtió algo así como más de 10 millones de dólares. En estas tres históricas operaciones los actores no sólo no tomaron un solo metro cuadrado del recinto portuario, sino que se lo ganaron a la bahía con fuertes inversiones y eso estuvo bien.

Sin embargo, hoy día cuando viene un tren ferroviario con pinos del interior y los camiones se acercan para descargarlo y llevar los palos al costado del barco, lo vimos, se produce un caos, o en todo caso obstaculiza toda el área. Es que no hay espacio en el puerto, desplazarse en auto propio ya es sumamente peligroso. Nuestra cuarta imagen en este paneo de situación son las terminales extraportuarias que se han abierto alrededor del puerto a no más de 10 kilómetros de distancia para guardar contenedores vacíos. Es que el puerto no es depósito de contenedores vacíos, sino que los únicos que deben verse allí son los que van a embarque inmediato. Así que no parece apropiado y es un tema que debe estudiar cuidadosamente la ANP, de autorizar levantar infraestructuras que resten al actual área portuaria espacio operativo reservado más bien para el desplazamiento de los medios de transporte como el camión y el ferrocarril. Un depósito dentro del puerto mueve miles de camiones, de personas y de autos.

No se explica, al menos nosotros no lo vemos claro, por qué y cuál fue la razón de haber autorizado hace ya muchísimos meses la construcción de un depósito de 22 pisos para oficinas dentro del recinto portuario. Vemos sí la construcción de infraestructuras en proyectos mayores, pero en tierras de relleno tomadas a las aguas de la bahía. Tampoco se explica la excesiva demora de la empresa en ejecutar la obra, si es que tiene una explicación. Era sin duda una atractiva inversión que, sin embargo, se pudo haber hecho apenas cruzando la rambla portuaria. Pero, como dice el refranero popular, no hay mal que por bien no venga porque de haberse ejecutado la obra en tiempo, hoy habría que demoler el edificio para dar paso al ferrocarril de UPM que va al puerto. Es nuestra idea.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)