MARÍTIMAS

1927: entraron 4.515 naves a carbón y a petróleo y 612 veleros

El siguiente fue el movimiento portuario registrado en el año 1927 de acuerdo con las estadísticas que hemos recogido en agencias marítimas fluviales de la época, ya que ellos llevaban estadísticas, entrevistas a armadores, el astillero de Marshall, después varadero del Cerro, y numerosos personeros del ámbito fluvial, así que repasamos esta encuesta.

Vapores entrados: 3.903 (accionados a carbón o petróleo), veleros: 612, total de buques: 4.515. Vapores salidos: 3.914, veleros: 588. Total de buques: 4.502

El tonelaje total de arqueo de los vapores entrados fue de 11.741.000 de toneladas, o sea que da un promedio por cada barco de tres mil toneladas, con 120 metros de eslora, mientras que el promedio actual de los barcos que llegan al puerto de Montevideo anda en las 85 mil toneladas, con 300 metros. En cuanto a los veleros, según nuestros datos, daba un tonelaje total de 40 mil toneladas, lo cual nos dice que cada una de estas embarcaciones no tenía más de 65 toneladas.

Los buques que atracaron en los muelles de las dársenas fueron 2.130 vapores y 60 veleros. El resto de los barcos operaban fondeados en las dársenas, que era una práctica muy aceptada desde antes de la construcción del puerto en 1909, e incluso fue necesario obligar a los barcos a utilizar los nuevos muelles. No querían atracar en el muro porque era caro, así que la ANP por decreto los obligó al atraque. Fondeados en el antepuerto los barcos recibían o descargaban las lanchas, y a los pasajeros los bajaban o subían a los grandes transatlánticos con remolcador u otra embarcación a motor menor. Estas eran las famosas lanchas del puerto. Los grandes barcos de pasajeros comenzaron a atracar a muelle a partir de la I Guerra Mundial, y fue una dura lucha de la ANP para hacerlos utilizar los flamentes muelles del puerto.

Agua potable.

Otro dato interesante es el referido al suministro del agua potable, y estamos hablando del año 1927. El suministro de agua potable ha sido una larga tradición en Montevideo por su calidad, que era famosa y viene seguramente del año 1530, probablemente desde el viaje de Solís. Para ese propósito habían entrado al puerto de Montevideo 5.202 naves a las que les proveyeron con casi 100 mil metros cúbicos.

La propaganda de la época manejada por la Administración del Puerto de Montevideo, cuyo primer presidente fue Alfredo Labadie, afirmaba que “el agua potable de Montevideo era reputada de excelente calidad y limpidez, siendo provista por la empresa inglesa The Montevideo Waterworks & Cia. y es la misma que bebió la población de Montevideo hasta los años 1950”. El puerto compraba el agua a la compañía inglesa a determinado precio, con el correspondiente plus se la vendía a los aguateros a más precio, y estos a los barcos con el correspondiente lucro o comisión.

La capacidad de proveer agua a los barcos por parte del puerto se publicitaba a razón de 60 toneladas, y de noche por mejor presión, 90 toneladas; no se explica si es por hora o por día.

Como se ve, ya entonces, Montevideo era un puerto de servicios y de apoyo a la navegación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)