Analistas alertan que será año “complejo” y por ahora descartan “frenazo”

Estiman que el PIB se desacelerará y que haya "viento de frente"

La economía uruguaya volverá a crecer en 2015 pero a tasas más bajas que marcaran con más fuerza la senda de enlentecimiento que ya reflejan los números de 2014, según coinciden los analistas consultados por El País.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
montes

Sostienen que será un año "complejo" con tasas de crecimiento de entre 2% y 3%, en un escenario donde alrededor de 1 punto de la expansión corresponderá a la producción de la planta de celulosa de Montes del Plata en Conchillas que por primera vez operará todo un año.

El economista Aldo Lema de Vixion Consultores sostuvo que si bien es prematuro hablar de "frenazo" esto no se puede descartar. "El escenario central sigue contemplando una desaceleración adicional durante 2015, sobre todo al excluir el impacto positivo de Montes del Plata", expresó. Lema mantiene la proyección de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para este año de entre 2% y 3%.

Por su parte, la economista de Deloitte, Florencia Carriquiry expresó que la proyección de crecimiento es por el momento de 2,8% anual, cifra que contrasta con lo previsto para países como Brasil y Argentina.

No obstante, si se excluye el efecto de Montes del Plata, el resto de la economía estaría creciendo por debajo de 2% "mostrando un enfriamiento adicional apreciable".

La especialista añadió que la situación de competitividad actual (sobre todo frente a Brasil), de perpetuarse en el tiempo, supone "riesgos ciertos" de que la economía se frene más de lo que suponen estos pronósticos.

En tanto, el director del Centro de Economía, Sociedad y Empresa del IEEM, Ignacio Munyo sostuvo que será un año "complejo" no solo por la elaboración del Presupuesto quinquenal y las negociaciones salariales, sino también porque "por primera vez el viento está soplando de frente".

"Nuestro indicador de impulso externo —que considera los precios de los commodities, la tasa de interés internacional y percepción de riesgo emergente y el crecimiento regional— , que históricamente ha tenido un gran poder explicativo de la evolución del PBI de Uruguay para el 2015 está en valores negativos. Vamos a tener que remar muy duro para llegar a un crecimiento de 2%", sostuvo.

Para Munyo la clave pasará porque el país siga siendo atractivo para la inversión extranjera en una región. "El motor del crecimiento necesita más que nunca combustible cuando el viento empieza a soplar de frente", añadió.

En tanto, el economista de Oikos, Pablo Moya, consideró que si bien existe claramente una velocidad de menor crecimiento de la economía no debe ser catalogada de "frenazo".

"Creo que es la natural corrección de un escenario desfavorable conjugado con la adecuación a la tasa de crecimiento potencial", indicó Moya.

Para la consultora CPA Ferrere las estimaciones de expansión de la economía se mantienen en el entorno de 2,5%.

La semana pasada el economista Gabriel Oddone, expresó que si bien la economía no está en una fase de "amenaza crítica" y crecerá un 2,5% este año (aunque solo 1,5% sin Montes del Plata) y alrededor de un 2% en 2016 considerando una recuperación más lenta de la región, se atraviesa por una "etapa de transición" hacia una expansión "mucho más moderada".

"La sensación que tenemos es que todavía la sociedad uruguaya no internalizó lo que está pasando alrededor de Uruguay. Eso hace que haya una suerte de optimismo exagerado", sostuvo Oddone.

Además, consideró que el próximo Presupuesto quinquenal enfrenta tres desafíos: "incorporar la restricción fiscal imperante", definir el "timing" de la corrección fiscal necesaria y encontrar espacio fiscal para iniciativas programáticas.

"Si viéramos que la discusión presupuestal va con una programación financiera que supone que el país va a crecer a 3% en los próximos cincos años tenemos un problema. Vamos a abrir un espacio fiscal mayor al que tenemos y por lo tanto la corrección no se va a dar", había dicho.

Para el Centro de Investigaciones Económicas (Cinve), tomando en cuenta el nuevo dato de PIB y la información disponible sobre el contexto regional las estimaciones preliminares para el 2015 se mantienen en una tasa de crecimiento de 2,5%.

Asimismo, el Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé un desacelere gradual de la economía en 2015 y 2016 con una aceleración a partir de 2017 y en los dos años siguientes. "El entorno externo presenta tanto riesgos como oportunidades. Para enfrentar esos "principales riesgos para las perspectivas", Uruguay cuenta con "fuertes reservas de liquidez de los sectores privado y público" lasque "facilitarían un ajuste ordenado a los shocks externos", había afirmado el organismo en su último monitoreo de la economía uruguaya.

El MEF admite escenario más complejo y pide "cautela fiscal".

En su intervención durante el último Consejo de Ministros realizado el lunes pasado en Maldonado, el titular de Economía y Finanzas, Danilo Astori, afirmó que al elaborar el presupuesto quinquenal el gobierno "se manejará con especial cautela desde el punto de vista fiscal" porque "no podemos ignorar el contexto internacional complicado en que se encuentra Uruguay".

En este sentido, el ministro ejemplificó con la situación de Brasil, de Argentina y otras economías del mundo.

"No solo por regiones del mundo que han visto deteriorarse su situación económica, como Europa, Rusia y naturalmente los vecinos. Los vecinos, Argentina y Brasil, están con grandes problemas y eso indefectiblemente tiene impacto sobre la economía uruguaya, que ha buscado alternativas y las ha logrado", afirmó Astori el lunes. Brasil es el principal comprador de bienes uruguayos (ver aparte).

También el subsecretario de Economía y Finanzas, Pablo Ferreri también se refirió a que hay una "situación internacional compleja". En el programa Sonia Entrevista de canal 5, Ferreri dijo que ese contexto puede ser afrontado con las fortalezas acumuladas que entiende tienen la economía uruguaya.

Cinco socios comerciales complicados.

Una buena parte del crecimiento de la economía se sustentó en los altos niveles de las exportaciones, sustentadas en los buenos precios de los commodities. Pero en los últimos meses del año pasado esa situación comenzó a revertirse y el país cerró 2014 con un mínimo aumento de sus colocaciones en el exterior de 0,3%. En ese escenario de freno, cinco de los principales mercados de los productos uruguayos se encuentran en problemas. Brasil, principal socio comercial tuvo un crecimiento de 0% el año pasado y se encuentra abocado a un plan de ajuste para sanear sus cuentas públicas.

A su vez, Venezuela que era el quinto socio comercial de Uruguay enfrenta problemas económicos basados, fundamentalmente, en la caída en el precio del petróleo. Los otros tres, Argentina, la Unión Europea y Rusia también atraviesan por serias dificultades económicas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)