LA SALIDA DEL REINO UNIDO DE LA UE

"No sabemos" efecto de Brexit y hay "dificultad" para crecer

Lo dijo el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori ante Diputados.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Astori utilizó varias gráficas para describir el panorama de la economía uruguaya. Foto: A. Colmegna

El ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori señaló que "si faltaba algún elemento de volatilidad o incertidumbre, lo hemos tenido" con la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) —Brexit— de la que "no sabemos cuáles serán los efectos financieros reales y las repercusiones que producirá" en Europa, la región y "en particular, sobre nuestro país".

Eso se suma a un panorama regional complicado que afecta a Uruguay, donde los datos del primer trimestre del Producto Interno Bruto (PIB) "confirman las grandes dificultades que hay para crecer", afirmó el ministro al presentar la Rendición de Cuentas ante la comisión de Hacienda de Diputados, según la versión taquigráfica.

Además del efecto que puede causar el Brexit, Astori describió un sombrío panorama en la región. "Especialmente en 2016 y 2017, la situación de Brasil va a seguir pesando mucho y negativamente en la economía uruguaya", consideró.

"Con Argentina pasa lo mismo: estamos previendo una caída de 1% para el año 2016 y en los años futuros una levísima recuperación que, obviamente, será una buena noticia para Uruguay, al igual que en el caso de Brasil", agregó. Ayer Argentina divulgó que en el primer trimestre su economía creció 0,5% frente a igual período de 2015, pero cayó 0,7% frente al cuarto trimestre de 2015 (ver aparte).

Con ese panorama, "los datos del primer trimestre" del PIB (cayó 0,1% respecto al primer trimestre del año pasado) "confirman las grandes dificultades que hay para crecer y, en particular, para retomar la senda de crecimiento vigoroso que tuvimos en el pasado", señaló el ministro a los legisladores.

Astori puntualizó que "no" cree "que este resultado de los primeros meses del año 2016 nos permita sacar conclusiones generales acerca de lo que va a pasar en el país. En todo caso, las dificultades para crecer son notorias y con las cifras con las que hemos comenzado este año no es necesario fundamentarlo mucho".

Según Astori, "la meta" (de crecimiento de la economía) que nos hemos trazado es bien conservadora para este año". En la Rendición de Cuentas el gobierno proyecta un alza del PIB de 0,5% para 2016.

"Para los años 2017-2019, se espera que el crecimiento de Uruguay sea similar al promedio de la región. Esto es para todo el resto del período de gobierno", indicó el ministro. El gobierno prevé que la economía uruguaya crezca 1% en 2017, 2% en 2018 y 3% en 2019.

Motores no aparecen.

Si bien, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) prevé un crecimiento acelerándose a partir de 2017, los "motores" de la economía del lado de la demanda, no aparecen.

Eso fue reconocido por el propio Astori. "Los tres componentes de la demanda (exportaciones, consumo e inversión) han mostrado comportamientos que han conducido a la carencia de factores de crecimiento del producto", afirmó.

"El consumo ha tenido una evolución decreciente importante" y "la inversión total ha tenido una caída importante", dijo Astori y añadió que "las exportaciones también cayeron".

De hecho, el MEF prevé que las inversiones caigan 5% y las exportaciones de bienes y servicios bajen 1,7%. Sin embargo, estima que el consumo crecerá 0,3% este año.

Ya para 2017 prevé que las inversiones aumenten 2,5%, que las exportaciones crezcan 2,8% y que el consumo vuelva a incrementarse en 0,3%.

"Obviamente, una situación de este tipo se tiene que reflejar en el mercado de trabajo y en ese sentido estamos encarando una coyuntura compleja", admitió el ministro.

De hecho, el MEF proyecta que la cantidad de trabajadores caiga en 0,7% este año y que crezca apenas 0,1% en 2017.

Inflación.

Sobre la suba de precios al consumidor, el ministro dijo algo que ya ha dicho en otras ocasiones: "es un problema en Uruguay y es un desequilibrio macroeconómico fundamental que hay que combatir".

En ese sentido, justificó que parte del 11% de inflación en los 12 meses cerrados a mayo se debe a factores transitorios.

Entre ellos, ubicó a "frutas y verduras" con el "tremendo crecimiento que tuvieron los precios de estos productos en mayo de 2015 y mayo de 2016". Estos explican 1,2 punto porcentual del 11%. A su vez, mencionó "al cigarrillo" —se encareció 29% en los 12 meses a mayo— debido al ajuste del Imesi que lo grava. Ese producto explicó 0,7 punto porcentual del 11%.

Competitividad.

Uno de los indicadores económicas que muestra una mejoría es el de la competitividad. Medida a través del Índice de Tipo de Cambio Real (TCR) volvió a incrementarse en mayo en comparación a abril 0,22%, constituyendo el cuarto aumento mensual consecutivo.

Según surge de la información publicada ayer por el Banco Central (BCU) pese a haber comenzado con una fuerte caída en el primer mes del año (-4,79%), el TCR de la economía se encuentra ahora en números positivos en el acumulado anual, habiendo crecido 1,52% en los primeros cinco meses.

En contraste a lo que ocurriera durante los primeros cinco meses del 2015, este año se ha comportado más favorablemente el indicador que corresponde a los principales socios regionales. En efecto mientras la economía se encareció 2,1% frente a los extraregionales, se abarató 4,6% respecto a Brasil y Argentina.

Argentina está en recesión.

El Producto Interno Bruto (PIB) de Argentina creció un 0,5% en el primer trimestre del 2016, dijo ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), muy por encima de lo esperado por analistas. Sin embargo, el indicador se contrajo un 0,7% —de forma desestacionalizada— comparado con el cuatro trimestre del 2015, acumulando tres bajas consecutivas, por lo que técnicamente la economía habría ingresado en una recesión. La economía de Argentina debe terminar de zafarse de algunas herencias del gobierno anterior para afianzar un camino de mayor crecimiento a partir de la segunda mitad de este año y en el 2017, dijo ayer el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay. "(Sabíamos que) iba a ser compleja la primera mitad del año", añadió. REUTERS

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)