CAÍDA EN LAS VENTAS Y EN EL MARGEN

Empresarios son optimistas sobre economía y su negocio

Por 1ª vez en varios años, según encuesta de KPMG; no ven “efecto Trump”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
3,8% fue el crecimiento de la Industria en julio-septiembre frente al segundo trimestre. Foto: Pixabay

En 2017 y por primera vez en varios años, los empresarios son optimistas sobre la marcha de la economía. Una gran mayoría de los empresarios espera que la inflación será de 8% o más y que el dólar cotice a fin de año a $ 32 o más. A su vez, siete de cada 10 no prevé impacto alguno en su empresa del nuevo escenario internacional con Donald Trump como presidente de Estados Unidos.

Esas son las principales conclusiones de la 21ª edición de la Encuesta de Perspectivas Empresariales que realiza KPMG (y a la que accedió El País).

El sondeo se realizó entre el 17 de noviembre y el 10 de diciembre pasados, "a los directores, gerentes generales y gerentes financieros de 133 medianas y grandes empresas representativas provenientes de diversos sectores de actividad, con una dotación media de 170 trabajadores", indicó el informe.


Si no puede ver la infografía haga click aquí

Economía.

"Por primera vez en varios años" —resaltó el informe— las perspectivas de las empresas sobre la situación económica para el año que comienza son netamente positivas. Un 54,9% respondió que espera mejores condiciones frente a un 21,7% que espera que las condiciones sean peores y 23,4% espera que se mantengan.

En cuanto a las percepciones sobre su propia empresa, para aquellas que venden al mercado interno, el 52% espera un aumento en facturación para el año 2017 frente a un 20% que espera una caída y 28% que se mantenga. Mientras que entre los que exportan, 48,6% espera un incremento de las ventas , 19,5% una caída y 31,9% que se mantengan. KPMG aclaró que "la mayoría de las empresas consultadas que exportan, también tienen ventas destinadas al mercado interno".

Sobre si espera un efecto en su negocio por la asunción de Trump, "una mayoría del 71,1% respondió que no espera impacto alguno".

En cuanto a las perspectivas de crecimiento para los próximos 12 meses, "se detecta mayor optimismo para la propia empresa que para la economía en su conjunto, así como también para la industria a la cual pertenece dicha empresa", indicó KPMG.

El 61,2% tiene perspectivas "positivas" de crecimiento para la empresa frente a un 38,8% que no. Para la economía uruguaya, el 53,4% tiene perspectivas "positivas" de crecimiento en los próximos 12 meses, frente a 46,6% que no. Para su sector, predomina la visión negativa (52,6% de respuestas) frente a la positiva (47,4%). Mientras que para la economía global, las perspectivas positivas son del 54,9% frente al 45,1% de negativas.

"Cuando se les pregunta a las empresas cuáles son las perspectivas para los próximos tres años, la diferencia entre optimistas y pesimistas es mucho más amplia, incluyendo la propia industria", señaló el informe. El 83,5% ve perspectivas "positivas" para su empresa en los próximos tres años, mientras que en la economía uruguaya el 74,4% se manifestó así, en su industria el 71,4% y en la economía global el 75,9%.

Inflación y dólar.

En materia de inflación, "tan solo el 5,5% espera que el Índice de Precios del Consumo (IPC) cierre el año con una variación interanual inferior al techo de la meta de inflación del 7% fijado por el Banco Central (BCU)", destacó la consultora.

"Una mayoría relativa del 40,6% espera que la inflación se ubique entre el 8% y el 9%, es decir que se mantendrá en los niveles en torno a los cuales registró en el buena parte del año 2016", añadió. En total, un 74,2% ve una inflación superior a 8%.

"En cuanto a la evolución del tipo de cambio, la expectativa de los empresarios apunta claramente a una mayor depreciación de la moneda local. El 93% considera que el tipo de cambio cerrará el año 2017 por encima de los 30 pesos", indicó el informe. En 2016, la moneda estadounidense culminó en $ 29,256.

Clima de negocios.

"Tal como había ocurrido en el año 2015, en el presente relevamiento volvió a verificarse un mayor número de empresas con una calificación negativa (28,3%) del clima de negocios en términos generales en comparación con las empresas de calificación positiva (22,1%)", señaló el informe. Aunque casi la mitad (49,6%) tiene una calificación "neutra".

En la encuesta, se preguntó a las empresas "cómo califican el clima de negocios en base a una serie de aspectos puntuales considerados por separado. Tal como fuera recogido en relevamientos previos, la percepción es ampliamente favorable en las categorías seguridad jurídica (57,1% bueno/muy bueno y 21% malo/muy malo), régimen de promoción de inversiones (50,8% bueno/muy bueno y 11,7% malo/muy malo), estabilidad macroeconómica (39,1% bueno/muy bueno y 18,7% malo/muy malo) y disponibilidad de financiamiento (53,1% bueno/muy bueno y 14,9% malo/muy malo)", expresó KPMG.

"Se destaca la mala visión que tienen los empresarios en régimen tributario (61.7% con mala calificación), la calidad de la infraestructura en transporte y logística (60.2% con mala calificación) y las relaciones laborales (56.2% con mala calificación)", agregó.

En el sondeo se pidió a las empresas que ordenaran seis variables relacionadas con el entorno económico siguiendo un criterio de importancia del 1 al 6 (siendo 1 lo más preocupante y 6 lo menos preocupante). "El 70% de las empresas clasificó en primer o segundo lugar a la competitividad como la variable sobre la cual se ciernen las principales amenazas o debilidades, seguido por el déficit fiscal (51% la clasificó en primer o segundo lugar)", se indicó en el reporte.

"La inflación y la infraestructura son los siguientes aspectos que concitan mayor preocupación entre los empresarios, aunque cabe señalar que la inflación fue menos señalada en comparación con los registros de años anteriores", añadió.

Menos empresas prevén invertir en 2017 respecto a la cifra de 2016.

"En lo que respecta a la evolución esperada de la dotación de empleo, las respuestas fueron bastante parejas", indicó KPMG. "El 23,7% de las empresas consultadas espera incrementar la plantilla (3,1% incrementará significativamente y 20,6% lo hará moderadamente) frente a un 21,4% que espera una disminución (2,3% lo hará significativamente y 19,1% reducirá en forma leve). En todo caso, la relación mejora en comparación con las expectativas que tenían las empresas a fines de 2015 de cara al año 2016, cuando el 14,3% había respondido que aumentaría la dotación frente a un 32,1% que la disminuiría", señaló el informe.

"Para el año 2017, el 42.7% de las empresas encuestadas piensa realizar inversiones en activo fijo. En este sentido, se advierte que dicho porcentaje ha venido decreciendo en los últimos años", se expresó.

"A la mitad de las empresas que prevén no realizar inversiones se les consultó el motivo, que podía ser más de uno. Del total de respuestas recibidas, el 31,7% se corresponde a la caída reciente de las ventas, seguido por la falta de estímulos fiscales (19,8%)", dijo KPMG.

Precios: ¿Por qué ajustaron?

Al preguntar a las empresas sobre cuál fue el principal motivo por el cual ajustó al alza los precios en 2016, se dio la opción de seleccionar más de uno. El motivo que tuvo "mayoría relativa fue el aumento de costos laborales (33,8%) seguido del aumento del tipo de cambio (25,8%). Si bien en el acumulado del año el tipo de cambio se ajustó a la baja tuvo un crecimiento importante en el primer trimestre del año, de lo que se presume que las empresas que ajustaron precios al alza por suba del dólar lo habrían hecho en ese período", dijo KPMG.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)