Advierten cierre de comercios y otros que se pasaron a la “informalidad”

Empresarios de Maldonado dicen que "angustia" la menor actividad

Desde la recientemente creada Intergremial de Maldonado, los comerciantes aseguran que el departamento vive una coyuntura económica y financiera "angustiante" que afecta a todos los sectores de una u otra forma.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La principal calle de Punta del Este muestra signos de menor actividad. Foto: R. Figueredo

El invierno se hace sentir cuando le quedan aún tres semanas por delante y la primavera no se vislumbra tampoco como quieren los empresarios.

Comercios cerrados y propietarios endeudados con dificultades para poder mantener sus locales en funcionamiento es el panorama que alertan las gremiales empresariales.

La situación fue advertida por la Intergremial de Maldonado, integrada por la Cámara Empresarial de Maldonado, la gremial inmobiliaria Adipe-Cidem, la Unión de Comerciantes Minoristas de Maldonado, la Red de Carniceros de Maldonado, la Asociación Uruguaya de Seguridad, la Corporación Gastronómica de Punta del Este, el Centro de Hoteles de Punta del Este, la Patronal de Taxis de Maldonado, la Sociedad de Fomento Rural de Maldonado y la Cámara de la Construcción del Este.

Desde la Intergremial se asegura que la devaluación en Brasil impactó en la llegada de los turistas de ese país, mientras la crisis argentina hizo lo mismo con los vecinos del otro lado del Río de la Plata. La presión tributaria y los costos domésticos hacen estragos entre los comercios, dicen los empresarios.

"Todo esto arma un cóctel duro de tragar para los comerciantes que deben, además, enfrentar la informalidad que genera la coyuntura. A los informales nadie los controla. En realidad, hay departamentos enteros del país que jamás han sido inspeccionados por las autoridades", dijo José Pereyra de Brum, titular de la Cámara Empresarial de Maldonado.

"La parada de taxímetros del hotel Enjoy Conrad es un claro ejemplo de lo que está pasando. En el mismo mes que el año pasado se realizaron viajes por $ 500.000, este año el mismo mes cobraron $ 100.000. Un descenso del 80%", graficó.

El comerciante añadió que "hay hoteles cuyos propietarios están perdiendo plata. Entre julio y agosto de este año los hoteles tuvieron una ocupación que fue 60% menor al mismo período del 2014".

Además, dijo que "el 40% de los almacenes y minimercados están trabajando en negro, se pasaron a la informalidad como única forma de salir adelante y poder subsistir de alguna forma. Con los gastronómicos pasa lo mismo. Los dueños de los restaurantes optaron por cerrar entre marzo y diciembre".

Pereyra explicó que el sector inmobiliario es de los más afectados con casi 100 empresas que pasaron a la informalidad entre 2014 y 2015. "Estas inmobiliarias no se dieron de baja, pasaron a trabajar en negro. Sus propietarios y sus empleados. Y eso afecta a las empresas que cumplen con todos los requisitos", expresó. "La informalidad en el sector inmobiliario es del 80%", advirtió.

Por otra parte, la Intergremial también cuestionó las altas tasas que cobran las empresas emisoras de las tarjetas de crédito a los comerciantes.

"Los altos costos que significan las ventas mediante tarjetas de crédito es uno de los aspectos que más preocupa al sector empresarial. Los valores que cobran las empresas emisoras son desproporcionados; son cuatro veces más caros que la media internacional. La ley de bancarización es una señal del gobierno en apoyo a las financieras que son meras especuladoras internacionales", finalizó.

Malestar por posibles auditoríasde la DGI.


Una carta remitida en los últimos días por la Dirección General Impositiva (DGI) a los comerciantes del departamento causó malestar entre los integrantes de la Intergremial de Maldonado.

Tal como informó El País el pasado sábado, la DGI notifica a los empresarios sobre las probabilidades de ser auditados y las sanciones que acarrea evadir impuestos.

Los integrantes de la Intergremial no ocultaron su malestar con el gobierno y en particular con la oficina recaudadora por la forma en que esta repartición trata al comercio establecido y lo que calificaron como "indiferencia ante el informalismo". La carta fue calificada como "intimidatoria y amenazante" y se acusó a la DGI de manejarse de forma "arbitraria" y "discriminatoria" con el comercio legalmente establecido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)